Etiquetas

miércoles, 15 de octubre de 2014

La Zona Iconoclasta: El Viajero Interdimensional hace su primer crítica


En un mundo construido con las ruinas de mundos antiguos, el tiempo y el espacio eran inestables. Un vórtice se abrió y llegó un accidentado viajero accidental. Había llegado a La Zona Iconoclasta, donde se  analizaban mitos y leyendas.

Atalanta, una bella mujer, se interesó por él. Hubo quienes se molestaron por, eso encontrándolo inexplicable. Consideraban que El Viajero Interdimensional, como lo llamaban, era un competidor indeseable. Pero había reglas de hospitalidad, que Atalanta les recordó.

Ella trató de aprender su idioma, con ayuda de unos especialistas, que eran sus incondicionales.
 Se interesaron por las historietas de superhéroes, que habían venido con él.
Atalanta vio que había cierto nivel artístico, incluso había dibujos de estatuas.
  Fue algo de lo que comentó con El Viajero Interdimensional.

- En el mundo que pertenezco, no siempre abundan los buenos lectores para este género. Algunos que se dicen intelectuales, lo desdeñan, diciendo que es simplista. Que es blanco y negro, bien y mal. 
- ¿Y no es así?- preguntó Atalanta-

-Nada más erróneo. Hay villanos con buenas intenciones.
Magneto, enemigo de los X-Men, busca reivindicar a los mutantes, una minoría perseguida. Pero es odia a los a humanos y usa métodos cuestionables. Se arrepiente y pasa a ser líder de los X-Men. 
Poison Ivy pretende defender a las plantas pero es letal, y no se llevaría bien con los ecologistas. Batman es un héroe, justiciero según algunos historietistas, usa métodos cuestionables. Es decir que los personajes tienen grises. 

En este momento, Atalanta  hizo notar que ese comentario se parecía a los análisis críticos que eran la razón de existencia de La Zona Iconoclasta. Con aprobación de los incondicionales de Atalanta. Y con un comentario aprobatorio, aunque no tan entusiasta de los detractores del recién llegado, también admiradores de Atalanta.
Ella invitó al Viajero a seguir hablando. Uno los especialistas en idiomas preguntó sugirió un tema. El Viajero siguió hablando.

- …creen que se pretende vender la ideología de estos personajes. Muchas veces se equivocan, cuando los métodos son cuestionados por otros personajes.
Y cuestionan el mérito de personajes,  no pierden y ni mueren. Algo que no es correcto.

- ¿Esos personajes pueden morir?-preguntó con curiosidad uno de los detractores. Con curiosidad y con deseo de encontrar alguna contradicción.
- ¿No creen que debemos postergar esto para después?- preguntó Atalanta- Nuestro invitado necesita descansar.

Ella había ganado algo de tiempo.


(Continuará)


Pregunta: ¿Que les parece mi diseño de Atalanta? ¿Está bien? ¿Cambiarían algún detalle?

domingo, 12 de octubre de 2014

Reto Mes de Terror/ Reto 1: Letras Sangrientas

El mes de octubre parece haber inspirado a la blogosfera, para tratar el terror. Es el caso de Zona Excéntrica, el blog literario de Judith, seguidora de este blog, quien plantea el Reto Mes de Terror que se divide dos partes.

Reto 1: Letras Sangrientas

Reto 2: Ojos del mal

Mara Laira me estuvo recordando este reto. Así que le cedo el lugar.

Gracias, Demiurgo. Judith es una amiga, merece que nos unamos a su interesante propuesta.



El primer reto consiste en reseñar tres historias, no muy extensas, que al menos provoquen un poco de miedo. La primera que propongo es

El padre-cosa (Philip Dick)

 Cuento incluido en la antología del mismo nombre.

A los 8 años, Charles comienza a sospechar algo, cuando su madre le ordena buscar a su padre, que está trabajando en el garaje. Porque ve a dos de ellos. Quien regresa es el otro, alguien muy desagradable. El verdadero ha sido remplazado por un ser extraterrestre. Ese será el destino de Charles, si sus amigos no logran ayudarlo.

Una cita en Averoigne (Clark Ashton Smith)

 Incluido en Averoigne.

G ÉRARD de l'Automne, trovador, piensa en las rimas las rimas de una nueva balada en honor de su amada Fleurette, la hija de un comerciante prospero. Planean tener una cita en el bosque de Averoigne (región imaginaria de Francia), de extrañas leyendas. Es recibido en un castillo, por el El Sieur du Malinbois, de aspecto lúgubre, y su esposa Agathe, bella y pálida como la muerte. Quienes no prueban comida ni bebida.
El trovador encuentra a su amada, su doncella, acompañada de una doncella y su sirviente.
Sí, una historia de vampiros, pero escrita por Clark Ashton Smith.
No podía faltar en mi reseña.

La historia de la habitación que silbaba (William Hope Hogson)

Incluido en Carnacki, el cazafantasmas

William Hope Hogson escribió varios relatos sobre Carnacki, personaje que puede ser definido como un detective de lo oculto. La estructura de esta historia es que cuenta un caso ante los amigos.
Es llamado por Tassoc, quien  compró es castillo de Iastrac, para descubrir un extraño silbido en una habitación.
Carnacki va acompañado de su equipo, que incluye collares de ajo, la Estrella Eléctrica de Cinco Puntas. Y con especiales conocimientos. Contra lo que piensa Tassoc, hay algo realmente extraño, siendo advertido por una voz misteriosa. Carnacki termina de contar la historia. Y regresa para seguir investigando. Deberá enfrentar  una amenaza ancestral, que supera a los recursos usuales de Carnacki.  Y también hay algo que podría ayudarlo.
He leído algunas de  las otras historias y creo que son inferiores.

Bueno, creo que hemos cumplido con la primera parte del reto.
¿Ustedes que piensan?



miércoles, 8 de octubre de 2014

Este jueves, un relato: Las encrucijadas de Duality


Duality sentía una cierta admiración por las otras mujeres felinas. Incluso por las consideradas villanas. Había una amistad con algunas de ellas.

Y también un moderado rencor, por haberse apropiado algunos de los nombres que habían usado antes.  Hasta que su mentor le sugirió llamarse Duality.

El nombre la representaba, sin duda. Era algo que le molestaba en algunos momentos, en que deseaba olvidarse de su condición dual.
Nunca le había importado desacatar algunas leyes, había terminado con algunas vidas. Y a la vez se había rebelado contra las injusticias.
Esa doble naturaleza la había puesto en encrucijadas, en que debía tomar decisiones difíciles. Comparables a las que había tomado su madre, quien había intimado con un ser humano y también con su desconocido padre, cuya naturaleza le seguía siendo un misterio.
Decisiones que terminaron abruptamente cuando su madre fue asesinada.

Duality solía recurrir en ocasiones a aquel talismán, con el que podía vislumbrar las bifurcaciones del tiempo. Pero no era adecuado para tomar algunas decisiones.

Como que hacer con su relación tan intensa que tenía con El Historietista. Había pensado en dejar de visitarlo, incluso contactarlo con alguna de las cosplayer que la representaba. Pero no resistió a ir a su encuentro, en el Plano Onírico.
Alguna vez pensar en dejar de lado su faceta de mujer felina. Usar alguna de sus falsas identidades, para tener una vida común con El Historietista. Común en la medida que su condición de ser híbrido se lo permitiera.

Desechó esa idea. Se sentía más como una amante, que como una novia. Como lo había sido con su mentor, quien le había revelado lo que conocía de su origen. Su mentor que le había aconsejado no limitarse a elegir entre los caminos existentes. Sino a crear  los necesarios.


Duality tuvo una remota idea de sus futuras decisiones. Seguiría visitando al Historietista.

Más encrucijadas, en Desgranando momentos.

Tal vez lo hayan notado, en todas las de la mujer felina se han planteado algunas incógnitas.
¿Quien y qué es el padre de Duality? ¿Qué está haciendo el medio hermano mellizo de Duality? ¿En idioma hablan El Historietista y la mujer felina? ¿Pertenecen al mismo mundo o distintos mundos paralelos que están en contacto? ¿En que está la conspiración secreta relacionada con el Plano Onírico?
No tengo las respuestas, tal vez más preguntas.

Y pueden encontrar un texto mío en

http://letradigitaluruguay.blogspot.com.ar/2014/10/octubre-en-ldu-2014-colaboracion-cargo.html#more

domingo, 5 de octubre de 2014

Si yo fuera un libro…

Judith, desde su blog Zona Excéntrica, me pasó este tag, que a su vez le llegó desde La pluma del Literato.



Acá están las preguntas para responder.

1) ¿Cuál sería el formato del libro?
Físico. Con ilustraciones y con una letra que se pueda leer.

2) ¿Cuál sería el género del libro?
Un tanto inclasificable, con algo de ciencia ficción, género fantástico. Con pasajes oníricos.

3) ¿Tendría algo de ficción?
Sin duda, como lo demuestra mi respuesta anterior. Yo tal vez sea un poco de ficción. Claro que estarían mis obsesiones, pero lo resolvería más a mi favor.

4) ¿Un período corto o largo de tu vida?
Sería de ficción, muy de ficción. Así que recortaría algunos periodos cortos de mi vida, compaginados con ficciones.

5) ¿Habría algún villano?
Obviamente, se trataría de ficción, los villanos permiten conflictos. Habría villanos oníricos. Y tratándose de ficción, habría un villano radial, que se niega a pasar a No lo soporto. Y el mismo villano, o algún otro, sugeriría a Lara Pedrosa irse de No lo soporto. ¿Dije que incluiría mis obsesiones?
 Pero terminaría distinto que la realidad.

6) ¿En qué estaría ambientando, pasado, presente o futuro?
Un poco de todo, tal vez habría viajes temporales, y a mundos paralelos.

7) ¿Cómo estaría acomodado el tiempo en tu libro?
Aparte de los viajes en el tiempo, habría algunos flashback.

8) ¿Habría algún giro en la trama?
Posiblemente en el cambio de géneros de ficción. Tal vez habría giros de 180° o de 270°.

9) ¿Quien debería hacer este tag? Tagueá a varias personas.

SIL

Frodo

JLO

Neogéminis

Paula


Y aprovecho para recomendar el blog Letra Digital Uruguay, que en el mes de octubre se dedicará al género de terror, habrá cuentos, poesías, ensayos, secuencias de películas. Si confían en mi criterio, visitenlo. No sólo pueden comentar, sino también pueden aportar material sobre el género.

miércoles, 1 de octubre de 2014

Este jueves, un relato: Idiomas

Tengo dos desafíos. Uno sumarme a esta convocatoria, cuyo tema es el idioma. Y el otro es escribir algo sobre Atalanta, a quien tengo un tanto olvidada, y que viene de un mundo paralelo, cuyo idioma…Podría intentar algo.



Para quienes llegaron tarde…
Un técnico en computadoras se convirtió en un aficionado a los comics, especialmente a los comics de superhéroes. Afición facilitada por ser requerido frecuentemente por un negocio de comics.
Fue en ese lugar, donde se encontró con un vórtice, con un agujero de gusano que lo llevó a un mundo paralelo. La llegada no fue suave, fue como un aterrizaje brusco, atenuado por las historietas.
El lugar a que había llegado podría ser una escenografía para una película, sobre la Grecia clásica o la Roma antigua..
Fue recibido por los habitantes del lugar. El primer problema fue la diferencia de idiomas. Deseó haber estudiado latín, porque sospechaba que era ese el idioma que hablaban. O algo parecido.


Y fue entonces, vio a una mujer bellísima y atlética, que lo miraba con atención. Tenía apariencia mitológica.
- ¿Su nombre es Atalanta?- pensó en voz alta, sin esperar que lo entendieran.
Aun sin entenderlo, lo escucharon sorprendidos. Resultó ser que efectivamente se llamaba Atalanta. Luego descubriría que tenía un entrenamiento atlético destacable, podía correr a una velocidad, cuyo límite no se había determinado. Comparable a la Atalanta de los mitos griegos.
- ¿Tiene un peplo dórico?

Atalanta entendió o intuyó el significado de sus palabras. Se dedicó a tratar de entenderlo, con ayuda de estudiosos de idiomas. Descubrieron que el idioma del recién llegado derivaba de uno antiguo, con rasgos en común con uno de sus idiomas.
Atalanta se esforzó para estudiar su idioma. Estaba ansiosa para contarle que el lugar era La Zona Iconoclasta, se dedicaban al estudio crítico de la historia y de los mitos. Al contrario de lo que el recién llegado podría pensar, preservaban las esculturas, como una valiosa evidencia del pasado. Ella había sido convocada de otro sector, por ser una destacada escultora.

Algunos empezaron a tener antipatía a aquel, que llamaron El Viajero Interdimensional. No entendían como había llamado la atención de esa  mujer tan deseable, liberal en sus costumbres.
Comenzaron a pensar una forma de expulsarlo, sin que Atalanta se ofendiera. Pero esa es otra historia, que será contada alguna vez.


Más estudios sobre idiomas en ¿Y qué te cuento?


lunes, 22 de septiembre de 2014

Reto: Los libros que marcaron



Geisha Pax, talentosa actriz y cantante, primera seguidora del blog, me ha pasado este reto. Reto que consiste en mencionar 10 libros que me han marcado. Acepto el reto y agrego las razones para mencionar estos libros.

Ficciones- Jorge Luis Borges
Incluye el cuento La Biblioteca de Babel,  obra de dioses y demiurgos. Unas de las razones para que me conozcan como El Demiurgo.

El libro de los seres imaginarios- Jorge Luis Borges
Es como un diccionario de seres fantásticos.

La invención de Morel- Adolfo Bioy Casares
¿Qué es la realidad? El amor del protagonista por una mujer llamada Faustine. Esta novela es considerada una de las influencias de la serie Loste, incluso es leída por uno de los personajes.

Crónicas marcianas- Ray Bradbury
Clásico de la ciencia ficción, cuya edición en castellano es prologada por Borges.

62/Modelo para armar- Julio Cortázar
Una curiosa novela, que el lector deber armar el orden. Algo que debo reconocer que no lo conseguí del todo. Pero lo he intentado, con interés.

Preludio a la Fundación- Isaac Asimov
Una novela de la saga de la Fundación, sobre la juventud de Hari Seldon, personaje mítico de la saga. Dors Venabili, su protectora, es un personaje para amar.

El padre cosa-Philip K. Dick
Una antología de cuentos, con temáticas recurrentes.

La máquina del tiempo- H.G Wells
Una de las grandes novelas de ciencia ficción, sobre un futuro desolador, visitado por un viajero de tiempo. Quien conoce a una mujer llamada Weena.

Pero Geisha Pax también está interesada en la opinión de Mara Laira. Así que le dejo que ella elija dos libros.

Mara Laira: Gracias, Demiurgo. Estos son mis dos libros.

En busca de la ciudad del poniente- H.P. Lovecraft
Esta novela reúne gran parte de la temática de Lovecrafte. Radolph Carter inicia una búsqueda onírica en búsqueda de la ciudad del título. Búsqueda en donde participan personajes que han aparecido en relatos de Lovecraft.

Averoigne- Clark Ashton Smith
Clark Ashton Smith, integrante de El Círculo de Lovecraft incluye, en sus historias, el tema de los romances. Romances que involucran a extrañas mujeres pálidas.

Y ahora, El Demiurgo se encarga de la segunda parte.

Gracias, Mara Laira.
La segunda parte consiste en retar a un número no definido de personas, para que mencionen cuáles son sus 10 libros.

Neogeminis
Judith
Frodo
el Oso
Yess kan



sábado, 20 de septiembre de 2014

Este, jueves un relato: Cierre del jueves y una fanfiction de Mara Laira

Mara Laira había pasado una etapa de descanso, en la que sólo se había dedicado a Virtualidad, su programa de radio. Y a cuidar  la casa de Flin, Fido y Fiori. 

Se venía una etapa en que volvería a modelar, seguramente tendría que resolver algún enigma. Tal vez mediar entre Maléfica y entre la brujita gótica Judith. El Demiurgo no lo había hecho muy bien.
Así que qué se dispuso a dormir, a descansar bien para un intenso período de actividades.

Repentinamente, se encontró en el Plano Onírico. Frente a ella, estaba alguien a quien empezaba a encontrar antipática. Muy linda, muy sugestiva,  pero le desagradaba. Era Duality, la mujer felina.
 - Algún día tendremos que arreglar esta rivalidad-dijeron las dos simultáneamente.
- Pero no será ahora. Estoy muy ocupada. Parece que cualquiera está entrando al Plano Onírico.
- Un momento, que soy Mara Laira. Tengo mi público.
- Público que te está olvidando. ¿Cuántas historias te dedicaron?
- Una de último momento. Hablando de tus historias, ¿cómo saliste de la mansión de los X-Men, falsa Ms. Marvel?
- Aún estoy ahí. Recibí un ataque mental que me envió al Plano Onírico,
, mientras sigo  ahí.
- Supongo que habrás planeado algo. Puedo darte algunas ideas, a cambio de que me digas como invitar a los jueveros a este…lo que sea.

Hubo un dialogo, en que las dos mujeres postergaron su rivalidad. Y se aconsejaron mutuamente. Duality salió del Plano Onírico, con algunas ideas. Y Mara Laira convocó a los jueveros.

Cada uno de los jueveros participantes, se encontró en el Plano Onírico.  Estaban en un lugar de conferencias. En frente, estaba Mara Laira, agradeciéndoles:
-…Gracias por haberse interesado en esta propuesta, que pensamos con El Demiurgo. Fue un gusto conocer cada una de sus historias.
El Demiurgo se los agradece y planea seguir aportando fanfictions, nuevas ideas para que participen. Ahora, voy a leerles una fanfiction que Frodo, un fan, escribió sobre mí.


Mi encuentro con Mara


"No era mi lugar de destino, aunque ahora lo dudo. Lo cierto es que estaba apurado y la Estación de Hurlingham era tan solo una escala, mi escala. Es por eso que decidí tomar el atajo. Aquel puente peatonal de unos treinta escalones ascendentes con su amplio descanso en medio, aquel que se eleva por sobre las vías del tren, y que termina en otros treinta escalones que se pueden descender fácilmente de dos en dos.

Al comenzar a cruzarlo algo se apoderó de mí, un arremolinado viento de libertad y una sofocante sensación de inmensidad, a la vez que comprendía que esos segundos eran únicos y que se escaparían de un momento a otro. Me quedé paralizado y tuve que apoyar mis antebrazos en la baranda, de cara al oeste. El cielo se había ruborizado con unos colores que nunca había visto, las sombras se habían hecho largas sobre el andén, y el tejadillo en ese instante no servía para cubrir la ceguera de los que esperaban el San Martín.
Mi elevación me permitió ver gran parte de la ciudad, casas bajas, chalets y arboledas que intercalaban fresnos, plátanos, algunas coníferas, con unas pocas palmeras y una florida y rosada ceiba especiosa. Me impresionó notablemente como el gris hormigón de la Estación se transformó en un naranja rosado. Fue ahí cuando la vi. Estaba parada en la otra punta del puente peatonal y venía hacia mi justo cuando la campana que anuncia el cierre de la barrera empezó a sonar. 

Creo que ella caminó muy lento o tal vez el pulso de mi tiempo se congeló. Pude observar sus gestos por debajo del sombrero y vi como una paloma espantada por el bocinazo del tren casi le rozaba el vestido negro, y su cabello, agitado por el viento. Antes de que el tren arribe a la estación pude escuchar cada uno de los golpes que los tacos de sus zapatos daban sobre los tablones de madera. Esos treinta metros que nos separaban fueron una eternidad. En el preciso momento en que pasó a mi lado, posó sus labios sobre mi oído izquierdo y me dijo suavemente “acá estoy”. En mi confusión tuve que bajar la vista y entrecerrar los ojos, encandilado como estaba por mirar directamente al sol y mis pupilas que no se acostumbraban a la poca sombra que conseguían, se sentían confundidas.


Cuando logré enfocar, pude volver a percibir figuras. La figura lejana de un vendedor de diarios que se alejaba a los gritos por el andén, el tren que ya frenaba en la Estación con todos los ruidos de su maquinaria, la gente que bullía y peleaba subiendo y bajando entre los gritos, un perro y el silbato del guarda, una orquesta ambulante que tocaba a la gorra un triste y lejano carnavalito, y ya por el parlante anunciaban el arribo y destino de la máquina.
A ella no la volví a ver."


Aplausos. 
Mara Laira concluyó:
- Me queda decirles gracias y pasarle el turno a Nieves.