Etiquetas

miércoles, 21 de febrero de 2018

Un relato de Lilith Blue

Participé de Silencio, se rueda una convocatoria de Ginebra Blonde. El desafío consistía en escribir con estas consignas.

Escoge un escenario: Un ascensor, Una cocina, Un vagón de tren, El lavabo de un avión, El palco de un teatro, Una biblioteca.
Escoge un complemento: Un vestido negro, Una barra de labios, Una corbata, Una cuerda, Un cuchillo, Una rosa roja.
Denominador común que aparecerá en cualquier de los casos: Un fotógrafo. 

Me parece que podría publicar el relato resultante en mi blog. Me permitido algunas correcciones.

La muerte es una mujer fatal

Fue algo casual, que podría no haber sucedido. Pero tendría trascendencia en ese mundo y en otros.

La Sociedad Onírica tenía sus intrigas, muy peligrosas. Sería algo que descubriría, algo que lo acercaría a la muerte. Pero también tenía sus ventajas, como estar en ese palco de un teatro, tan codiciado por otros espectadores. En un principio disfrutó más de causar esa envidia, que de su cercanía con el escenario.

Hasta que ella apareció en escena. Tan provocativa, con su vestido negro. Hasta había algo de seductor en el nombre, con que figuraba en el programa de la obra. Lilith Blue.


Tuvo fantasías intensas, algunas perturbadoras, Como raptarla, llevarla a un lugar sórdido, cortar toda su ropa con un cuchillo

Al verla actuar, en una forma que parecía que lo miraba, fue remplazando esas fantasías con la de seducirla.

Disfrutó de la obra, que había sido adaptada para que ella se luciera, como una mujer fría, seductora. Incluso se veía sugestiva como prisionera de un sacrificio ritual. Del que era rescatada por el detective, que debió detenerla. Pero no lo hizo.

El espectador decidió que debía hacerla suya. Sabía que estaba cayendo en su  peligroso influjo, pero no le importó.

Lilith Blue también estaba siendo observada por un fotógrafo muy siniestro. Que la acechaba y logró meterse en su camarín. La vio mirarse al espejo. Intentando ser sigiloso, sacó de un bolsillo una cuerda, que tensó, para estrangularla. No dejaría que lo dominara con su voz de sirena, callaría esa voz.

Entonces, irrumpió el espectador, que llevaba una rosa roja para ella.
Hubo una lucha, que pareció ganar. Pero el fotógrafo aprovechó un momento de descuido.
Y fue cuando Lilith Blue usó una corbata, recuerdo de algún admirador, para estrangular al fotógrafo. Y luego ayudó a levantarse a su actual admirador, quien creía haberla salvado. Ella nunca le dijo que no había estado indefensa, que había visto a su potencial atacante en el espejo.

Ella logró que su admirador le hablara de secretos que debió haber callado. Habría sido un error imperdonable, pero resultó que ella tenía un potencial, que la Sociedad Onírica decidió que podría usar.
Así que se encubrió la muerte en el camarín de la actriz. Que fue invitada a sumarse.

Con el tiempo habría una tragedia, producto de las intrigas. Pero también el surgimiento de Duality, la hija de Lilith Blue.


La versión original, editada en Paraíso de letras






42 comentarios:

  1. Muy intenso, Demiurgo.
    Intriga, sensualidad, perversión, peligro, cambio de roles y más, creo que no le faltó nada.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta eso de muy intenso.
      Y que pienses que el relato tiene esos elementos.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Hola, Demiurgo:
    Un relato muy ágil en su narración y con un contenido muy insinuante (lo que hace que la imaginación lectora disfrute ampliando esos detalles sugeridos).
    Un abrazo, Demiurgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola; Nino.
      Me gusta que te parezca ágil y con contenido insinuante.
      Me queda la curiosidad de que lo que amplia tu imaginación lectora.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Siempre me ha dado miedo el tema de los acosadores o la gente que se obsesiona con alguien... Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y no exagerás con ese temor. Ha habido algunos casos que terminaron mal.

      Besos

      Eliminar
  4. ¡Que intenso! Sublime la perversidad y todo su encanto y peligro.
    Me maravillo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me han mencionado lo de intenso. Y me gusta.
      Como que tenga lo que calificas como sublime.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Me gusto mucho este reto , pues te vi con una técnica de seducción muy buena , en este terreno eres muy sensible y eso gusta a la hora de leer un relato un poco más sensual ..decir sensible no equivale a que es duro el personaje ..
    Un abrazo y feliz lo que queda de martes .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un interesante reto.
      Y eso sí que no me lo esperaba, semejante elogio.Me sorprende gratamente que encuentres esa técnica en mí.
      Se entiende.

      Que tengas un buen día.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Buen escenario y complemento elegido para mezclarlos en un cóctel genial de palabras!
    Siempre historias interesantes Demiurgo :)
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta que sea como comentás.
      Hago lo mejor posible.
      Gracias por el comentario.
      Besos

      Eliminar
  7. Ya había leído tu participación en el blog de nuestra querida Ginebra, y ahora me alegra volver a leerla en tu blog.

    Me ha sucedido como a ti cuando te motivé a subir la otra entrada del proyecto, esta vez has sido tú quién me has motivado a mí para subir la que me quedaba pendiente, gracias.

    Besos especiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta que vuelvas a leerme. Y que te alegre.
      Como me alegra el haberte motivado a eso.

      Besos especiales

      Eliminar
  8. La iniciativa de Ginebra es una joya, consigue reunir a lo mejorcito de la blogsfera.
    Un relato con estructura marcada, con las palabras apropiadas y la tensión por delante como decía Cortázar. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo.
      Todo un elogio, que agradezco. Me gusta que un relato que escribo yo sea así.
      Abrazos.

      Eliminar
  9. estar ante la presencia de una mujer como lilith blue, ¿qué puede hacer uno?, ¿huir o quedarse? no importa. se tome la decisión que se tome, igual uno lo va a lamentar.

    saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que buena pregunta la que hacés. Y es posible que esa sea la respuesta, que todo lo que se haga será para lamentarse, tanto la huida como afrontar el riesgo.

      Y eso que alguna virtud tiene.

      Saludos.

      Eliminar
  10. ¡Hola! Aun tengo este reto en pendientes desde que me lo sugeriste, iba a publicarlo en la semana y me ha pasado de todo, así que sigue entre mis borradores xD que quería ir adelantando un poco y nada. Seguirá esperando un poco más (?).

    ¡Qué sensual y perverso! Me gusta los giros que ha ido dando y como de querer raptarla cambio a seducirla ¡Y qué maestría de Lilith para arreglarselas con todo lo que tiene a mano! Me gusta su ingenio y su forma de actuar. Es genial el personaje.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Te entiendo, los contratiempos pueden ser algo molesto.
      Despertaste mi curiosidad.

      Me gusta lo de sensual y perverso. Y que te gusten los giros, como ese. Es algo que le permitió sobrevivir durante algún tiempo. Y luego trascender en una mujer onírica, no es anticipo porque ya lo he contado.
      Me gusta lo que decís del personaje. Es un triunfo para mí que alguien elogie de esa manera a alguno de mis personajes.

      Un abrazo

      Eliminar
  11. Ah, resulta que así es como aparece Duality!
    Me enredé un poco cuando están los tres en el camarín, voy a releerlo.
    Yo creo que no la muerte, pero si el demonio, es una mujer fatal

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi es eso. Duality es hija de Lilith Blue y de un ser onírico, convocado por esa sociedad secreta. Ese personaje que la conquista sería el padrastro de la mujer felina y el padre de Erekon.

      Es la lucha por una mujer, uno por matarla, otro por impedirlo.

      Una idea interesante lo que propones. Casi que es para que la representes en un cuadro.

      Saludos.

      Eliminar
  12. Me ha encantado el relato, muy interesante y muy bien llevado. Y tu dibujo es precioso.

    Muchos besos, Demiurgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien que te haya gustado el relato.
      Y también el dibujo, ya subiré más dibujos del personaje,

      Muchos besos

      Eliminar
  13. Saludos Demiurgo!
    No era facil aunar todos esos elementos. Agradable la lectura con esa música de fondo.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos.
      No lo era, pero la inspiración surgió.
      Si, lo es.
      Saludos.

      Eliminar
  14. !Wow!, que buen relato elaborastes con la seductora femme fatale Lilith Blue, todas las consignas le van como anillo al dedo. El hitman se quedó con los deseos de sus fantasías, ya que no vivió para contarlo. Espero no sea una trampa lo del espectador con ese doble ardid.

    Ya te habia leido en la web de Ginebra, pero se me habia pasado esta entrada. =0)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por ese ¡Wow! Es todo un elogio que empieces con esa expresión. Me gusta como la definís,
      No todas, me he saltado algunas.
      Y eso le pasó por hitman, de haber tenido alguna otra fantasía, menos letal, tal vez se le habría cumplido.
      Puedo anticiparte que no lo es. La historia sería una precuela, cuenta como Lilith Blue se sumó a la Sociedad Onírica. El espectador es el padre de Erekon y padrastro humano de Duality.

      Gracias por leerme.
      Un abrazo

      Eliminar
  15. Nada en el universo ocurre sin una verdadera razón de ser...

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
  16. Qué sugerente relato, una mujer letal, sociedades secretas (me los imagino todos encapuchados y uno gritando: "¡Hermanos, hay un traidor entre nosotros!" y la corbata como arma homicida a la manera del "Frenesí" de Hitchcock.
    Espero saber más de Lillith Blue.
    Por cierto que tengo una sobrina llamada Ginebra, su madre es una entusiasta de todo lo referente a Camelot.
    Saludos!
    Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue algo que fue surgiendo de diversos relatos.
      Que bien que te guste la idea. No sé si usan capucha. Pero lo del traidor tiene sentido, me gusta. Y a con la historias de conflictos que tiene la Sociedad Onírico.
      Que interesante, vi la película hace poco tiempo. Y podría ser una alusión casual. Que la mujer fatal fue tal hábil, le causó tan buena impresión al asesino, que este le dejó una de sus corbatas.

      Repasá los relatos de Duality. Es la madre de ella y de Erekon, quienes son hermanos mellizos de distintos padres, de un ser onírico y de el protagonista de este relato. Se convirtió en una mujer onírica, atenta a las actividades de su hija.

      Que dato. Ginebra me hace pensar en esas historias.

      Saludos

      Eliminar
  17. Interesantísimo lo que has contado, Demiurgo. Me he mantenido muy atenta a cada palabra. Felicidades.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien.
      Si te mantuviste atenta a cada palabra, es un logro para mí.

      Un abrazo

      Eliminar
  18. Caray ¿no crees que hay muchas exigencias?

    ResponderEliminar
  19. Tienes ese don de conjugar misterio y sensualidad, que me encanta. Y en esta historia, además, ella no es nada indefensa, aun cuando pueda aparentarlo. Siempre me han gustado esas salidas repentinas en escena, de esas mujeres que guardan secretos de gran potencial… Y me gusta mucho la aparición de Duality…

    Vengo para dejarte de nuevo mis más sinceras gracias por tus maravillosas participaciones.

    Es un placer leerte y adentrarme en tu fascinante imaginación…

    Bsoss enormes, y muy feliz noche, querido amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta eso que decís, creo que blogeras como María Perlada, como vos, han influenciado en mí.
      No lo era, era más bien peligrosa y sigue siendolo, persistiendo en el Plano Onírico después de su muerte.
      Me gusta que te guste eso.


      Me Me han inspirado tus convocatorias.
      Gracias por ese deseo, que sea lo mismo para vos.
      Gracias por lo de amigo.
      Grandes besos.

      Eliminar
  20. veo que tanto Ginebra como vos están muy activos... me alegra... saludos a los dos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y Giebra, además, hace convocatorias muy interesantes.
      Saludos.

      Eliminar