Etiquetas

domingo, 23 de febrero de 2020

Los jueves, Un relato: Mi encuentro con...


Nuevamente, es mi turno de conducir ser el anfitrión.
. Primero les recordaré las reglas. 

Tratar de no usar más de 350 palabras. Aunque alguna vez se puede superar un poco la extensión, para que el relato sea comprensible para el lector.
Se publicaran los relatos hasta el sábado. Una vez escrito el relato, dejen el enlace en esta entrada. 
Recuerden dejar el enlace específico, no el del blog, para agilizar que yo incluya sus enlaces.


Yo agregaría no borrar las entradas de sus relatos. Y leer, comentar los relatos de los otros participantes. 



Y ahora el tema.

Se trata de que imaginen encontrarse con alguien que tenga cierta trascendencia, cuyo nombre sea conocido. Alguien histórico, de cualquier época, algún famoso, alguna famosa, o incluso algún personaje de ficción. (Puede ser un personaje del Mara Verso, pero eso no es obligatorio). 

También pueden imaginarse cómo encontrarse alguien de los blogs.

Y a partir de ahí, no hay límites. Pueden llevarlo a estilo que prefieran.
Pueden usar la imagen de esta entrada. O la que prefieran, que piensen que representa al relato escrito.

Esperé sus relatos.

jueves, 20 de febrero de 2020

Los jueves, un relato: Videovigilancia y seguridad privada

Juan Carlos Celorio nos propone este tema:

“Con este gif que he tomado de internet podemos ilustrar la propuesta de esta semana, que es la videovigilancia, que podemos ampliar a todas las formas de seguridad privada.
Hace unos veinticinco años era impensable que hubiera tantas cámaras vigilando y tantos servicios de orden que no estuvieran realizados por policías profesionales. Es más, los humoristas Faemino y Cansado tenían una serie de gags en los que aparecía la policía del establecimiento en el que se desarrollara  cada historia para imponer su autoridad. Cuando aparecía el policía del cine, el del hipermercado, el de la pastelería o el del lugar más impensable era el momento más surrealista del gag y todos reíamos.
Pero ahora hay policías del cine, del hipermercado, de la pastelería o de tantos otros lugares y no causan hilaridad.
Así que propongo escribir sobre esos medios de seguridad, que sirven para protegernos, pero que pueden ser abusivos.
¿Qué uso tienen las videocámaras que hay en cualquier lugar? ¿Qué servicios prestan esos policías eventuales? ¿Puede haber abusos? ¿Qué pensáis de esto?
Espero que el tema os inspire y recibir vuestros relatos a partir de la noche del miércoles”.


Escribí algo, con el mínimo de corrección.

La chica del clima inicia su rutina de gimnasia, que le ha dado un cuerpo tonificado, observada por una de las cámaras de vigilancia, recientemente instalada en su casa. Su creciente fama ha despertado en ella, un cierto temor a algunos admiradores, le inquieta la posibilidad de ser acechada.
La rutina de gimnasia incluye movimientos, que podrían parecer sugestivos a algunos de esos admiradores, si pudieran verla.
Ella termina los ejercicios y pasa al baño a ducharse, algo con que algún televidente podría fantasear.
 Apresuradamente, ella sale de la ducha, apenas envuelta con una toalla, que no la cubre demasiado. Y consulta sus redes sociales.

Algún tiempo después, en el noticiero, el especialista en tecnología, habla sobre la seguridad de las cámaras de vigilancia que se conectan. Tienen la ventaja de que se puede observar a distancia, si está pasando algo fuera de común, en el domicilio. Pero se recomienda usar contraseñas de acceso, que no sean la palabra “Contraseña”. Para evitar que la vida privada quede expuesta ante hackers inescrupulosos.

Terminada la columna, el especialista se cruza con la chica del clima, a punto de dar el pronóstico. Con simpatía, con una actitud seductora, ella lo rechaza contundentemente.
Unos minutos después, ella anuncia que será el día más caluroso del año. Ella está segura de que el pico de rating, en gran parte se debe a espectadores poco interesados en el clima. Espectadores que desearían tener visión de rayos X, como el famoso superhéroe.

Algo que no necesita el especialista en Internet se ha conectado a las webcam de seguridad de la chica del clima. Es parte de su trabajo probar la seguridad de Internet, de empresas, para mejorar las medidas de protección. Para dar consejos, como usar contraseñas segura. 
Algo que sabría la escultural chica del clima, de prestarle atención a la columna de Internet. Él podría decírselo, en algún momento, algún día


Más relatos en ¿Y qué te cuento? 


martes, 18 de febrero de 2020

Sueño con musas



Aunque a veces suele ser esquiva, tomo el serio a la inspiración. Aunque no siempre parecen estar dispuestas, creo en la existencia de musas. Tal vez es lo que influyó en un sueño reciente. Hay alguna falta de coherencia, pero prefiero no agregarle detalles, sino tratar de describirlo como fue.



Tenía la visión de un aspirante a músico, tocando el saxo, en un lugar en que también había un piano. No escuchaba la música, pero tenía la sensación de su técnica era correcta, sin disfrutar su propia música. Entonces deseé que las musas lo inspiraran, para que encontrar la esencia de la música. Lo que pareció suceder.
Pero escuché la voz de unas musas descontentas, reclamando que debí haber hablado con ellas, antes de reclamar su influencia para alguien más.
Y hubo alguien con enojo con esa mujer. Y entonces percibí que las musas me abrazaban, refugiándose detrás de mí. También hubo alguien les dio la razón, que debería haber hablado con ellas, antes de pedir su intervención.
Y alguien apareció, diciendo que tenía que ensayar como actor, que las cuidara.

De repente, yo estaba en otro lugar, acompañado con ellas, invisibles pero perceptibles. Vimos a una mujer rubia subir por una escalera, una mujer que a ellas le pareció atractiva.
Hubo una conversación alegre, burlona. Y así terminó el sueño.

Reconozco que no fue algo muy coherente, narrativamente. Pero sentí el deseo de contarlo. Tal vez le encuentren algún sentido, alguna interpretación. Si inspira algo, pueden usarlo. 

Una canción dedicada a las musas.


jueves, 6 de febrero de 2020

Los jueves, un relato: Paremias




Magade nos propone usar paremias (refranes, frases, populares), por lo menos cinco. Y con eso escribir un relato, con cierta coherencia.

Recurriré a Anita Zinc (Ver ficha de personajes)

Un ensayo de venganza

Melisa, la rubia productora de Industria Científica, dormía plácidamente.  Había organizado las actividades del día de acuerdo a No por mucho madrugar, se amanece más temprano.

Pero el teléfono la despertó.
-Hola.
-Hola, soy Anita.
-¿Llamás por el programa?
-No. Es por Luz y Sol. Llamaron para avisar que están por volver.
Dicen que tienen algo que contar.

En la casa Anita Zinc, hubo una improvisada reunión, por el regreso de Luz y Sol. Ellas hablaron de su imprevista llegada a un mundo paralelo, en que conocieron a un tal Ulises Lestrade y a Sofía, su ayudante.

-¿Por qué están viendo ese noticiero?-Preguntó Melisa, señalando la televisión, que estaba prendida.
-¿Algún problema con ese programa?-Preguntó Paula Lowell, la astrónoma-
- Es periodismo amarillo. A río revuelto, ganancia de pescadores. Trabajé en  la producción, hasta que esa trepadora me hizo despedir.
-Pero hace una linda pareja con el conductor-dijo Fito Cromo, abrazado a Anita.
-Ella es una farsante.  La insinuación es mejor que le exhibición. Mucha insinuación, mientras alguien le es útil, pero nada más con ella.
Anita intervino.
- La venganza es un plato que se sirve frío. Y creo que podría ayudarte con eso.

El noticiero había contratado a una marca de agua, con alguna deuda con Anita Zinc. Lo que facilitó el plan.

A medida que la conductora fue bebiendo del agua auspiciada, comenzó a sentirse inquieta. Y en un momento, se arrojó sobre su compañero.
Puede decirse  que sobre el escritorio hubo una escena, que desafió al horario de protección al menor.

 Una reacción rápida de la producción interrumpió la transmisión. Pero  Fito Cromo, infiltrado como empleado de la empresa de agua, grabó la escena.


-Tuvieron que comprar nuestro silencio-le dijo Anita Zinc a Melisa- Van a publicitar gratis a la empresa de paisajismo de Luz y Sol. Y a nuestro programa. Vamos a tener más rating.
-Me das miedo-dijo Melisa.

Anita Zinc sonrió maliciosamente. Quien siembra vientos, cosecha tempestades. Y a ella le gustaba esa tempestad. Un ensayo de venganza.



Más Paremias en La Trastienda del Pecado

viernes, 31 de enero de 2020

Los jueves, un relato: TÍTULOS DE LIBROS


Neogéminis nos propone este jueves:
“Nuevamente me corresponde conducir otro encuentro juevero y esta vez la propuesta es sencilla: deberán considerar los posibles títulos de libros que les dejo a continuación y sobre uno de ellos deberán inspirarse en su relato, intentando que no exceda las 350 palabras. 

TÍTULOS SUGERIDOS

Los enigmas de un sueño
La lucidez de los locos
Mixturas de un recuerdo
Alétheia (la verdad evidente)
Que parezca un accidente

A partir del miércoles me pueden dejar aquí los enlaces de sus aportes y a medida que lleguen, iré confeccionando la lista de participantes. 
Recuerden que sus entradas deberán titularse LOS JUEVES, UN RELATO: TÍTULOS DE LIBROS, acompañarla con la imagen que aquí les dejo y enlazar el blog convocante (en este caso, el mío) para posibilitar la lectura de todos los textos que se sumen.
Espero les entusiasme la propuesta”.



Este relato está protagonizado por Ulises Lestrade (Ver Ficha de personaje) y Sofía Electra Valentino, detectives paranormales.

Este relato está inspirado en comentarios de historias pasadas de estos dos personajes. Y está dedicado a Teresa Oteo, talentosa escritora y blogera, que aportado ideas al Mara Verso. Espero que sea de su agrado lo que he escrito. 


Vidas pasadas

Por la  seductora persuasión de Sofía, viajamos a Averoigne, el lugar donde crecí. Una investigación(1), hizo que visitáramos a Sephora, la bruja que me inició…en la alquimia.  

En un momento, hablaron de la inducción de sueños.
-Necesito indagar en mi pasado- le dijo Sofía.
Sephora me mantuvo lejos de la sesión onírica, por cuestiones  de confidencialidad. Luego habló conmigo.
-Descubrimos algo. Pero lo que ella necesita está más profundo, no puedo ayudarla.
-¿Vidas pasadas?
-Secreto profesional.

-Hay alguien que sabe del tema- le dije a Sofía- Es una asesora independiente. Se llama Teresa Otranto.
- ¿La escritora?
-Está presentando un libro.

Viajamos para conocerla, a una feria del libro. A Sofía le pareció tan atractiva como talentosa. Ella nos recordaba de cierta fiesta, y nos recibió en su casa, al día siguiente.

-Ulises Lestrade. Detective paranormal. ¿En qué te puedo ayudar?
-Se trata de Sofía, mi ayudante.  
-Sofía Electra Valentino. Mi nombre viene de creencias familiares-dijo ella- Ideas gnósticas, con vidas pasadas.
Teresa Otranto escuchó atentamente. Y prometió ayudar.

Por pedido de Sofía, la acompañé cuando entró en un trance inducido por la escritora.
-Estoy en el pasado, soy otra mujer. El lugar es rustico, pero me gusta. Estoy durmiendo con alguien. Alguien irrumpe en la habitación…
-Tranquila, no está pasando ahora.
-Él nos ataca. ¡ESTOY MUERTA!

Teresa Otranto sacó del trance a Sofía, e hizo que se recostará en un sofá, para dormir.

-Lo que vi se relaciona con cierto caso- dijo Sophia, luego de despertar.
-Sucedió en una estancia- intervine yo- Un espectro local apareció para asustar a una pareja.
Investigando leyendas locales, descubrí, que cuando estuvo vivo, sorprendió a su esposo con otro hombre. Y los asesinó.
-Yo era esa mujer.
Teresa abrazó a Sofía.
- Yo lo invoqué- Intervine yo- Y lo desafié a un duelo, en su propio terreno.

Algo como eso podría explicar el interés de Sofía en ser lo paranormal. Y  su empatía con seres extraños, que necesitaron nuestra ayuda. Pero quedaban algunos misterios.


Teresa Otranto nos invitó a cenar. Una invitación que agradecimos.



viernes, 24 de enero de 2020

Este jueves, un relato: ¿Que tengo en el bolsillo?



Mar nos propone el siguiente tema:

“¿Que tengo en el bolsillo?

Esta pregunta es el tema que propongo para el próximo jueves. 
¿Cuántas veces hemos encontrado cosas inesperadas en cualquier bolsillo? En la chaqueta que no me ponía desde la temporada pasada, el pantalón del fin de semana, el abrigo que lleva en el armario un lustro o dos, la bata que utilizo a diario en el trabajo... 

Así que, estimados jueveros, ir revisando los bolsillos de vuestras prendas, bolsos, maletines, mochilas... y me mandáis vuestros hallazgos. Os espero con vuestros relatos desde el miércoles noche hasta el viernes noche. Y como siempre, no nos excederemos demasiado de las 350 palabras”.


Un boceto de Regina Clamor

Tenía planeado encontrarme con Mara, para hablar de temas varios. Y surgió la idea de ver una película de terror, recientemente estrenada.
La esperé tomando un cortado, mientras miraba las noticias. Le presté un poco de atención a la conductora. Lo que me llevó a buscar en el bolsillo más chico, que tenía un lápiz y una goma de borrar.
Debo decir que la cara no se parecía en nada a la periodista. Así que borré, con la seguridad de que no saldría nada destacable. Así que improvisé algo distinto. Salió un ser con pretensión de maldad, con expresión entre enojo y satisfecha maldad.
Lo siguiente fue una mujer atrapada, con las manos en la espalda, ante una silueta.

En ese momento, llegó Mara Laira. Muy puntual ella, no se hizo esperar.
-Dibujaste a Regina Clámor.
-Sí, podría ser ella.
-No está mal para ser un borrador. Aunque no sé si a ella le gustará estar en peligro…una vez más.
-Podría ser alguna otra Reina del Grito. O una mujer fatal, traicionada por su cómplice.
-No creo que sea eso último. Pero ya que mencionaste el tema…
Estuvimos hablando de las personas que ella conoce, que yo conozco por su intermedio, de lo que podría sucederles. Hasta que llegó la hora de la película.

La película nos gustó, el terror un género que le gusta a Mara. La protagonista tenía que sobrevivir hasta el día siguiente.
-Ella me recuerda a Regina.
-No. Yo la veo más como su antecesora.
Le di la razón. La rubia protagonista sabía defenderse, mejor que Regina Clámor.
Luego tomamos algo fresco, mientras yo desarrollaba más mis dibujos.

-Esa podría ser una escena de película, de las que hace Regina-dijo Mara, viendo mi dibujo.
- Luego le podría pasar algún peligro.
-¡Cómo te gusta ponerla en peligro!
-Pero me arreglo para ella sobreviva.

Ese día no llegamos a ninguna idea definitiva, sobre futuras historias. Aunque había surgido un esbozo de idea, a partir de dibujos improvisados, hechos con un lápiz que a veces tengo en mi bolsillo. 


Más bolsillos en La Bitácora de Mar

Regina Clámor suele ser una víctima recurrente. 
Para saber más de ella Ver Ficha de Regina Clámor.


jueves, 9 de enero de 2020

Este jueves, un relato: Los jueves, un relato



Vivian rodríguez dorgia nos propone el siguiente tema:
ASAMBLEA GENERAL

Visto y considerando que  los "JUEVES" han cumplido su primer década de ininterrumpida y fructífera vida,  invito a todos los que sientan el llamado de la sangre juevera, a dedicar unos minutos de su valioso tiempo, con el fin de hacer lo que mejor les vaya: balance, conmemoraciones, homenajes, propuestas, críticas, etcétera, etcétera, y así renovar los votos de pertenecer a este colectivo diverso, como bien merecen los tiempos.
¡¡¡¡UNA DÉCADA!!!!
Para Gardel (que no hay duda, vivió en Uruguay) veinte años no son nada, pero compañeros: una década, cuánto significa en nuestra vida virtual!!!
La invitación está cursada y las normas ya son de conocimiento de todos (Inventario Juevero)
Los espero con mucho gusto a partir de la medianoche del jueves hora España, Uruguay, Argentina y zonas aledañas”.

Recurriré a tres personajes, que tal vez conozcan. Incluyo enlaces a las fichas de personajes.



Encuentro con el Mara Verso

Me sorprende el regreso de Mara Laira, de sus vacaciones.
-Volví hace unos días-me acota- Estuve organizando un encuentro sobre los 10 años de Este jueves, un relato.
-Recuerdo que no me sumé al principio. Sino años después, con un…
-Un relato sobre mí-Interviene Duality- Perdón por llegar tarde.

Sospecho el motivo, cuando llega Atalanta, atleta sobrehumana y admirada escultora, llegada de un mundo paralelo. Hay quienes han escrito sobre la relación entre ellas.

-Y agradezco eso-dice Duality- Pero no me gustaron algunas cuestiones, como llamarme Mujer Felina. Ya hace tiempo que tengo un nombre clave.
-Es que necesito que me revelen ciertos datos, para contar sus historias.
-Es cierto-contestó Mara-  Como que los demiurgos le dan un orden a un caos. Nos pasan incidentes, tu función es convertirlos en historias.
-También que soy un ser subalterno, que necesita de las musas.
-Que las musas te encuentren trabajando-dice Atalanta-dando forma a una arcilla-
-Esperen un poco. Sino nuestros lectores no van a entender nada. Ustedes son el destacado trío del Mara Verso.



De ustedes derivan las historias de otros. Y comparten mundos con otros protagonistas. ¿Tienen alguna crítica?
-Yo necesito saber para donde irá mi historia de revancha- intervino Duality- Estoy impaciente para enfrentarme a la Sociedad Onírica- ¿Qué le pasará a mi medio hermano mellizo?
-Yo quisiera saber cuál es mi lugar en el Mara Verso-Interviene Atalanta-
-ya sé que algunos lectores no saben de lo que estamos hablando-concluye Mara Laira- Es tu obligación que lo sepan. Necesitamos que hagas un compromiso de continuar nuestras historias. Incluso nuestros adversarios tienen sus reclamos.
-Puedo hacer eso.



“Yo, El Demiurgo, me comprometo seguir contando historias sobre los personajes del Mara Verso, protagonistas, personajes secundarios y adversarios. Como me comprometo a seguir participando de los jueves de relatos. Poner empeño a escribir, no esperando la inspiración, sino tratando de propiciarla. Porque…
SOY JUEVERO”

Epílogo de Mara


Tengo objeciones sobre esta crónica. Tiene algunas imprecisiones. Fuimos más amables de lo que conto El Demiurgo. Y lo invitamos a un festejo...En que nuestros amigos harán algunos reclamos.


Más sobre Soy juevero en LA PIAZZA DELLA LUNA


viernes, 3 de enero de 2020

Este jueves, un relato: AÑO NUEVO, VIDA NUEVA



MOLÍ DEL CANYER nos propone el siguiente tema:

“Bueno bien está lo que bien acaba, así que parece que estamos todos preparaditos a iniciar un nuevo año que de momento no sabemos que nos depara. Dos patitos y dos baloncitos, pues parece que no pinta muy mal....Seguro que como hacemos cada entrada de año estamos todos llenos de planes y buenos propósitos, algunos se quedaran solo en eso: en deseos que no acaban de cuajar. Pero los hay quienes se lian la manta a la cabeza y le dan todo un vuelco a su vida y ahí es donde yo quiero ir. Vamos a imaginarnos grandes cambios, sueños que se cumplen, historias radicales que tienen mal o buen pronóstico.
Comencemos el año imaginando lo que puede ser y llega a ser o lo que no llega. Soñemos, disparemos la imaginación porque, ¿Que mejor forma de iniciar un nuevo año? Y aprovecho desde aquí para felicitaros la salida de este año que se va, el año nuevo y las fiestas que aún quedan por celebrar.
Besos y abrazos jueveros”.

Recurro a unos personajes del Mara Verso, que tienen sus propias historias.

Cambios

En una noche del principio de año, Los Frigia quedaron fascinados con el espectáculo. Al regresar a casa, algo después de medianoche, estaban desvelados por la emoción. Roxana le propuso a Alejandro, una sesión de modelo vivo.

En la habitación que tenían acondicionada, Alejandro comenzó a dibujarla, recostada, con los ojos cerrados. Con la seguridad de que nunca podría representar el esplendor de su belleza. Esa expresión tan enigmática. ¿En que estaría pensado ella?

-Estaba pensando en cómo comencé con esto-dijo Roxana, abriendo los ojos, señal de que la pose había terminado. Necesitaba un descanso.
Roxana hizo unos ejercicios de estiramiento, algún paso de baile.
-¿Cómo empezaste con eso?
-La música me desilusionó, llegué a leer partituras, a intentar componer. Pero no me sentía contenta. Y un día me encontré con ese centro cultural.

La siguiente pose fue elegida por ambos. Roxana estaba de pie, frente a su dibujante.

-Los primeros dibujos fueron lamentables. Pero me encapriché con seguir.
“Y pronto comencé a dibujar, como si lo hubiera hecho durante toda una vida.
 Aunque empecé a dibujar, siempre terminaba antes que los demás. Se me ocurrió imitar las poses de la modelo. Y una vez me invitaron a posar junto a ella. Eso se convirtió en una acuarela que se expuso en un museo".
-Me gustaría verla.


En la siguiente pausa, Roxana siguió contando:
-Mi familia no les gustó verme, como modelo. Me sugirieron volver a la música.

"No me atreví a decir que me habían ofrecido remplazar a la modelo, la habían contratado como bailarina de danza contemporánea.
Y fue cuando pensé en alquilar algo, para irme de casa.
Y fue lo que hice, a principio del año siguiente".


-¿Cómo te decidiste?

-Fue por ella-contestó Roxana, adoptando una pose felina- Ella me inspiró.

Al terminar de posar, Roxana dijo que necesitaba unos masajes.
Y Los Frigia terminaron una jornada del principio de año, con sensaciones intensas.

Más vidas nuevas en MOLÍ DEL CANYER





Los Frigia