Etiquetas

miércoles, 13 de febrero de 2013

Este jueves un relato: In fraganti


 Este es mi aporte, casi escritura automática. Vaya saber si funcionó.


Tal vez recuerden la historia del historietista exitoso, respetado por sus creaciones, que creen obra de su imaginación. Tenía un buen contrato, en una editorial independiente, que respetaba el trabajo de sus autores, sin las presiones de editoriales más masivas. Incluso semanalmente era visitado por una misteriosa dama nocturna, su modelo e inspiración.
Tenía todo lo que podía desear o casi todo. Es generalmente, cuando aparecen conflictos. Y no iba a ser la excepción.
La mujer felina, buena o  mala, lo encontró preocupado.
- Es por la editorial, han recibido ofertas para comprarla, con los derechos de los personajes.
Mirada intrigada de la visitante.
- Con algunas condiciones, claro. Nos tenemos que adherir al Código del Comic, algo nefasto. Tendríamos que evitar ciertos temas. Y terminar con los personajes  de conducta gris, quieren que sean buenos o malos.
- ¡Que aburrido! Seguro que nadie se adhirió.
- Sin embargo, hay quienes ha aceptado. Incluso algún socio de la editorial lo pensó. Parece que estuvieran presionados.
- Tal vez los autores de esa idea…
- ¿Cómo sería eso?- preguntó interesado.
- Yo me ocupare de investigar. Mientras tanto, quiero que me hagas un par de dibujos.

Ella se ocupó de investigar. Y supo cómo actuar.
Otro conocido de ella, aceptó hacer de incauto. Ella le indicó como fingir ser un tímido pero exitoso historietista. Fue al lugar que ella le indicó. Se le acercó Una mujer insinuante, aunque no tanto como la felina misteriosa. Parecía estar ya conquistada. Aceptó acompañarlo, o casi ella fue la que lo propuso. En un departamento, propuso brindar. La trampa  estaba por suceder.
Y fue ella quien cayó. Porque el incauto no lo era tanto, estaba siendo seguido por la mujer felina, quien apareció en escena. Y podía parecer intimidante para quien no la conociera.
Algunos incautos habían caído en la trampa. De beber un trago con un somnífero, de dormirse. Y ser fotografiados, en una forma que sugería algo que no había sucedido. Esas fotos terminaban en manos de un inescrupuloso detective, que exigía dinero para mantenerlas ocultas. Esos incautos estaban casados, a punto de estarlo, o dejar de estarlo.
Asustada por la mujer felina, dijo también la ubicación de los archivos.

Repentinamente, la oferta que había recibido la editorial se fue enfriando. Entre las noticias que pocos tienen en cuenta, se habló de la posibilidad de derogar cierto código de historieta. Cuando algunos personajes claves se dejaron de preocupar por problemas económicos o personales.
Casualmente o no.

- ¿Algo que ver con esto?
- Secretos profesionales. –Le contestó la visitante misteriosa al ilustre historietista- Es la segunda historia que permanecerá en secreto.
- ¿Cuál es la primera?
- Hoy mi visita podría ser más prolongada.
El historietista tenía casi todo lo que deseaba. O todo.

38 comentarios:

  1. ja ! Pues yo le enviaría a mi científico, el se ocuparía muy bien de ella!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay dos mujeres en el relato.
      ¿Te referis a la mujer felina, buena o mala, para que el científico experimente con ella, para crear un nuevo ser?
      ¿O la otra mujer, aliada del detective inescrupuloso, por eso de que la curiosidad mató al gato?

      Eliminar
  2. Escritura automática, en serio. Si a este relato lo armas con escenas y diálogos es un cuento buenísimo.
    mariarosa

    ResponderEliminar
  3. Automático pero real como la vida misma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He leído historias de guionista y dibujantes, parece suele pasarles lo que incluí. Gracias por el comentario.

      Eliminar
  4. sería interesante, y se me acaba de ocurrir hacer un jueves así, escribiendo de golpe y porrazo, sin aditamentos ni leches en vinagre,para ver el resultado primigenio...
    ya veremos, demiourgo, quizá lo sugiera par la semana que viene...
    medio beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una idea interesante, pero no siempre es fácil. A veces es arduo, lo cuál escaparía a esa consigna. Otra veces, parece dictado.
      Gracias por el comentario.

      Eliminar
  5. Una dama nocturna de tales características parece ser buen aliado. Conocía del tema, sin dudas, y de alguna manera deja al descubierto, que en todos lados se cuecen habas. Suerte para el historietista, regirse por normas estrictas que coartan todo tipo de expresión es realmente perverso, además de formar parte de negociados que a los creativos poco les incumben. Texto automático, llevadero, ameno y que mezcla ficción con asuntos reales.
    Besos!
    Gaby*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que es una buena aliada. Tal vez tenga algo de maldad, pero castigó a los que pretendían imponer ese tipo de regulación. Tal vez por principio, para que la maltraten en ficción, o por el historietista. Me alegro que te haya gustado.

      Eliminar
  6. Seeee, me encanta que los tramposos caigan en trampas, dicen que robar a un ladrón tiene cien años de perdón, quien no va a perdonar a la felina y el hitorietista es cupido un dia como hoy, jejeje, miles de besossssssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El seee me hace pensar que te gusto, lo cuál me sorprende gratamente. No lo había pensado pero puede ser.

      Eliminar
  7. Es dificil hacer una escritura automática, casi con historia. Felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero está vez resultó. Las musas volvieron para esta vez.

      Eliminar
  8. Al final la mujer misteriosa le da una vuelta a la historia al final.
    El, seguro estará mas que sorprendido.

    Pd.: algo recuerdo...

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y quien no lo estaría. Bueno, ella es de ir al frente, en más de un sentido. Tal vez porque la trata bien en ficción.

      Eliminar
  9. Uf! la historia se complicaba, al menos de tonto no tenia nada, supo guardarse las espaldas. Buena pillada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Traté de escribir claro. Me alegra que le hayas encontrado ese sentido.

      Eliminar
  10. jaja... me gustó mucho. Sí señor... se va a ocupar de ella muy muy bien! un abrazo! muy buen relato!

    ResponderEliminar
  11. Supo guardarse, nunca mejor dicho las espaldas... Para ser automático se lee bien y como han dicho es ameno.

    Un abrazo

    Pd. Contestación a tu pregunta. La farándula en el mundo político está muy castigada, un tema así en el mundo periodístico es una joya... con esto idea tu final. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, eso pasó. Me gusta haber logrado que sea ameno.
      Con tu respuesta, me quedó claro.
      Gracias por el comentario.

      Eliminar
  12. ah genial, seee, que caigan los tramposos.. buena historia!
    un beso grandote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También podría interpretarse de tramposos con principios engañando a tramposos solamente.
      Gracias. Me gusta que vuelvas a comentar.
      Un beso.

      Eliminar
  13. El uso del chantaje se ha prestado a lo largo de la historia para fines tan variopintos como éste que hoy nos traes: cambiar códigos de referencia, alterar criterios, medir con vara no tan ajustada...en fin...todas argucias para beneficio propio que lindan -muchas veces con la delincuencia-
    En este caso lo cruzan definitivamente!
    Un abrazo.
    p.d
    me han venido a la mente cierta casta de funcionarios y empresarios que se llevan tan bien con estas prácticas! =(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tema del chantaje surgió después para completar el argumento, del ajuste del código de referencia, o más su innecesaria creación. Para ser contrarrestado por la mujer misteriosa. Parece que el efecto fue verosímil, según tu comentario y anteriores.
      Muy buen comentario.
      Un abrazo

      Eliminar
  14. Respuestas
    1. Me alegra haber merecido tan comentario de una lectora que sabe escribir tan bien.

      Eliminar
  15. Para escritura automática está muy bien, por lo de ser crítico constructivo, he echado en falta algo más de relato, especialmente presentar un poco más a la mujer felina.O tal vez sea solamente que me ha gustado ese personaje, jaja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida la critica constructiva. Entiendo que te guste el personaje, el tema es que no he logrado visualizarla con más detalle, algo que sí logró el historietista.
      Gracias por el comentario.

      Eliminar
  16. ¿Chantaje? se ve muy claramente... al parecer no solo en la vida real se da, sino también en la ficción evidentemente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otros notaron esos elementos reales. Y no es una casualidad, se me ocurrió que podía ser interesantes esos elementos.
      Es lo que se llama extrapolación de conflicto.

      Eliminar
  17. Te cambio mi historia de la chica demasiado sexy por una de un chico felino :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podría intentarlo. Pero lo veo dificil. Te aviso si lo logro.

      Eliminar
  18. La cazadora, cazada. Está bien que se tome una cucharadita de su propia medicina :)

    Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, muy interesante. Se lo tenía merecido.
      Gracias por el comentario.

      Eliminar
  19. Cierto que, en algunas historias, no todos los detalles deben conocerse...

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar