Etiquetas

martes, 28 de enero de 2014

Este jueves, un relato: Deporte/ Una sílfide en los juegos olímpicos

Esta semana, el tema es el deporte. Está dudando de cómo participar, pero se me ocurrió que podía ser una oportunidad para volver a publicar algo del blog anterior. Una entrada, que no tuvo comentarios, que titulé…

Una sílfide en los juegos olímpicos


Los juegos olímpicos de Atenas 2008 tuvieron dos características especiales. La primera fue es que su sede fue Grecia, la cuna de los juegos olímpicos. La otra fue la aparición de una atleta destacada. Yelena Isinbayeba, atleta rusa nacida en 1982, según Wikipedia, 1,72 de altura. Quien adquirió la costumbre de batir los records de  salto en garrocha. 

Un año después, rompió el record, saltando a 5 metros de altura. Para volver a romperlo, saltando a 5,01 metros de altura.
 En el 2008, el año de los juegos olímpicos de Beijing, se volvió a hablar de ella. Llegó a 5,03 metros. No se quedó conforme y  llegó a 5,04 metros. Parece ser que su entrenador dijo que podría llegar a 5,15.

Este es momento para mencionar su belleza, nada común, algo digna de poesías.

Su actuación en los juegos olímpicos fue destacada.
La bella Yelena Isinbayeba comenzó sus intentos en  4,30. Para valorar este logro, se podría tener que fue lo máximo que alcanzó la participante argentina.

Yelena fue superando distintas alturas, hasta llegar a 4,95 m. Lo que le valió llegar ganar la medalla de oro. Pero no fue suficiente para ella. Tras dos intentó fallido llegó a 5,05m.

Hubo alguna descalificación de los triunfos deportivos de los juegos olímpicos, atribuyéndoselos a causas no tan deportivas, aparte de la importancia que tiene el deporte en otras partes del mundo.

Pero prefiero no tener en cuenta la desmitificación de una nadadora que se bajó de algunas competencias, alegrándose de que terminara lo que llamó el suplicio.

En este caso prefiero la leyenda. Tal vez Yelena Isinbayeba haya hecho trampa, la trampa de ser una sílfide fingiendo ser una humana, participando en salto con garrocha.

Esta mitificación tiene un punto débil. En los juegos olímpicos de Londres, su actuación aunque destacada, fue un tanto accidentada. Tuvo intentos fallidos que le impidieron llegar a más de 4,70, obteniendo la medalla de bronce.
Algo que tiene su mérito, pero hubiera sido bueno que llegara a más. Porque era un placer ver sus actividades deportivas.




46 comentarios:

  1. Se nota que estás puestísimo en el tema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En algún momento, tomaba nota de todo lo que me interesaba. Minuciosamente. Y esta atleta me impresionó la primera vez que la vi en los juegos olimpicos.

      Eliminar
  2. Un homenaje muy merecido, sin dudas.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por considerar merecido esto que escribí sobre ella.
      Son logros deportivos dignos de recordar y eso traté de hacer.

      Eliminar
  3. Ojala pudiera tener constancia en el gym jeje yo no salto ni a la cuerda jajajaja. Admiro a los deportistas ese trabajo diario es increíble. Yo soy muy vaga. Lindo leerte como siempre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En eso nos parecemos. Yo también soy vago.
      Buen punto. Yelena además llegó a ser una de las más destacadas.
      Lindo recibir tus comentarios.

      Eliminar
  4. Sacrificio, entrega, objetivos.
    Buena la argumentación para una leyenda...
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesantes y exactas tres palabras.
      Gracias por el comentario.

      Eliminar
  5. Muy linda mina.
    Parte de la atractivo -en términos más generales- de algunas mujeres deportistas, intuyo, tiene que ver con esa toma de iniciativa y precisión de objetivos que vaya uno a saber por qué siempre se toman como atributos masculinos.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy linda mina. Concuerdo con esa definición.
      Interesante hipotesis. No creo que esos atributos sean sólo masculinos.
      Gracias por el comentario.

      Eliminar
  6. Hola!
    Me gusta este aporte, me gusta eso de tomar nota, cuando algo nos interesa es bueno mantenerlo vivo para después recordarlo y saber aplicarlo. Tengo mucho que aprender. Me gustan los juegos olímpicos y siempre que puedo trato de ver los deportes que me gustan, hasta logro tener algún que otro favorito cuando recuerdo sus nombres.
    Muy buen aporte, te felicito.
    Por cierto, cuando iba al colegio hacia natación y basquetbol pero luego los deje, ahora en verdad si camino todas las mañanas, pero ahora empiezo en marzo, estoy de descanzo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, tal vez tenga que retomarlo. Me gusta oponerme, aunque sea a pequeña escala, a la fugacidad de tiempo. O al menos a lo imperfecto de mi memoria.
      Yo también tengo mucho que aprender. Y me gusta ver los juegos olimpicos.
      Gracias por tu comentario.
      Y por contar más de vos.

      Eliminar
  7. Parece que en cada celebración deportiva los hay que no se conforman con sus "superpoderes" naturales, innatos y trabajados, siempre quieren más siendo ya buenos en demasía. Yo les entiendo, pensar que ya no puedes superarte y aceptar tus limitaciones cuando realmente vives de una milésima, debe ser casi insoportable.

    Un abrazo y tu cafelito.

    ResponderEliminar
  8. No lo había pensado, pero es algo muy acertado lo que planteas. Entiendo ese perfeccionismo. Gracias por tu aporte. Y por el cafecito.

    PD: Perfeccionismo que debería buscar Blogger, porque estuve renegando para que funcione el responder. Sin resultado.

    ResponderEliminar
  9. Cuesta mucho mantenerse como ídolo del deporte. Hay quién no soporta la presión. buena entrada.
    Saludos muy deportivos y bién entrenados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un interesante planteo. Es cierto lo de la presión. Una razón para admirar a quienes lo soportan y lo convierten en una motivación.
      Gracias por el comentario.

      Eliminar
  10. Nunca pudimos, creo, en términos de humanidad, liberarnos de la impronta griega de la perfección, de la belleza, de la armonía. En los deportes- más aún en la arena olímpica- se ha heredado ese peso en oro, que llevado a la limitación humana se vuelve una mochila de piedras, hasta para la más linda...



    Besos.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante comentario.
      Creo que más que una carga, es un legado, algo a seguir, en el deporte, las artes, el teatro. La ciencia ficción y los comics han tomado de los mitos. Hasta en este blog, suele aparecer un personaje llamado Atalanta.
      Y hay muchas formas de belleza, está la belleza de las modelos, de las atletas, de las científicas (muchas suelen ser trigueñas, con una nariz sutilmente aguileñas) y la bellezas de las poetisas blogeras.

      Un gusto recibir tus comentarios.
      Te mando besos.

      Eliminar
  11. como decía mi viejo amigo Hector Lavoe "... todo tiene su final, nada dura para siempre..." el cuerpo tanto como la mente envejece, existe un punto alto en todo humano, destacable hasta para sus enemigos, innegable para el mundo y los suyos, pero luego, viene lo que nadie quiere y que es irremediable, la vejez.....

    un abrazo amigo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo que habría aprovechar ese punto alto desarrollar ese máximo potencial posible, las mayores posibilidades de conquista. Y hay quienes lo hacen.
      Un saludo.

      Eliminar
  12. La superación de records, cm. a cm. me recuerda a Sergei Bubka, pertiguista soviético que iba batiendo records de esa manera batiendo el suyo propio hasta en 9 ocasiones porque, dicen las malas lenguas, cada nuevo record le proporcionaba grandes beneficios económicos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No veo mal un poco de astucia entre tantos logro deportivos.
      Hacen más que las malas lenguas.
      Gracias por el comentario.

      Eliminar
  13. Se me da tan poco la práctica personal de los deportes (como ya he mencionado en mi entrada) que casos así, son dignos de mi admiración. Pienso que tal vez, algo fuera de lo natural -como dices- podría habitar en estos atletas que se superan (o lo intentan) cada vez más. También pienso, en el esfuerzo, la dedicación, la práctica constante que implica, llegar a alcanzar sus metas, y de ser posible, sobrepasarlas. Una buena presentación la que has hecho, para rememorarla aquellos quienes la vieron, o para saber de ella, a los que se nos pasó por alto.
    Besos!
    Gaby*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario.
      Ese es también mi caso.
      Me gusta la idea de los resultados de la dedicación. Aunque también me gustó insinuar algo más. Y según tu comentario, mi teoría tiene cierto sentido.
      Me alegro que te haya gustado. Me parecía que ella merecía ser rememorada o conocida por quienes no la conocieron.
      Gracias por el comentario.
      Besos.

      Eliminar
  14. El espíritu de sacrificio y de superación de los deportistas es algo que se debería promocionar y valorar más. Besote

    ResponderEliminar
  15. Aquí aprendiendo y disfrutando. Besos.

    ResponderEliminar
  16. hablás de deporte para disfrazar un poco el hablar de la belleza femenina... y me gusta eso...

    el problema de las atletas es que su entrenamiento hace que se les evaporen lso pechos... y eso no está tan bueno... eso si, todas (nadadoras, corredoras, patinadoras, etc) desarrollan con excelencia el cuerpo de la cintura para abajo...

    bueno, fin de la clase masculina sobre anatomía femenina... abrazo master...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Eso piensan de mí? Mirá el comentario siguiente.
      Y puede ser. Pero a veces se dan las dos cosas juntas. ¿Y por que no admirarlas? Yelena es bellísima y además ha tenido unos interesantes record, que detalladamente menciono.
      Es una cuestión a opinar. ¿Viste las jugadoras de voley femenino de playa?
      Podría ser una entrada para tu blog. Distintos tipos de belleza femenina, modelos, atletas, científicas (que las hay muy lindas, generalmente son bioquímicas), etc.

      Eliminar
  17. ...sí..."ver sus actividades deportivas"...por como la nombrás y describís, diría que no el deporte lo que en ella encontrás más atractivo! jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El comentario anterior al tuyo insinúa eso también. Y no está del todo errado.
      Pero el hecho es que realmente me gustaba ver sus actividades deportivas, sin comillas. La carrera para impulsarse, el salto, el arquearse sobre la valla, si tocarla, me gustaba ver eso. Es cierto que es una mujer muy bella.
      Pero también admiro esas cualidades tan asombrosas, mencionadas por Loquita Diplomada unos comentarios después.

      Eliminar
  18. Tiene un mérito tremendo, porque la constancia y la superación es el todo en estos deportes.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hay todo un mérito en eso.
      Gracias por el comentario.

      Eliminar
  19. En las olimpiadas cada tanto aparecen estos deportistas asombrosos, con dones que no parecen de humanos, tal es el caso que describes y la verdad que no queda otra que llenarse de asombro y admirarlos.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada tanto sucede eso, que aparece alguien que se destaca sobre los demás. Para admirar.
      Un beso.

      Eliminar
  20. Es una excelente atleta, la mejor deportista en salto alto que haya visto. , le llamaban la reina de las alturas. ¿Sabías que tiene una colección privada de delfines? Lo vi en un documental.
    Saludes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido en eso. Y no se equivocaban al llamarla así.
      No. No sabía ese detalle.

      Eliminar
  21. Una constante del ser humano ( no todos), superarse continuamente. Gracias por recordarnos a esta mujer y no entrar en desmitificaciones.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta que te haya gustado. Es humano superarse, algunos se destacan en eso. Las desmitificaciones pueden ser algo indeseable, en esos casos.
      Por lo menos, en este.
      Besos.

      Eliminar
  22. A mí me gusta mucho la elegancia con la que se eleva en el aire Yelena Isinbayeba
    pero no siempre se está bien para todas las competiciones
    Gracias por participar
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierta. Es la definición que me faltaba.
      Gracias por el comentario.

      Eliminar
  23. Pues la verdad es que yo a veces pienso que no merece la pena tanto sacrificio para, como le pasa algunos, jugártelo todo en un instante. A mi si me gusta hacer deporte, voy todos los días al gimnasio, pero solo para sentirme bien, no soy esclava de ello.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haces más ejercicio que yo, te felicito por eso.
      Parece extraño, como lo planteas, eso de entrenarse años para una oportunidad de minutos. Pero para algunos, es su sueño, su proyecto. Y algunos de esos algunos logran resultados memorables.
      Interesante planteo el tuyo. Como tu cuento.
      Besos.

      Eliminar