Etiquetas

viernes, 24 de noviembre de 2017

Este jueves, un relato: Posverdad


Esta vez el desafío es escribir sobre algo que se conoce como posverdad. La creación de mentiras emotivas para ocultar una verdad.
Una vez más recurriré al Mara-Verso. Aunque está vez será con personajes no tan conocidos por ustedes. Un escritor y su traductora fantasmal, que convoca visitantes del pasado.
El título podría ser provisorio.



La verdad sobre Medea

Conversaba con mi traductora fantasma, sobre la post verdad, ese nuevo concepto que me resulta tan nefasto.
Brianna me replicó que es algo tan antiguo como la cultura humana. Y convocó a alguien del pasado, quien se presentó como un magistrado de Corinto, y nos preguntó si conocíamos la  historia de Medea.

Yo hablé de la historia de la maga Medea, enamorada de Jasón había usado su magia y sus sangrientas estrategias, para ayudar a los Argonautas.
Y de la llegada de Jasón y de Medea a Corinto, buscando refugio. Jasón la repudió para casarse con Glauce, princesa de Corinto.
La venganza de Medea fue terrible. Regaló un manto que incendió,a la novia, como a su padre, que trató de ayudarla. Y mató a los hijos que había tenido de Jasón.

- ¿Así que conocen la tragedia de Euripides?
Como respuesta, Brianna recitó el fragmento de la tragedia en su idioma original. Fue algo estremecedor,  indescriptible.
Hicimos silencio.

- Trágicamente hermoso. Pero falso.
“La verdadera historia fue otra. Medea era cruel, capaz de matar a su hermano. Y conspiró para que Pelias fuera despedazado por sus hijas.
Pero jamás habría matado a sus propios hijos. Nunca lo habría hecho. Fueron los habitantes de Corinto, en represalia por las muertes del rey y de su hija.
Eurípides se interesó por esa historia. Habría inmortalizado una historia muy sombría sobre nuestra ciudad. Fue cuando se decidió por el soborno.
Con el tiempo, se dijo que fue una licencia poética, pero debo decir que el soborno fue aceptado.
La tragedia de Eurípides ha llegado hasta ustedes, en una versión que nos libra de culpa”.

- Entonces remplazaron una verdad incómoda por una mentira, trascendental y poética. Tenemos un nombre para eso.
- Ustedes tomaron  ese legado, el de las mentiras, y lo han mejorado. ¿Ese será el legado de ustedes?

Tras esa pregunta se esfumó.
- Una pregunta muy incómoda- le dije a Brianna.
- Eres parte de la respuesta. Habrá quienes sólo inventarán estrategias para mentir pero habrá quienes dejen obras trascendentales. Eres uno de ellos.



Más posverdades descubiertas en ¿Y qué te cuento?

30 comentarios:

  1. No me parecía nada fácil el tema, la verdad. Y lo dejé pasar. Pero sí, a base de repetir lo que no es cierto y es pos de otra cosa que no sé bien para qué... existe esa verdad que todos asumimos pese a saberla incierta.

    Me gusta mucho la mitología, de modo que me encanta tu tema.
    Un beso enorme y buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concuerdo en que no era fácil.
      Es cierto lo que comentás.
      Un fin de semana bueno para vos.
      Y un gran beso.

      Eliminar
  2. El problema es que muchas de esas posverdades no están destinadas a ser obras trascendentales... Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Un claro ejemplo que demuestra que los males y pecados nos vienen de antes, pero quizás los adelantos y nuevas tecnologías hayan potenciado ese apego por distorsionar la verdad que no nos conviene y lograron multiplicar el alcance y el daño que logran esos falaces relatos una vez que se instalan.
    Un abrazo.
    P.D
    insisto con la foto para la tarjeta =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justamente, ya existen desde antes pero se han ido potenciando.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Claro qué sí. No han inventado nada, son los mecanismos de mentira de siempre, pero ahora amplificados por las muchas formas de difundir los mensajes.
    Gracias por participar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justo es lo que pretendía plantear. Me gusta que lo hayas captado, significa que lo logré.
      Fue todo un desafío, pero también fue un gusto participar.
      Saludos.

      Eliminar
  5. Muy buena historia que refleja perfectamente el tema , que por cierto bien difícil es .. pero te quedo niquelao ajaja . Si te das cuenta no han inventado nada , esta todo inventado simplemente le han cambiado el nombre ..
    Un abrazo Demi y que pases un excelente finde .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien que te parezca muy buena la historia.
      Es lo que quería plantear en el relato. Sólo le cambiaron el nombre.
      Un excelente fin de semana para vos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Manejas la mitología con maestría. No me gusta la posverdad, se parece mucho a la mentira manifiesta, cuanto mas he leo sobre esa palabra menos me gusta. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido. ¿A quien le puede gustar, aparte de quienes la usan? Es una forma de justificar la mentira.
      Gracias por el comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Waooooooooooooooo, cómo te has metido en los entresijos de la Mitología...
    Me encantó tu forma de driblar con el tema propuesto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta esa exclamación con que empezaste. Y tu opinión de mi uso de la mitología.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Vaya bien que has manejado el tema juevero de la postverdad con maestría, siempre tan imaginativo, tan creativo, con una gran inspiración, la verdad es que a mí me ha parecido un tema complicado, que no se me hubiera ocurrido nada, por eso ni me molesté en pensar, ya que a mí lo que me gusta es la auténtica verdad, sin ningún "post ni past delante de la verdad".

    Un placer siempre venir a disfrutar de tus textos, amigo Demiurgo.

    Besos especiales y feliz noche.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un tema difícil, pero estuve tratando de no quedar fuera. Y por tu comentario, como los anteriores, puedo pensar que logré algo interesante.
      Gracias por tus elogios.
      Un placer que pases a visitarme.
      Una feliz noche para vos.
      Besos especiales.

      Eliminar
  9. Que dominio de mitologia, es que eres unico!! Me encanta la forma en que lo has llevado, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy notando que lo mencionan. Agradezco ese elogio.
      Besos.

      Eliminar
  10. Buenas tardes, Demiurgo:
    Le doy la razón a Brianna: esto de la “postverdad” es tan antiguo como las “medias mentiras”.
    Te doy todo mi aprecio a ti, demiurgo, el tuyo es un relato titánico en su calidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Nino.
      Alguien le da la razón, un ascenso de Brianna en el Mara-Verso.
      Gracias por el comentario.
      Saludos.

      Eliminar
  11. Muy bien tratado y ejemplarizado el tema. Nada nos es nuevo, pero ahora la forma de difundirse es inmediata y mucho más fácil.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Tiene mucho sentido porque como los medios recrean una "verdad" da nacimiento al término posverdad, que como dije en otros blogs, no es otra cosa que un eufemismo.
    En este caso un hecho histórico/mitológico/político puede ser recreado en esos términos.

    Muy ingenioso Demiurgo
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo en que es un eufemismo.
      Gracias por el comentario.
      Saludos.

      Eliminar
  13. ¡Hola! La verdad, es que no llegué con este tema que no tenía idea de cómo encararlo. Se me ocurrió un poco como era la cosa con el gran Hermano, pero la verdad, me quedó a medias y ahí nomás.

    Me gusta cuando tus personajes empiezana a recorrer los mitos con semejante maestría. Muy bueno, la verdad no me esperaba ese giro y el final, de lo más reflexivo. Me encantó.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Era un tema difícil.
      Tal vez podrías desarrollarlo, sin limite de palabras. Me despertó curiosidad.
      Que bien que te guste.

      Un abrazo.

      Eliminar
  14. !Madre mia! también existió hasta en las obras maestras de la mitología, que también tiene algo para enseñarnos sobre la estrambótica palabrita. Te lucistes con la historia de Medea, Demiurgo, fue una tarea difícil, a mi no se me ocurrió nada con el tiempo recortado que me persigue.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que también existió en el teatro griego.
      Gracias por tu opinión.
      Era un tema difícil.
      Yo espero estar inspirado para tu tema, que es muy interesante.
      Un abrazo.

      Eliminar