Etiquetas

jueves, 14 de febrero de 2019

Este jueves, un relato: La fuerza del amor


Pepe nos propone el siguiente tema
“Será típico y tópico, pero no podemos negar que el AMOR es una de las energías motoras que han hecho posible la evolución humana, tal vez la más poderosa.
Tiene tantas facetas y matices el amor como el ser humano. No voy a enumerarlas porque seguro me dejaría en el tintero muchas de ellas. Os toca a vosotros la tarea de desarrollar, con vuestros escritos, narraciones, relatos y  poemas,  cada una de ellas”.
“Espero cono impaciencia vuestras aportaciones que estaré recogiendo hasta el viernes a las doce de la noche.
Iré poniendo vuestras participaciones en el mismo orden en que se produzcan aquí mismo”.




De otros mundos


Atalanta hizo una expresión especial, contorneando su cuerpo, cubierto con un peplo dórico de un mundo paralelo. 
- ¿Alguna objeción sobre mi amiga?- dijo ella, hojeando hojeando una historieta de Duality-
-Sí, tengo una objeción-- contestó El Viajero Interdimensional-
Era la primera objeción que hacía, desde que la conoció.

Había comenzado un par de años atrás, cuando él llegó a un mundo paralelo, a un lugar llamado La Zona Iconoclasta. Un viaje extraño a través de un vortice, con una llegada abrupta.
Entre quienes lo recibieron, estaba Atalanta, destacada atleta y escultora. Quien insistió que el recién llegado fuera invitado a esa fiesta, en que ella demostraba su desinhibición, aun más que lo usual..
Hubo una reacción adversa ante ese amor, aunque ella nunca dejó de ser liberal en sus costumbres, con hombres y mujeres. 
En algún momento, lograron expulsarlo a su propio mundo. Pero sucedió algo imprevisto. Atalanta lo siguió a su mundo.

Atalanta se deslumbró por el arte, por el descubrimiento de la historieta. Especialmente por las aventuras de Duality. Tanto que hizo reproduciones en escultura de su figura. Fue una sorpresa cuando descubrió que la mujer felina.
Surgió una intensa atracción entre las dos mujeres. Nuevamente, Atalanta descubrió el amor en alguien de otro mundo. 
El Viajero Así que no puso objeciones. Hasta ese momento.

-Creo que no te cuida.
- ¿En qué sentido?
- En esas aventuras en que participamos con ella, nos enfrentamos a sus enemigos.  Creo que deberías tener una doble identidad, como ella.
Habría que imaginar una doble identidad para Atalanta.  El Historietista, el cronista de las aventuras de Duality, podría hacerlo. Y diseñar un disfraz heroico.

 Pero quedaría para otro momento. Cerrado el tema,  Atalanta y El Viajero Interdimensional le dedicarían ese día para experimentar intensas sensaciones. El poder del amor.



Más de la fuerza del amor en Desgranando  momentos



viernes, 8 de febrero de 2019

Este jueves, un relato: La vida de los otros.


Este es el jueves que nos propone Molí del Canyer

"Estoy convencida de que es un vicio que nos acompaña a la mayoría de los que escribimos, es casi como nuestra marca de identidad. No lo hacemos con mala fe, ni es que nos guste meter las narices en la vida de nadie, pero.....
Seguro que la mayoría os habéis visto sorprendidos siguiendo una conversación en una mesa cercana e imaginándoos de que iba la historia o como podría ser el final. Seguro que observáis a esa señora que va al mercado con su carrito, o al anciano que esta sentado en el banco e imagináis sus vidas.
 Pues esta semana mi propuesta va por aquí. Os invito a crear una historia a partir de una conversación cogida de refilón, o de aquella vecina con la que os cruzáis sin mediar palabra pero en la que imagináis su vida. Meter vuestras narices en la vida de los otros con el poder que os da la imaginación y ya veréis que todos tendremos sorpresas......."

Una vez más, el Mara Verso se reveló. Salvo que por....


Cuando no es fácil viajar

La escena podría ser en un café o similar, atendido por una atenta y curiosa mujer, que remplaza a alguien de vacaciones.

Melisa y Valeriana, fue así como se llamaron, esperan la llegada de una amiga llamada Florencia. Quien envía un audio por wathsapp, diciendo que va a tardar un poco.

Cuando llega la amiga espera, con una flor en el pelo, demuestra un claro descontento. Habla un poco cerrado, pero se queja del viaje.
Valeriana y Melisa le hablan de las ventajas de pedir un Uber, algo recientemente aprobado luego de algunas controversias, protestas de sindicato de taxistas. Melisa insiste en que debería bajar la aplicación.
Florencia protesta.
-Ayer les hice caso. Me cancelaron unos 15 minutos antes.
-Pero suelen ser eficientes- contesta Valeriana-
-Es que no pueden llegar hasta donde vivo.
-¿Todavía siguen con las calles cerradas?
Es un tema que Florencia ha mencionado. Como en el año pasado, hay varias cuadras en reparación, siendo una molestia para los medios de transporte.

Ante la pregunta de cómo viajo, Florencia menciona unos cinco minutos de espera en una agencia de remises. El viajar en un auto no demasiado nuevo. Y las maniobras del chofer, para poder encontrar una calle por donde pasar.

-Habría sido más fácil con un GPS.
-Como si fueran confiables. La chica virtual esa te puede llevar a cualquier lado.  Regina Clámor contó que viajó en un auto con GPS y que…
El tema derivó en lo tonta que es esa actriz, a la que siempre le pasa algo peligroso. Melisa y Valeriana deciden olvidarse del tema del transporte, para evitar el mal humor de Florencia.
Es un buen momento para llamar a la empleada. Y pedir un café o algo frío para tomar.



Más conversaciones espiada en MOLÍ DEL CANYER


Remis: Es algo parecido a un taxi, pero en un auto común, con una tarifa establecida por distancia. Se puede llamar por teléfono o yendo en persona a una agencia.




viernes, 1 de febrero de 2019

Este jueves, un relato: Cocinillas


Este jueves,  Mar nos presenta el desafío de escribir algo relacionado con nuestras experiencias con la cocina.
Intentaré hacer algo.



Una receta para Mara


Desperté de mi estado de letargo, con cierto mal humor. Y me encontré con Mara Laira. Ocultando mi  mal humor, la saludé y le pegunté sobre sus actividades, la de sus conocidos.
- Estamos en alerta, pensando estrategias para potenciales amenazas- Me costestó Mara- Mañana nos reunimos para comparar información. Y por eso, necesito tu ayuda.
- ¡Algo de mi desordenado archivo?
- Algo de eso hay. Necesito una receta fácil, para que yo la pueda hacer.


Lo bueno que no me culpó por su poca habilidad en la cocina.
- Podrías preparar um pionono salado o dulce.


Necesitás un pionono de una buena marca, de vainiĺla, que no se desarme. Lo desenrrollás. Y lo cubrís con una capa de queso untable.
Luego una capa de jamón cocido. Una capa de queso se máquina. Y podés agregarle rodajas de huevo cocido. Y algunas aceitunas descarozadas, cortadas. Y algo de Jengibre o queso rallado.
Lo enrrollás con cuidado y lo metés en la heladera.



- Y el pionono dulce?
- Es más fácil. Necesitás dulce de leche para rellenar. Y listo.
- Es algo para mí. Me puede servir.

La reunión tuvo un desarrollo, que tal vez se cuente alguna vez.
En cuanto a lls piononos que aportó Mara, fueron cortados en rodajaa y devorados rápidamenre. Lo que podría interpretarse como aprobación.

Más relatos en LA BITACORA