Etiquetas

viernes, 27 de mayo de 2016

Este jueves, un relato: Una noche en el museo



El Historietista terminó de examinar el trabajo de sus ayudantes, Alejandro y Roxana Frigia. Una pareja creativa y también una pareja.
-Muy bien.  Tengo una sorpresa para ustedes.
- ¿De qué se trata?- preguntaron simultáneamente.
- Necesito que me acompañen a la noche de museos.

Luego de horas de visitar museos, El Historietista le dijo que la sorpresa estaba lista.

- La verán en  El Museo de la Historieta.
- ¿Hay un Museo de la Historieta?- Preguntó Alejandro.
- Todavía no está abierto para el público. Pero nos van a dejar pasar.

El Historietista los guió por las distintas galerías,  los dejó juntos, deslumbrados por tanto talento en historieta. Una hora después, pidió que lo acompañaran hasta la entrada de una sala.

- Tengo algo que contarles.
Tienen que pensar en la historieta años atrás, cuando yo era un aprendiz. Por entonces estaba una gran editorial, de ventas masivas.

Tenían sus propios camiones de distribución. Y disponían de papel propio, hasta eran dueños de los bosques para elaborar papel.

- ¿Es cierto que los dibujantes no firmaban?- preguntó Alejandro.
- Si alguno lo hacía, le borraban la firma en la edición. ¿Recuerdan lo que le dije de los originales?
- Conservar los originales, entregar las copias a las editoriales- contestaron Alejandro y Roxana.
- En ese entonces, las editoriales se quedaban con los originales. ¿Saben lo que pasó cuando la editorial quebró?
- Devolvieron los originales a los dibujantes- contestó Roxana.
- Algunos sí. Pero no pudieron contactar a todos. Algunos fueron entregados a gente que pasó por ahí. Yo mismo tengo algunos. El resto fue arrojado a la basura- dijo Alejandro-
- ¿En serio se perdieron?- Preguntó preocupada Roxana.
 - Alguien me llamó porque encontró los originales. Hicimos muchos viajes para rescatarlos. Algunos terminaron en la editorial para la que trabajamos. Otros están expuestos en esta sala.

La pareja creativa se deslumbró por los originales expuestos.
Había originales de El Historietista. Y lado de esos originales…
- Está vacío- dijo Roxana.
- Es porque está reservado para…
-… ustedes.
Más noches y museos en Sintiendo en la piel


Relato basado en algo que se contó en el taller de historieta  que estoy haciendo.
Y le agregué ciertos personajes de la saga de Duality, que ya volverá en algún momento.

viernes, 20 de mayo de 2016

Este jueves, un relato: Tu palabra favorita

Desde el blog Lazos y raíces, llega la propuesta de escribir sobre la palabra favorita. Me sumaré con algo escrito casi improvisadamente, con pocas ideas previas escritas.


Soñó  que estaba rodeado por un abismo, que lo separaba del resto del mundo, que separaba los deseos de lo deseado. Encontró puentes que lo llevaron a lugares que no le interesaban y que lo alejaban de lo que quería alcanzar. Hubo mujeres que cruzaron el abismo, como si no existiera para ellas. 
Podían hacerse visibles a voluntad, permanecer etéreas o materializar sus esbeltas siluetas. Fueron seductoras, se dejaron seducir. 
No estarían cuando despertara, pero lo invitaron susurrando sensualmente, con sus voces musicales, a iniciar una búsqueda.

Al día siguiente inició esa búsqueda: Desoyendo advertencias sensatas  y consejos supersticiosos, siguió seis senderos secretos. En el séptimo, le hablaron de un bosque misterioso, de algo oculto que lanzaba maldiciones pero también otorgaba deseos.
Luego de cierto tiempo, lo volvieron volver, más silencioso que de costumbre. Creyeron que había sido maldito, pero había recibido el don de que las palabras que pronunciara se convirtieran en realidad.
Debía tener cuidado con lo que dijera, una palabra equivocada podía desatar catástrofes. Pero era una oportunidad de encontrar a las mujeres soñadas.

Viajando a través de mundos, llegó al lugar indicado.
Pensó en las palabras que había ensayado, que funcionarían como un conjuro, las pronunció. Ya percibía la presencia de mujeres que encarnaban al aire como uno de los cuatro elementos. Y entonces las nombró: Sílfides.
 Ellas serían generosas con sus encantos, mostrando su desnudez. Se acercarían hasta él, para realizar sus deseos, más allá de su imaginación.

Sílfide es mi palabra favorita, por lo que representa, una clase de ser mítico, que representa al aire como uno de los elementos. Y sería mujeres de belleza sobrenatural.

Y me gusta la palabra como suena.

viernes, 13 de mayo de 2016

Este jueves, un relato: Objetos obsoletos


La traductora fantasmal

¿Quieren que les cuente la historia de cómo la conocí? Podría intentarlo.
Mi inspiración estaba en crisis.  Había reservados relatos para cuando mi inspiración fallara. Pero esta situación se estaba prolongando demasiado. Por otro lado, recibí un mail en que un relato había pasado la selección. Me pedían que enviara una copia corregida, por carta. Notable detalle. Pensé que las cartas eran objetos obsoletos.

Corregí rápido, ventajas de los procesadores de texto. Lo metí en un sobre, con todos los datos. Y fui al correo. Para mi sorpresa, tuve que esperar.
Me sentí satisfecho. Y al mismo tiempo no estaba conforme.
 Me pareció que tenía que ser escribiendo. Y las musas seguían sin visitarme. 
Me tomé un día libre y fue a un cine, de esas cadenas que están en un shoping. Al terminar la película, pasé por uno negocio combinación de librería y disquería. Y otra vez, me encontré con objetos que creía obsoletos: discos de vinilo. Curiosamente, nuevas ediciones, nuevos discos. Era un gusto que podía permitirme.

En el viaje de regreso, pase por un negocio que tenía objetos considerados obsoletos, como decoración. Por un momento, creí ver algo fantasmal. Idea que deseché.
Me puse a pensar que yo mismo tenía algunos, amontonados en algún lugar. Una ambientación como esa podría propiciar la inspiración. Así que ordené y puse en lugar preferencial mis objetos obsoletos.
La inspiración tardaba. Puse uno de los discos que había comprado.  

Me despertó el ruido del tecleado, de la máquina de escribir.
Vi una sombra luminosa, era difusa, pero se notaba que era una mujer esbelta. 
- ¿Estoy alucinando con una musa?
- No. Soy real. Y no soy exactamente una musa, sino una traductora.
- Que inconveniente. Necesito escribir algo antes de pensar en traducirlo.
- Tal vez pueda ayudar, conozco gente que tiene historias que contar.
Y que necesita ser escuchada.
- Podría servirme. ¿Aceptarías ser mi traductora?
- Con la condición de que mantengas este lugar con estos objetos interesantes.
- ¿Cómo puedo llamarte?
Dijo un nombre que nunca lograré pronunciar. Ella lo tecleó con esfuerzo.
- Bien. ¿Cuándo comenzamos?
En ese momento, se materializó una sombra oscura, en la silla enfrente de mí. Era el primer testimonio fantasmal y real, sobre el que escribiría.


Más relatos objetos obsoletos en ¿Quieresque te cuente?

viernes, 6 de mayo de 2016

Este jueves, un relato: Jueves en mi comarca

Hablar de Hurlingham es hablar del municipio de Hurlingham, Willian Morris y Villa Tesei, en oeste del conurbano bonaerense.

 ¿Qué se puede contar? No es un lugar antiguo, fundado en tiempos míticos.

Ni siquiera se puede hablar de fundación, no la hubo. Hubo alguna vez el Paso Morales. Y tiempo después, la práctica del Hurling, deporte parecido al hockey, dio lugar al nombre.
En 1994, se convirtió en partido.
¿Qué se puede contar? No es un lugar de montañas ni ríos, ni lagos. Pero casi no hay edificios y abundan los árboles, incluso en lugares céntricos. Incluso está el Jardín Botánico Arturo E. Ragonese.

En algún centro cultural, fue donde empezaron mis aprendizajes con el dibujo estilo comic. Un centro cultural que lamentablemente no perduró.

Hubo un intento de un canal de televisión en Hurlingham. No estaba del todo de acuerdo con la orientación, un tanto religiosa, que le pretendían dar. Pero no era algo permanente. Y una idea tan disparatada (no prosperó), como un canal en Hurlingham, era para respetar. 
Y pasaban videos de Divididos, quienes han hecho el gran tema Paisano de Hurlingha y A Pepe Lui, cuyo video muestra la estación de tren.




Y también videos de No lo soporto. Sí, ya caí en lo mismo.
 Pero años después, con formación de quinteto, No Lo soporto grabó el video Hey, en el Miniestadio de Hurlingham. 
No, no estoy en el video. 




En ese mismo Miniestadio hubo una feria de libro, desde la que se emitió un programa de La venganza será terrible, con Alejandro Dolina, Patricio Barton y Jorge Dorio. Y en esta ocasión estuve entre el público. Y fui mencionado por Alejandro Dolina.
¿Qué se puede contar?
Faltaría recuperar el cine. Este lugar no es perfecto, seguramente podría ser mejor.
Pero es una buena ambientación para ficciones. Incluso de fantasía, de misterios.




Escena ambientada en Hurlingham, Mis cuatro estaciones, historieta de Kebondi


Más comarcas en lo de Juliano el Apostata56

viernes, 29 de abril de 2016

Este jueves, un relato: Esculturas al aire libre


Esta semana el desafío, es escribir un relato a partir de unas esculturas al aire libre. Y la invitada especial, para el relato que aportaré, es Duality, la mujer felina.


Encuentro y despedida

Lilith Blue fue la mujer fatal de una sociedad secreta, un rol que  había interpretado como actriz. Sobrevivió  a las intrigas, hasta que sólo le quedó una salida: escapar al futuro.


Malhumorado, Erekon miraba la estatua de una mujer arrodillada, abrazando a su hijo, cuando sintió una presencia.
- Duality, ya podes salir.
Una mujer salió detrás de un árbol.
- No soy tu hermana.

Duality llegó un momento después.Y se encontró una escena emotiva, a la que se sumó.

- ¿Podemos irnos a otra parte?- dijo inquieto Erekon-
La mujer fatal lo abrazó, como si Erekon no fuera un temible  vigilante nocturno. 

- Que escena más tierna- Intervino una mujer, con aspecto de villana-
- ¡Maldita villana mental!- rugió Duality- Ya te vencí.
- Pero soy más poderosa- contestó la villana, mientras sus ojos brillaban-
Unas formas marrones aparecieron. Al acercarse a Erekon, se convirtieron en unos árboles antropomórficos. Erekon eliminó algunos con su espada.
Los restantes se esfumaron cuando Duality los enfrentó.  

La villana fue derribada por Duality.
- ¿Cómo es posible?
- Tengo un pacto con La Amante del Bosque.
- Ningún árbol puede dañar a mi hermanita- acotó Erekon-
- ¡En la cara no!- gritó la villana ante las garras de Duality.
Lilith Blue detuvo a su hija.
- Tranquila, la necesitamos.

La villana se resistió pero Duality la arrojó sobre una escultura, que representaba un espiral. Al contacto con la escultura, se desintegró. Y de la desintegración, surgió un vórtice.


- Llegó la hora de despedirme.
- No puede ser- dijeron Duality y Erekon simultáneamente-
- Tengo que volver para que puedan existir.
- ¿Y si…?
- Ni pensarlo. He engañado, he robado y asesinado. Pero no me salvaría a costa de ustedes.
- Encuentro y despedida- dijo Erekon- No es justo.
- Podrán encontrarme en el Plano Onírico.

Luego de una emotiva despedida, la mujer fatal cruzó el vórtice.

 Duality y Erekon se quedaron mirando hacia la escultura. 
- Ahora nos queda una cosa, hermanita.
- La venganza.


Fin de la tercera temporada

Más esculturas al aire libre en lo de MOLÍ DEL CANYER

Creo que es necesario un resumen, para que se entienda mejor el relato.
Duality, inicialmente llamada la mujer felina, se trataba de una mujer felina, con habilidad para robar. Luego se convirtió en modelo y amante de un autor de historietas, llamado El Historietista.

Duality fue descubriendo su origen, hija de una mujer fatal, que dejó de ser actriz, para ingresar a una sociedad secreta. Y de un ser no humano, proveniente del Plano Onírico. Con un medio hermano mellizo, hijo de la misma mujer y de un humano, integrante de esa misma sociedad secreta. Medio hermano que se convirtió en  un peligroso vigilante nocturno, conocido como Erekon.

Ambos supieron de una mujer misteriosa, que le tendió una trampa a Duality. Que resultó ser la madre de ambos, quien escapó, viajando en el tiempo. Y aprovechó para vengar su propio asesinato. Algo inevitable, porque tendría que regresar, para que sus hijos existan.


Por otro lado, hay  una versión de la mujer fatal, en el Plano Onírico, con la que Duality se ha encontrado más de una vez.

¿Les gusta el nombre que inventé para ella? Podría tratarse de su verdadero nombre o de un pseudónimo. Esta inspirado en el nombre de una actriz.

sábado, 23 de abril de 2016

Este jueves, un relato: El cierre de Mara Laira y otros personajes


Inevitablemente, llegó el día de cierre. Con el inconveniente de tener que regresar el espacio-tiempo al estado anterior. O algo parecido, porque no volverá ser exactamente como antes.




Y ahí viene lo positivo. Mara Laira, a quien tendré que darle unos días de descansos, ha sido la musa de este jueves de relatos, que he tenido el gusto de convocar. Y que ha despertado interés, dedicación a escribir relatos.
Han aparecido diversas facetas de Mara Laira, historias sobres sus fantasías y temores, a veces fusionadas en relatos muy intensos, cargados de sensualidad. Y a veces ella ha sido lo temible. Otros han explotado algún posible pasado desconocido, que curiosamente me incluye. 


Algún relato la presenta junto a otros personajes, como Atalanta y Duality, la mujer felina. Incluso aparecen personajes como El Viajero Interdimensional, el Guardián Exterior, Erekon (medio hermano mellizo de Duality). Y una vez más, yo mismo. Mi propia aparición como personaje, no siempre me ha sido beneficiosa, resultándome mortal en un relato.



Es el momento de agradecer el interés, la dedicación que han puesto en escribir sobre Mara Laira, aun  quienes no la conocen tan bien. Les prometo que habrá más relatos y secciones con ella, para que sigan conociéndola. Y que pensaré en ser anfitrión de otros jueves. Muchas gracias. Por ahora, me toca pasarle el turno a



Atalanta y Duality por Dario Brabo.
Mara Laira por Marifer Pizzani

Este jueves, un relato: Mara Laira y su relato


No  quería faltar a mi propio jueves. Más siendo Mara Laira el tema.

Doble tentación

- Ayer fue un día difícil- dijo Mara Laira- Un oyente me fastidió el  tarde al programa de radio. Tuve problemas con unos zapatos en el desfile.
- Creo que puedo explicar eso. –contesté- ¿Podrías extender tus manos?
- Sí. ¿En qué estás pensando?
- Se ven bien, sin las imperfecciones usuales, por mi torpeza al materializarte. Y te estoy viendo distinta.
- ¿Distinta?
- Como si este plano aceptara tu existencia.
- Perturbador. Prefiero escuchar un CD de No lo soporto a pensar en eso.

Busqué un CD. Un momento.
- ¿Qué te detiene?
- Es raro. El tercer disco ahora está grabado con la formación de trío.
Cuando ese CD fue grabado por otra formación.
- ¿Un cambio de continuidad?

Un vórtice se abrió y apareció El Viajero Interdimensional.
- ¿Pasa algo? 
- Los seres de los espejos abrieron una brecha al multiverso.  Necesito que me acompañen a La Zona Iconoclasta.
El viaje fue más rápido menos agitado de lo que esperaba.
Mara fue recibida con amabilidad. Yo no tanto
- ¿Por qué no llaman a el Guardián Exterior? El sabe de estas cosas.
- Sé mucho- acotó el aludido- Y estoy planeando algo. Pero los necesito.
Los planes llevaron varias horas. En la espera, estuve hablando con Mara.
- Estoy tentado de dejar todo como está. Y usar esta mejorada condición de demiurgo para los dos.
- Yo también, pero.
- Tenemos que apresurarnos- Irrumpió El Guardián- Están borrando gente de la continuidad.
Era algo improvisado, había unos talismanes, conectados con tecnología, cables enredados. Yo tenía que apoyar las manos sobre un tablero de dibujo.
Se desataron una fuerzas que empezaron a restaurar el tiempo-espacio. Pero no era suficiente.

Nada pasó. Hasta que Mara sumó su energía, esfumándose. Quise desconectar todo pero ella volvió.
En los siguientes días, la continuidad se normalizó. Como efecto secundario, se borraron todo lo que nos favorecía. Pero aproveché algunos momentos con Mara Laira. En una forma que quedará en secreto. Tal vez puedan intuirlo.



 Más historias de Mara en este mismo lugar