Etiquetas

viernes, 17 de junio de 2022

Este jueves, un relato: En el cielo o en el infierno


 Mag nos presenta una propuesta que tiene un cierto nivel de desafío, que es describir los altares del cielo o las supuestas sombras del  infierno, si realmente los cielos son los más deseables. O si la oscuridad del infierno ofrece intensas emociones, destinadas para los rebeldes. Que no se resignan a una eterna monotonía sin deseos, sin sensaciones que algunos llaman pecado.

El estilo para escribir queda a la elección de quien escriba.

Voy a recurrir a la historia de Anita Zinc.

Dejo unos enlaces, por si facilitan la comprensión de la historia.

 




Entre sueños y sombras


Melisa Tupelo despertó en un estado de serenidad, cubierta por cintas de Moebius. Y entonces, se puso seria al mirar el relol

En una hora,  sería la reunión de producción de Industria Científica.

 

En la productora, encontró a Anita Zinc, dormida sobre un sofá, acompañada por Fito Cromo, a quien saludó.

-Ayer tuvo ese sueño, se despertó muy agitada.

-¿No podés despertarla? Tengo que hablar con ella.

-Iba a hacerlo pero…

Melisa notó la calma con que dormía Anita, con su guardapolvo de científica de película clase B.  

La siguiente en llegar fue Paula Lowell, quien preguntó por Anita-

-Anoche tuvo ese sueño, le costó volver a dormirse.

Paula se sintió alarmada, al recordar la pesadilla de Anita, en que había despertado rodeada por esas formas vaporosas, que deseaban estrangularla.  Siendo rescatada por su mentor, quien la llevaba en brazos hacia la pileta de la casa, donde la arrojaba.

-Fue algo que pasó esa noche de…El Incidente –comentó Paula- No sé si Anita puede superarlo alguna vez.

-No fue ese sueño, sino el otro.

 

Anita estaba en un árbol  de desmesurada altura. Se sentía libre de todo descontento. Cuando era alcanzada por unos seres, con expresión perversa, que la sujetaban y la empujaban a una caída interminable. Hacia el despertar.

-Un sueño mítico, el de la diosa traicionada y desterrada de una región ideal.

 

-Ey, no me dejen afuera –dijo Melisa, viendo que Anita y Fito Cromo se apartaban para conversar en voz baja.

Apenas escuchó una referencia a una diosa caída, desterrada a un mundo imperfecto.

-Parece que nos dejaron solas –le dijo Melisa a una aún dormida Anita.

Ella vio una especial belleza en esa pose y le acarició el pelo.

Entonces se vio inmersa en el sueño de Anita, quien estaba al borde del río, en el barrio cerrado.

-Era mi lugar perfecto. –le dijo Anita- ¿Por qué no me quisieron acá?

Melisa siguió la mirada de Anita y vio a Germana Bosco, y al abogado Bruno Brulote, con expresiones de maldad.

Melisa hizo el esfuerzo de despertar. Encontrando a Fito Cromo, que la miraba con curiosidad.

-Cuando despierte, decíle que la estamos esperando para la reunión de producción.

 

Más cielos e infiernos en La Trastienda del Pecado

Más historia de Anita Zinc

 

 

38 comentarios:

  1. Madre mia nos has metido a medio elenco de personajes, pero me llamó la atención, que alguien pueda incorporarse al sueño de otra persona. El caso es que creo haberlo visto en alguna pelicula , para ver reacciones y peligros de pesadillas.
    Sombras y seres mitológicos hacen un infierno y un mismo cielo.
    Un abrazo Demi, feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, incluyendo a antagonistas.
      Interesante lo que comentás. He visto algo al estilo de lo que comentás.
      Es para pensarlo, sobre esos seres.
      Que tengas un feliz fin de semana. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Por favorrrrr, si lo sé, te leo mañana, porque ahora al acostarse entre el calor y las pesadillas... No te dig, na.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Quedó inquietante? Parece que voy a tener que incluir una aclaración en algunos relatos, aclarando que pueden resultar inquietantes.
      Gracias por pasar por acá. Saludos.

      Eliminar
  3. Muchísimas gracias, Demi, por participar en el desafío de esta semana. Un elenco de tus personajes para enseñarnos el infierno de esa protagonista. Y ese punto de compartir sueños. A veces ocurre con personas con un vínculo muy fuerte.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quería sumarme a tu convocatoria. Y es un placer el lograrlo.

      Parece que logré escribir la idea que imaginé, por lo que comentás del infierno de Anita, la protagonista.

      ¿Decís que puede ser algo como eso? Entonces Melisa tendría alguna conexión especial con Anita, lo que sería toda una sorpresa.

      Ha sido un gusto sumarme a tu jueves.
      Un gran y especial beso.

      Eliminar
  4. De los sueños es hermoso estar en el sueño de otro pero coincidir debe ser como estar en el séptimo cielo. Un abrazuco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que interesante lo que planteás.
      Entonces, estaría dentro de la temática de Magade, el séptimo cielo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Y si todos somos producto del sueño de algún ser superior que juega a crear ilusiones con nuestra realidad? Me quedo pensando. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es algo que Borges ha planteado, en cuentos como Las ruinas circulares, junto con la idea del demiurgo, el creador imperfecto.
      Como el Rey Rojo, de A través del espejo y lo que Alicia encontró allí, de Lewis Carroll. Uno de los personajes dice que si el Rey Rojo despertar, Alicia se despertaría, ya que está siendo soñada.

      ¿Y si algo de lo que escribimos es real en otra parte?

      Sí, es para quedarse pensándolo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. el infierno es la confirmación de todos los deseos o todos los temores Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante definición, con algo de poesía. La confirmación de los temores es algo inquietante, tal vez un temor más.

      Saludos.

      Eliminar
  7. Bien interesante este relato, y coincido que es angustiante verse despojado de un buen lugar para caer en un mundo inferior. Melissa y Anita parecen tener cierta afinidad entre ellas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue todo un desafío, a pesar de que tenía un esbozo de idea, el escribirlo. Así que es un logro que te parezca interesante.
      Esa es la idea que quería incluir en el relato.

      Eso se parece a la autonomía de los personajes, ya que no me era mi intención, sino que Melisa le tuviera miedo.
      Anita parece tener un grupo de personas, que están cerca de ella.

      Un buen aporte tu comentario. Saludos.

      Eliminar
  8. Hay sueños muy reales, Dem, auténticos infiernos. Muy buena tu participación con la fusión de los sueños de las protagonistas.

    Mil besitos para ti y feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y además pueden ser recurrentes, repetitivos.
      Que bien que te haya gustado.
      Que tengas un feliz día. Mil besos.

      Eliminar
  9. anita zinc es muy enigmática, tan enigmática como los sueños que tiene y que involucran (y perturban) a los demás con tan sólo un leve contacto.

    que los sueños la lleven al cielo o al infierno no depende de ella, sino al destino que ignora y no puede controlar.

    saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una buena definición. Enigmática aun para si misma.
      Ese podría ser un buen resumen.
      Que buen análisis.
      Saludos.

      Eliminar
  10. Ojalá y tuviese ese poder de meter a personas en mis sueños pero sobretodo, el de sacar a otras...que a veces cuando mejor y más agradable me es el sueño, aparece alguien que no soporto y me lo fastidia.
    Un besazo Demi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido con que sería deseable. Y tal vez sería más deseable sacar a personajes insoportables, que arruinan sueños.
      Un gran beso, Morella.

      Eliminar
  11. Uy esos sueños 😲 que genial relato amigo 🖤

    Un beso desde Plegarias en la Noche

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que han llamado la atención.
      Gracias por tan elogioso comentario.

      Eliminar
  12. Me has hecho pensar... Es cierto que siempre nos han vendido que el cielo es el mejor lugar al que se puede ir después de esta vida, y que depende de lo que hagas ahora nuestro lugar estará arriba o abajo. Pero ¿y si soy «buena» en esta vida y aun así quiero ir al infierno? ¿Me dejarían elegir?

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta eso de hacer pensar.

      O por lo menos, hacer alguna visita, en el caso de que el cielo sea aburrido, a alguna región del infierno, para visitar a alguien.
      Es una buena pregunta.
      Besos.

      Eliminar
  13. Esa fina línea entre los sueños y la realidad, esa fina línea entre el cielo y el infierno, lo bueno y lo malo.
    Anita una mujer difícil que hasta para ella misma es una incógnita.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta esa idea que planteás.
      Entonces, hay algo más, en este relato que escribí, que se conecta con esa idea del cielo y el infierno.

      Una mujer difícil. Melisa estaría de acuerdo. Aunque no por voluntad propia, sino por ser una incógnita para si misma.
      Lo cual podría ser un mecanismo defensivo.

      Y también es una responsabilidad de este escritor, que no tiene mucho planeado, que va improvisando.

      Besos.

      Eliminar
  14. Es un texto inteligente. A mi nunca se me ocurriría algo semejante. La originalidad, tu originalidad, me da la mano para prolongar aquello que pudiera ser en mis sueños o realidades.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  15. Respuestas
    1. Es entendible. Ha pasado mucho con Anita Zinc. Está contado en su Ficha de personaje

      https://eldemiurgodehurlingham.blogspot.com/2017/03/fichas-de-personajes-anita-zinc.html

      Comienza con su deseo de vengarse, por haber sido expulsada de un barrio privado, en el que podría haberse sentido segura.
      Luego aparece el recuerdo de un intento de rapto o de algo violento, del que se defiende por tener un entrenamiento en autodefensa. Seguido del incendio de su casa paterna, quedando huérfana. Y adoptada por un pariente lejano.
      Y está la idea de que tal vez sea una diosa desterrada a un mundo imperfecto, que ha estado reencarnándose.

      Este sería un resumen de lo pasado.
      Saludos.

      Eliminar
  16. Creo que te comenté cuando caí por aquí por primera vez que me sentía un poco perdida porque los personajes ya tenían mucha historia detrás. Eso no ha cambiado. No sé muy bien quiénes son Anita, Fito o Melisa, pero esta historia la pude seguir. Y me ha gustado mucho. Espero que no llegue a hacerse realidad eso de que alguien se meta en los sueños y pesadillas de los demás. :)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco el interés por leer, cuando no te pareció accesible la historia.
      Anita Zinc es la protagonista. Fito Cromo, su pareja. Y Melisa, una aliada no muy entusiasta por serlo.

      Que bien que hayas podido seguir esta historia. Y que te haya gustado.

      Me parece improbable que pase.
      Coincido en que sería inquietante. Como entrar involuntariamente en sueños ajenos.

      Gracias por comentar. Un abrazo.

      Eliminar
  17. Hola, Demiurgo:
    Me encanta el cuidado a los detalles con el que conviertes a tus relatos en delicias lectoras: "guardapolvo de científica de película clase B".
    Muy buen relato, compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Nino.
      Que bien que te guste. Y justo te haya gustado esa descripción.
      Gracias por tu comentario. Saludos.

      Eliminar
  18. Que interesante son los sueños. Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Dicen que a las 2 de la mañana, si ya la otra persona sueña, y le pides permiso para entrar, pueden abrirse ventanas inimaginables....
    En cuanto a los cielos e infiernos, ambos tienen un encanto inentendible... solo entra y disfrutalos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabía eso. Se parece en algo, a lo que escribí.
      Interesante idea.
      Saludos.

      Eliminar