Etiquetas

viernes, 22 de junio de 2018

Este jueves, un relato: Con el mundial de Rusia



Es la propuesta de Juliano el Apostata. Estaba pensando en pasar de alto, pero una blogera me ha insistido.


Resultado de imagen de rusia 2018

Regina Clamor, la reina del grito, estaba en peligro mortal. Nuevamente. A diferencia de otras veces, no hay ninguna aliada cerca. Regina pone su mejor cara de ofendida. Y se prepara para el grito final. Un grito que compite con el de una multitud.
Y nada. Casi ofendida, ve al atacante enmascarado hipnotizado por lo que muestra una gran pantalla.
Es que se trata de un acontecimiento multitudinario, en diversos mundos paralelos.
Regina entra en un café, en el mismo momento en que se grita un gol. Así que es tomada como un talismán de la suerte. Por lo que estará temporalmente segura.


En otra parte del mundo, Ulises Lestrade, detective paranormal, y Hugo Lestrade, han suspendido su rivalidad, para presenciar un partido en un lugar preferencial de un estadio. Incluso Hugo alienta a su pariente lejano, al reencuentro Sephora, que excepcionalmente ha salido de Averoigne para ver a la selección de Francia. Parte de la indemnización por haber sido injustamente acusada.

En el Plano Onírico, Duality visita a su madre, Lilith Blue, aprovechando que incluso la Sociedad Onírica ha suspendido sus actividades.

Nahama canta para Erekon, el medio hermano mellizo de Duality, la canción que cantó en el estadio, en la ceremonia de inauguración.



En otro mundo, los Frigia miran el partido por televisión. Alejandro se asombra viendo a su Roxana más exaltada que él, insultando ante jugadas fallidas.

En otro mundo, Industria Argentina ha cedido su espacio a las trasmisiones de partidos. Anita Zinc y Fito Cromo, frente al televisor, apuestan sobre los resultados. Siendo irrelevantes quien gane y quien pierda, derivaran en lo mismo. Luz y Sol juegan a algo similar.

El Viajero Interdimensional y Atalanta viajan una vez más a La Zona Inconoclasta, para informar sobre los resultados de los partidos, en diversos mundos paralelos.


Y en otro mundo, El Demiurgo escucha las repeticiones, comentadas por Mara Laira. Y se pregunta cómo escribir sobre algo tan inverosímil.  Una selección sub campeona del mundial anterior, empata con una selección que debutó en los mundiales. Como para cambiarse a otro mundo paralelo.



Más historias en lo de Juliano el Apostata

domingo, 17 de junio de 2018

Una sorprendente coincidencia


Encontré una serie que me sorprendió. Y que podría interpretar como un inesperado regalo. ¿Por que habría recibido un regalo? Ya les contaré, en un momento. 
La serie se llama Reverie, es de ciencia ficción, con elementos de serie policial, investigación.



La empresa Onira-Tech crea un programa que, mediante un implante, conecta a los usuarios con un entorno virtual que representa lo deseado, recrea a aquello que han perdido o desean encontrar. El detalle es que el programa agrega elementos que interpreta que el usuario, el soñador, necesita. Un entorno onírico-virtual, ¿les recuerda algo?
Y algo más, que desata la historia. Y que se dan casos de usuarios que no quieren abandonar ese entorno recreado, lo cuál los ha llevado a un coma, a borde de la muerte.

Es cuando Charlie Ventana (Dennis Haysbert), ex-policía y jefe de seguridad de Onira-Tech, aconseja llamar a una ex-negociadora de rehenes (Sarah Shahi, una atractiva actriz). Quien en al principio de la serie, da algo que sería un curso de empatía, enseñando a analizar el lenguaje no verbal. ¿Recuerdan que personaje interpreta el lenguaje corporal?


La ex-negociadora acepta el implantarse para entrar un programa Reverie de entrenamiento. Luego de varios intentos, aprende a afrontar los peligros oníricos-virtuales, necesario para ayudar a los usuarios, convencerlos de reintegrarse a la realidad.




Habrán notado que he omitido el nombre de la protagonista, que tal vez le recuerde a alguien que conocen de algún lado. Se llama Mara Kin. Afronta la virtualidad y lo onírico, es una clase de investigadora con conocimientos de lenguaje virtual. Tal vez estén pensando en Mara Laira.




Y eso es lo que pensé al descubrir esta serie. Además, la entrada a los programas Reverie se da en un entorno que representa una biblioteca. Casualmente, una reciente historia de Mara Laira sucede en una biblioteca.

Trailer de la serie



Otra casualidad es que descubrí esta serie, en la semana de mi cumpleaños como demiurgo. Un 13 de junio comenzaron mis actividades sistemáticas en Internet. Es algo que quería contarles.
Acepto regalos, como alguna mención, un relato, alguna canción de mis grupos preferidos. También me alcanza con que me saluden en algún comentarios.
En agosto, este blog cumplirá un año más.

miércoles, 13 de junio de 2018

Este jueves, un relato: Cambios



Este es el jueves que nos propone Lucía M. Escribano.

"Cambios personales, materiales, de trabajo, de vivienda, de cuidad e incluso de sueños.
¿Cómo afrontamos las nuevas situaciones? ¿Somos capaces de poner distancia y seguir hacia delante con nuestros planes? o por el contrario, ponemos los intereses de los demás delante de  los  nuestros, abandonando sueños y proyectos en favor de la paz de la tribu”.
Una interesante propuesta. No participaré con una historia de ficción, sino sobre la ficción.


Hubo un hombre que nació en creció en una comuna de irlandeses y escoceses, en Paraguay. Donde fue elegido para ser el bardo de su generación. El que cuenta las historias.
Con una educación más autodidacta que formal, viajó a Buenos Aires, donde tuvo que vivir en una pensión, trabajando seis días por semanas. Y donde tuvo la decisión de estudiar en la Escuela Panamericana de Arte, para convertirse en dibujante y guionista de historietas. Fue desalentado, pero fue donde conoció a Lucho Olivera, obsesionado por la ancestral cultura sumeria.
De la propuesta del dibujante, surgió Nippur de Lagash, una historieta que cambiaría la vida del guionista.




Un día, el guionista vio una revista de historietas, que incluía su nombre en la tapa: Robin Wood..
Sin dinero para viajar, tuvo que caminar en un día de lluvia, hasta la editorial Columba. Ante el escepticismo ante su apariencia humilde, dijo que habían publicado unas historias de él.
Y se convirtió en un guionista, que en algún momento tuvo que inventar pseudónimos para ocultar que era el único guionista de las revistas de la editorial.
Unos años después se dedicó a viajar por el mundo, siendo tan aventurero  como sus personajes. Mientras enviaba sus guiones. Llegando a casarse con una mujer danesa. Un dato que puso en alguno de sus personajes.
Contó historias policiales, como la de Savarese (policía casado con una mujer danesa), míticas, de ciencia ficción, como Gilgamesh El inmortal. Y también algunas historias en que contó algo de su propia vida. Historietas de personajes con cambios en sus vidas.
Los cambios en su vida lo llevaron a cumplir su destino de narrador de historias.






Una historieta de Gilgamesh El Inmortal, con guión de Robin Wood y dibujos de Lucho Olivera.



lunes, 11 de junio de 2018

Tentaciones (Una convocatoria de Ginebra Blonde)


Ginebra Blonde nos propone, desde Variétés, escribir un relato sobre Tentaciones. Que incluyan un lugar, un motivo y una frase de entre sus propuestas. 



Lugar
*En el trabajo
*En la cocina
*En una estación de tren
*En una cafetería
*En una biblioteca
*En el cine

Motivo
*Amor
*Riqueza
*Poder
*Supervivencia
*Sexo
*Fama

Frase
*No puedo más; necesito huir…
*Hagámoslo; ya no hay marcha atrás…
*Jamás permitiré que lo nuestro acabe…
*¿Rendirme? Jamás; llegaré a la cima sea como sea…
*Algún día, todo lo que abarcan ahora tus ojos, será mío…

¿Sobre quien será el personaje que protagonizará un relato? Tal vez haya alguna sorpresa.
Me he permitido hacer alguna corrección.



Mara Laira y Felicity

No presencié la escena, no toda la escena. Pero fui testigo de lo suficiente para deducirla. Como un detective de lo oculto, o alguien que pretendió serlo, mis elucubraciones se convierten en casi una visión.
Sucedió en una biblioteca muy especial, cuya ubicación no es muy difundida. Y no seré yo el que lo cambie.
Un hombre de cierta cultura, con especiales intereses y deseos, llega a una sala un tanto apartada. Un detalle revelador es que supiera de la existencia de esa sala. Se concentra en ciertos libros que no mencionaré, aunque puedo decir que son mencionados en algunas obras de ficción.
Se abstiene de leer en voz alta, incluso se propone no leer en voz baja. Pero sus dedos recorren lo leído, para guiarse. Lo que no deja de ser riesgoso, con esos libros.
En un momento, siente una presencia, de una mujer. Sigue solo. En otro momento, percibe el perfume de esa presencia. Y luego, el sonido de unos tacos, haciendo eco en un lugar silencioso. 
Y ahí está ella. Una mujer esbelta, tentadora, vestida de rojo, con un sombrero que hace sombras sobre su rostro. Un rostro que parece dibujado o esculpido, como el resto de ella.
El personaje está seguro de que esa mujer no es humana, tal vez atraída por esos conjuros. O tal vez haya aparecido por una razón tan misteriosa como ella. Es tan peligrosa como puede serlo una mujer fatal de otro mundo. Y a la vez tan seductora.
Ella ve su reacción. Inmediatamente, hace un gesto de silencio, poniendo un dedo sobre su boca. Imposible no pensar en una enfermera, bella y siniestra. Luego hace el mismo gesto, pero poniendo su dedo sobre la boca de su admirador.
- Soy Felicity.

Y en este momento, podría contar mi historia. Pero me limitaré a decir que soy Hugo Lestrade, un Guardián Exterior, de la Sociedad de los Espejos.  
Una de las razones para recibir la visita de Mara Laira, vestida de rojo, con un sombrero. Sí, la descripción es similar, pero no se adelanten.
Sabía que su visita no era social, lo que lamenté, porque ella es irresistible. Ella es una aficionada a los misterios. Pero me dijo que era algo demasiado personal, que estaba demasiado relacionado con ella.

Ella tenía una contraparte, que también se llamaba Mara Laira, pero usaba pseudónimo de Felicity. La contraparte frecuentaba algunos locales nocturnos, convirtiéndose en la más deseada. Hasta que surgían los rumores sobre desapariciones de quienes habían intimado con ella. Para dejaba de frecuentar ese lugar, para aparecer en otro lado.
- ¿Por qué yo y no mi lejano pariente?
- Necesito a alguien con ciertos conocimientos, para encontrarla. Y rápido, antes de que... 
Mara logró que yo me sumergiera en unas matemáticas muy especiales, que se estudian en clases especiales en la universidad de Miskatonic, útiles para viajar a través de ciertos mundos.

- También podría recurrir a Dana Serling- dije luego de llevar media hora renegando con ciertos cálculos- Ella sabe mucho de mundos paralelos, de seres extraños.
- No quiero deberle algo. Ni confiarles algunos secretos.

Secretos que estuvieron muy cerca de alguien que visitó cierta biblioteca. En ese momento, los libros cayeron al piso.
La subió a la mesa, deseaba poseerla. Deseo que iba a cumplirse, en una forma muy intensa.
Vio ciertos cambios sutiles en esa mujer, los ojos se volvieron oscuros. Pero le importó más abrir su ropa, desgarrarla.
La experiencia superó toda descripción. Para no importarle que fuera la última que tendría. Sólo le quedaba prolongarla, seguir estimulando los sentidos de ella, soportar las caricias de manos que fueron convirtiéndose en garras. 
Y fue entonces que ella se apartó, arrojándolo a un costado. Rugió de rabia, ante esa otra mujer, que también tenía un exótico pelo azul, que tenía un sombrero, que estaba vestido de rojo. La contraparte se enfrentó a la mujer virtual. 
Hubo una lucha que habría podido prolongarse indefinidamente. De no parecerme una retorcida fantasía, pensaría que hubo una cierta tensión entre ambas, en la forma en que se derribaron.
Si imaginan que tuve una retorcida fantasía con ambas, tienen razón. Pero tuve que hacer la antipática tarea de usar conjuros matemáticos, para que surgiera un vórtice que se llevara a la contraparte. Quien intentó llevarse consigo a Mara.

Mara convenció al testigo de ser discreto.
Mara me agradeció mi discreción, esta historia irá a ciertos archivos muy secretos. Pero yo sabía que se había sumado una inquietud para ella.
Yo escuché lo que la otra Mara Laira dijo:
- Algún día, todo lo que abarcan tus ojos, será mío.



No sé hasta que punto Hugo Lestrade, Guardián Exterior cumplió con su promesa. Porque esa historia  se convirtió en un relato que están leyendo.
Felicity, la oscura contraparte de Mara Laira, imaginada por Mag, que viaja a través de mundos y del tiempo. Seductora, irresistible, pero con la mala costumbre de transformarse en algo monstruoso para devorar a sus amantes.
 Con su permiso, creo que podría ingresar al Mara Verso. Como una nueva villana y una inquietud más para Mara Laira.
Los originales de los relatos escritos para Ginebra, pueden leerse en autores.

viernes, 8 de junio de 2018

Este jueves, un relato: El cuadro


Pepe nos presente el siguiente tema.

“Se me ha ocurrido que cada uno de los participantes elija una obra pictórica que no os sea indiferente, que despierte en vosotros agrado, repulsa, asombro, admiración, alegría, tristeza, o cualquier otra clase de sentimiento o emoción y sobre ella escriba, bien para describir lo que la misma le sugiere, bien para tejer una historia que la tenga como hilo argumental. La imagen que acompañe vuestra participación escrita, será la de la obra pictórica elegida. 

El título para este jueves, escueto y conciso: “EL CUADRO”. Creo que la propuesta es lo suficientemente amplia y diversa como para que os resulte atrayente la participación”.

Recurriré a personajes secundarios del Mara Verso, a falta de una inspiración reveladora.




Una cuestión de perspectiva

Alejandro despertó agitado.
-¿Tuviste uno de esos sueños?- Le preguntó Roxana Frigia, su pareja, quien había despertado un momento antes-
- No. Es una cuestión de perspectiva- contestó Alejandro, mientras se preguntaba como una mujer recién despierta, podía verse tan hermosa-
- ¿Sobre algún problema?
- Perspectiva. Línea de horizonte, puntos de fuga, emblocamientos.

El tema siguió en la reunión con El Historietista.
- ….Y estuve practicando antes de venir- dijo Alejandro- Pero los personajes me quedan raros en la perspectiva.
- La práctica es importante. Y puedo prestarles algunos apuntes- dijo El Historietista, señalando en un desorden de papeles- Yo estuve practicando cierta habilidad, que he descubierto.


El Historietista hizo el gesto de dibujar en el aire, materializando un cuadro.
- Viene de un museo en el Plano Onírico. No puedo mantenerlo por mucho tiempo así que préstenle atención.
Los lápices de los Frigia corrieron rápidos sobre unos papeles, que sacaron rápidamente de una carpeta de dibujos.

Unas horas después, el tema había hecho olvidar a la cuestión de perspectiva. Y la visita de Mara Laira, quien había acordado posar para la pareja creativa.

- Hylas y las ninfas-comentó la mujer virtual-
- ¿Ya existe un cuadro como ese?- Preguntó Alejandro-
- Claro. Si Hector lo vio en el Plano Onírico.
Mara vio un cierto desánimo, una desilusión en la pareja creativa. Ventaja de conocer el lenguaje no verbal.
- ¿Qué tal si pintan algo similar, con estilo de ustedes y  otras modelos?
El plan se puso en marcha, luego de la sesión de dibujo. Mara se ocupó de contactar a otras modelos, que posarían con ella. Roxana llamó a un centro cultural que tenía un taller de modelo vivo.
Mientras Alejandro se dedicó a pelearse con la perspectiva.
Un par de días después, los Frigia estaban frente a un atril, dibujando a Mara Laira y a otras modelos posando en actitud de las ninfas de un cuadro.

Llevaría tiempo y dedicación, pero era el comienzo de una obra que sería replicada, en algún museo del Plano Onírico.


Más cuadros en Desgranando momentos.

Este cuadro ya fue mencionado en una historia de Mara Laira. Y es posible que se repita en algún otro mundo del Mara Verso.

La perspectiva y demás conceptos es un tema que me está ocupando, tendré que repasar algún libro. Así que estoy un poco como Alejandro.

Los Frigia







Una cuestión de perspectiva




domingo, 3 de junio de 2018

Fichas de personajes: El Historietista



Héctor Scorzo El Historietista
Guionista y dibujante de historietas. Visitante del Plano Onírico.
Mundo de El Historietista.

Primera aparición: El Historietista (25/10/2012)

Parientes: Desconocidos
Aliados: Duality
              Alejandro y Roxana Frigia

Enemigos: Ciertos seres del Plano Onírico, incluyendo algunas mujeres peligrosas.
                  Todo aquel que quiera regular las historietas, restringiendo la libertad de expresión.

Historia: Héctor Scorzo fue un destacado dibujante de historietas, que tuvo que hacer trabajos por encargos. Siendo la razón de tener que trabajar hasta tarde y dormir poco. También completaba historietas ajenas, corrigiendo detalles como el dibujo de manos.

Una noche se durmió sobre el tablero de dibujo, conectándose espontáneamente con el Plano Onírico. Algo que descubrió rápidamente. Sabía que era peligroso, se encontró con cuatro peligrosas mujeres, de las que fue rescatado por Duality. Quien se presentó como La mujer de sus sueños.


Duality se convirtió en la protagonista de sus historietas, aunque El Historietista ha contado que el primer número es obra de otro dibujante. La mujer felina modela para él y le cuenta sus historias, que se convierten en argumento.  La situación cambió una vez que ella decidió quedarse hasta el día siguiente, conviertiendose en una amante.
Alguna vez ella ha planeado dejarlo, para no ponerlo en peligro, pero es irresistible la atracción que siente hacia Hector.

En una convención de historietas, presenció una discusión en que una fan de Duality le dio una cachetada al autor de un fanzine, en que Duality era vencida y sometida por un villano.  Resultaron ser Alejandro y Roxana Frigia, quienes se convirtieron en una pareja artística y sentimental. Y los ayudantes de El Historietista. Quien les reveló que la mujer felina es real, facilitando que la conocieran.

Hector ha tenido un encuentro íntimo conjunto con Duality y Atalanta, la amante de su amante.
Alguna vez se ha mudarse al mundo Duality-paranormal, para ayudar a la mujer felina, dejando sus historietas a Alejandro y Roxana Frigia.

Habilidades: Poder para conectarse con el Plano Onírico, donde conoció a Duality. Dentro de ese plano, puede materializar papeles y lápices, para poder dibujar.
Posible poder de extraer elementos del Plano Onírico, tal vez sea algunos seres conscientes. Habilidad que le ha hecho pensar, mudarse al mundo Duality-paranormal, para ayudar a la mujer felina, dejando sus historietas a Alejandro y Roxana Frigia.

Destacada memoria visual, que usa para dibujar. Aunque prefiere basarse en alguna modelo.

Ha seducido hermosas mujeres, casi sin proponérselo. Teniendo algún romance con alguna modelo. En lo que puede incluirse a Duality. Y hasta ha conocido a Atalanta, la amante de su amante.

Debilidades: Su poder de conectarse con el Plano Onírico es algo que no controlaba bien. Aún le cuesta controlarlo, siendo causa de ponerse en riesgo, sobre todo al encontrarse con peligrosas mujeres del Plano Onírico. Duality le ha enseñado algunos conjuros de protección, pero alguna vez se los ha olvidado.

Fixit  to rol: ¿Quién podría representarlo? Se los dejo a los lectores.






 Imágenes: Viñetas previas de Duality La mujer de sus sueños, que puede leerse en Kebondi. Dibujante: Damián Bottini.

viernes, 25 de mayo de 2018

Este jueves, un relato: El premio



Juan Carlos Celorio nos propone este tema

“Resulta que esta semana se cumplirá el aniversario de una vez en que resulté ganador del mayor premio en un sorteo y se me ocurrió proponer este tema: EL PREMIO.
Ese será el tema de la convocatoria, aunque para quien quiera rizar el rizo, propongo desarrollar una idea que Chejov dejó apuntada y que nunca llegó a escribir.

“Un hombre, en Montecarlo, va al casino, gana un millón, vuelve a casa, se suicida””.

Veré que puedo hacer.



La ceremonia

Industria Científica fue nominado como Programa cultural/educativo.
Fue una noticia rubia para Melisa, la rubia productora del programa. Quien le contó la noticia a Paula Lowell, la astrónoma.

- ¿Van renovarnos el contrato?
- Ya lo hicieron.
Paula notó que el entusiasmo Melisa se había esfumado.
- ¿Cuál es el problema?
Silencio.
- ¿Es porque la ceremonia es aburrida?
- Muy aburrida. Lo suficiente para olvidarme, por una noche, del plan de Anita, de ríos enamorados. Y de ese maldito barrio cerrado en que tenemos que vivir.
- Entiendo- contesto Paula- Pero el círculo interno no ve Industria Científica.
- Pero se reúnen para ver la transmisión de la ceremonia.

Paula notó tensa a la productora, pensando que su inquietud tenia fundamento. El círculo interno había expulsado a Anita Zinc y aceptado a alguien nefasto.

¿Te preocupa quedar expuesta ? Puedo ir en tu lugar.
- Estas más expuesta que yo.
- Estoy protegida por el rio. Aunque…ya no confiarían en mí. Y todavía podría ser necesaria para algún plan.
Pausa.
- Pero Anita puede ir. Ya la conocen.

En ese momento, la aludida se sumó  a la reunión. 
- Les aviso que Luz y Sol no van a ir mas al barrio cerrado. Contrataron personal para la empresa de jardinería.
La astrónoma miró a la productora, quien asintió.

Llegó el día de los premios, llegó el momento de la categoría. La cámara enfoco a Luz y Sol, que se veían hermosas, con sus vestidos elegantes, que las hacía ver sugestivas.
Una pareja de actores anuncio que el  programa ganador era… Industria Científica. Hubo unas palabras que no despertaron repercusión. Llego el momento para Luz y Sol.
El discurso conjunto de agradecimiento fue acompañado por algunos aplausos.
Anita lo vio, apenas cubierta con una toalla, recibiendo un masaje de Fito Cromo.
La pantalla  el beso apasionado y cinematográfico de Luz y Sol.

En algún lugar, frente a un televisor, alguien levantó su vaso para brindar.
- Bien hecho, chicas.

Más premios en ¿Y qué te cuento?

 Estoy ensando en un nombre para la productora, Rocío o Melisa, además de ser un nombre es una planta medicinal.

Enigma: ¿Quien brinda frente al televisor? ¿Un televidente común y corriente? Tal vez puedan plantear alguna teoría si leen o releen los capítulos de...

La venganza de Anita Zinc