Etiquetas

jueves, 2 de junio de 2016

Este jueves, un relato: Escoge un tema y cuenta

Esta semana hay 10 títulos para elegir

1 Historia del viaje que emprendieron las estrellas de mar
2 Bitácoras de un naufrago
3 El número 10
4 Acontecimientos que cambiarían el futuro
5 Fusión de biología y de técnica robótica
6 La torre de la malquerida
7 El conflicto entre el origen y el destino
8 Perro viejo
9 Se alimentaba de personas y de instrumentos de vientos
10 La ciudad de cristal y las gafas de sol
11 Renata la besadora
12 Bang
13 Prohibido tocar
14 Y esperando que una princesa lo besara

Yo elijo el 5, con algo de 12 y 10

Incidente en el ciberespacio

Mi misión era rescatar a Aaronia Hal. Siguiendo pistas y sacando información a sospechosos, llegué a esa mansión. Fui drástico con quienes quisieron detenerme.
Llegué a esa habitación. Aaronia Hal, una mujer atractiva, tenía la ropa desgarrada. Estaba atada. Y a punto de ser sacrificada, por un sujeto con delirios místicos. Disparé mi arma. Bang.
La mujer no era real ni el sujeto. Y en cierta forma, tampoco yo.


Tiempo atrás, habría parecido una historia futurista.
Había llegado al cinturón de asteroides, donde algunos laboratorios de  experimentación avanzada se habían establecido, para escapar de las leyes terrestres. Por ser anacrónica mi vocación, fui asignado a la seguridad de unos laboratorios. Parecía un trabajo de rutina. Pero hubo una fuga.

Estuve confinado durante 10 días. Los  tratamientos a la plaga biotecno fracasaron. Me quedaba poco tiempo.
Fui visitado por Gaia Gaiger, quien me habló a través de un vidrio de seguridad.
- … y su cuerpo será congelado hasta que podamos revertir su condición. Pero tenemos algo para ofrecerte. Podemos conectarlo al ciberespacio, en algún trabajo virtual.
- ¿Puedo ser detective?
- De hecho, tenemos una misión.

Y fue así estaba en una situación peligrosa, a pesar de ser virtual.
Disparé 10 veces pero el sujeto siguió caminando. Y atacó con su cuchillo. Gran error. Me había entrenado en la vida real. Utilicé su movimiento para derribarlo. Le retorcí el brazo. Y le clave su propio cuchillo. Se esfumó.
La escena cambió, convirtiéndose en un laboratorio.  Desaté a Aaronia. Su ropa se reconstruyó como un sugestivo guardapolvo de científica.
- Pareces real.
- No hay tiempo para eso.
Aaronia trabajó con probetas, tubos de ensayo.
Y la escena se desvaneció para mí.

Estaba en mi espacio, que representaba la oficina de un detective.
Sabía que las escenas y personas virtuales representan algo en ese mundo cibernético pero real. Pero no me dijeron cual era.
- Puedo aceptar eso- le dije a Gaia Gaiger, en la apariencia de una femme fatale del siglo 20- Pero quiero algo extra.
- ¿Algo en mente?
- Quiero una secretaria.

Un Lugar de encuentro para más relatos


59 comentarios:

  1. ¿Qué tan real puede llegar a ser la virtualidad, Dem?
    Yo sería tu secretaria, si te apetece y como pago, solo recibo sonrisas, obvio que sean sinceras.
    Excelente tu relato, Dem, te soy honesta, moría de ganas por leerte, que nunca imagino por dónde saldrás.

    Besos especiales, te cuidas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que buena pregunta.
      Que oferta tan desinteresada. Seguro de que serían sinceras.

      Que bien que te guste.
      Y suele pasar que inesperado por donde voy a salir.

      Me cuidaré. Besos especiales.

      Eliminar
  2. Por cierto, la imagen que has seleccionado es preciosa

    ResponderEliminar
  3. Demiurgo,
    Me gusta la temática que has escogido. Y esa mezcla, es muy buena.

    Yo escogo el número 13 "Prohibido tocar".
    Laura, una niña de 7 años que va de la mano de su madre. Al pasar por un parque ve una fuente muy bonita, pero hay un cartel muy llamativo que reza el título del relato. Le da un tirón de manos a su madre y le dice: Mamá, quiero acercarme a la fuente y le insiste diciendo repetidas veces, vamos, vamos... venga, vamos. Pero su mami le dice que no. Insiste con su papá, y él le dice que no. Pero Laura no quiere dejar pasar la oportunidad de acercarse a dicha fuente y saber porqué no se puede tocar. Así que hace lo que mejor se le da. Distraer a sus progenitores para poder soltarse y acercase a mirar. Cuando se acerca a la fuente descubre que el agua es de color verde fluorescente. Se queda mirando unos segundos y la curiosidad le puede. Así que levanta su mano derecha para tocar el agua, cuando su padre se da cuenta, sale corriendo para que su niña, no la toque, ya que puede ser peligroso. Llega a tiempo y le explica que cuando hay una prohibición, hay que cumplir las normas. Pero ella no piensa igual, porque sabe que en el fondo dichas normas están para saltárselas. Si no, vaya vida más aburridia. Así que mira detenidamente a su papá y le dice: Cuando tú eras pequeño, no te saltaste ni una vez una prohibición? Y él no supo que contestar. Lo cual le generó a Laura, una risa inocente. Ella tomó la mano de él y le dijo: Quiero que ambos toquemos esta agua verdosa, seguro que no pasa nada! Dicho y hecho! Y sabéis que pasó? Que los dos se conviertieron en preciosas ranitas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Éowyn, que bien que te haya gustado la temática que elegí.

      ¿Por que no te sumas con tu relato? Está bien escrito, como para que entre en este jueves.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Gracias! Estaré encantada de sumarme para este jueves. :D

      Un abrazo!

      Eliminar
  4. Pero que bueno eres en esta materia! Lo que dá de sí un disparo y tu imaginación!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me sirvió tener una historia para desarrollar. Y pude apro aprovecharla.
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  5. Muy bueno. Una secretaria real, debes pedir, no sea cosa que te traigan una que al intentar acercarte cariñosamente, se desvanezca en el aire convertida en el increíble Hulk.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias.
      Es el personaje quien lo pide.
      Pero si se tratara de mí, vendría bien tu sugerencia.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. ¡Qué bueno que llegaste a tiempo para salvarla! imagino la escena, ella atada, y con la ropa desgarrada, y en el momento crucial: ¡zas! apareciste tú para rescatarla, me pareces de lo más oportuno, y tuviste que enfrentarte hasta clavarle un cuchillo, una escena algo desagradable y violenta.

    ¿Así que una secretaria dices? pues... ¡yo sé de una! que, además, seguro que haría muy bien su trabajo.

    Me ha gustado mucho tu relato, yo esta vez estuve algo vaga para pensar.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue el narrador personaje, no yo.
      Me gusta eso de haberte hecho imaginar la escena.

      Despertaste mi curiosidad.

      Bueno, yo estuve vago para algo que tenía que hacer.

      Besos especiales.

      Eliminar
  7. Hola; no me encantan las novelas negras, me flipan. Son mis favoritas. Ya te puedes imaginar como me quedé con el inicio de tu texto y con el final. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suelo leer policial, ya sea de enigma como novela negra.
      Me lo imagino. Saludos.

      Eliminar
  8. Si pide una secretaria real, esperemos que la dama no elija el título Prohibido tocar, jaja.

    Si es virtual, no tendrá sentido la prohibición. =)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena observación. Tal vez el personaje incluya entre su requerimiento la ausencia de ese cartel. O tal vez pida que esa secretaria responda al estereotipo de las secretarias de los detectives, en la novela negra.
      Si es virtual no es problema, porque el personaje está en la realidad virtual.

      Un placer recibir tus comentarios.

      Eliminar
  9. Muy bueno el desarrollo y simpático el nombre tan terrícola de Gaia Gaier :) Eres genial.

    Peroooo, peroooo, peroooo, lo mejor, lo mejor de todo es cuando dicen:

    - Pareces real.
    - No hay tiempo para eso.

    Qué bueno, Sr. Creador, qué bueno, jajajajja, me impactó y me reí un buen rato. Gracias. Ha sido una buena terápia a estas horas de la mañana.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deliberadamente elegido. Gracias.

      Fue una respuesta contundente, virtual o conectada a lo virtual, la mujer rescatada adivinó la intención y lo frenó.

      Una reacción emocional inesperada. Pero que bien.

      Un beso.

      Eliminar
  10. Elegiste un tema genial para desarrollar. Como siempre lograste un texto muy bueno! voy a ver si yo puedo escribir sobre algún tema de la lista.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero puede fracasar en mi intento de escribir. Por suerte lo logré.
      Sería interesante leer algo tuyo.
      Gracias por tu opinión.
      Un abrazo

      Eliminar
  11. Buenos días, Demiurgo:

    Hoy poco puedo escribirte, pues el dolor de cabeza me impide estar frente a la pantalla por mucho tiempo.
    Simplemente quería saludarte.
    Un abrazo, Demiurgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días:
      Espero que estés mejor.
      Saludos, Nino.

      Eliminar
  12. Te mueves magistralmente entre estas narraciones, mitad oníricas mitad detectivescas.
    Muy buena la imagen de aquellos tiempos cinematográficos en los que el fumar no era, como ahora, la pincelada para demostrar la maldad del personaje.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez sea por lo que suelo leer.
      Se usa también para mostrar a un personaje misterioso.
      Gracias por el comentario.

      Eliminar
  13. Hola Demiurgo: Desde luego estos temas fantásticos y futuristas, te van como anillo al dedo. Yo no te imagino como autor de una história real, algo que les pase a la gente corriente de la calle. La chica que pierde el autobús, o el niño que se ha dejado el mòbil en casa o una vijecita a la que le roban, con el método del tirón...
    ya se que no te agradan las cosas vulgares, pero no pierdo la esperanza, de leerte algún dia......

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.
      Me gusta imaginar que se oculta detrás de esa ínfima fracción de realidad que puede percibirse.
      Aun así, mi relato para el jueves anterior fue muy real. Está basado en una anécdota que escuché de buena fuente.

      Saludos.

      Eliminar
  14. Fantástico el cambio de escenas entre lo real, virtual y tu detective. Gaia seguramente lo tiene en la mira para preservarlo, algo que sugirió en la entrevista del capítulo anterior. Puede ser que el sujeto que se esfumo se haya ido contagiado con tu plaga, sin saberlo? Un detective virtual y su secretaria resolviendo un crimen onírico por el cyber espacio?
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que esperaba lograr, por eso cambié el orden de algunos parrafos y eliminé otros.
      Tengo que aclarar que el personaje que Gaia entrevistó en el relato anterior, es otro personaje, un científico. El de este relato fue preservado. Tal vez para poner a prueba si funciona bien.
      Puede ser que haya pasado con el sujeto que se esfumó o que sea una personificación de la plaga.
      ¿Cómo te lo imaginarías lo detective y su escretaria en el ciberespacio?
      Besos.

      Eliminar
    2. Resolviendo errores cíclicos para evitar bucles en el tiempo? Tras las pistas de robots cibernéticos que secuestran la memoria de computadoras? Resolviendo casos de monedas cibernéticas? (les llaman Bitcoins en el mundo virtual) algo así, talvez te de alguna idea.

      Eliminar
    3. Hola Demiurgo.
      Se me acaba de ocurrir esto: Una pesadilla digital infecta la mente de su secretaria robótica? =0)

      Eliminar
    4. Que buenas ideas. Tal vez desarrolle alguna.
      Nunca sé para donde van ir mis relatos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. No entiendo mucho de este tipo de relatos, pero me gusta leer los tuyos, tienen esa mezcla entre cosas reales, virtuales y oníricas que intrigan. Me gusta como jugas con los tiempos y los espacios.
    El final es genial.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sin embargo te gustó mi relato. Que bien.
      Y que bien que te haya gustado como jugué con los tiempos y espacios
      Gracias por el comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Bueno a veces no hace falta comprenderlo todo para disfrutarlo. ;)

      Eliminar
  16. La "anacrónica" labor de detective era ya de por sí bastante complicada y riesgosa como para que a este podre de tu relato le asignaran misiones dentro de la virtualidad de un mundo cibernético en donde nada resulta ser lo que aparenta y los desenlaces no son definitivos. Muy personal tu forma de encarar el título elegido. No esperaba menos
    =D
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que interesante tu visión del personaje. Y al mismo tiempo esa es la forma en que consigue ser lo que deseaba.
      Parece que tenés una buena opinión de mí. Gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Es divertida la historia, pero me gusta el tono con que la cuentas, con esa ironía de la novela negra.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Divertida historia, con la ironía de la novela negra.
      Me gusta que te parezca eso.
      Saludos

      Eliminar
  18. Pues si, seguramente era lo que más le hacía falta, una secretaria, algo bien real, para llevar a cabo su misión.
    Una historia con toques de humor y futurista a la vez. Me gustó.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Por algo los detectives de la novela negra tienen secretarias.
    Me gusta lo futurista con toques de humor. Así que gracias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Muy buena historia en la que pasas del género futurista con un sincero homenaje a "2001" al clásico pulp. Un detective privilegiado, Marlowe nunca tuvo secretaria.
    Lo del número 10 me parece interesante, es el de la carta de la Ruleta en el tarot, significa evolución y nuevas oportunidades, a ver si se me ocurre algo con esto.
    Saludos!
    Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 2001 es tanto una interesante novela como una clásica película de ciencia ficción. Y me interesa el pulp. Así que es un logro haber hecho algo parecido, que te parezca una muy buena historia.
      No incluí la respuesta. Tal vez tengan en cuenta lo de Marlowe y le pongan condiciones para asignarle una secretaria.
      Podría ser interesante para que desarrolles.
      Saludos.

      Eliminar
  21. Vives estas situaciones y así lo puedo sentir. No me pierdo y lo visualizo. Te he imaginando tecleando a dos dedos una vieja máquina de escribir, redactando un informe... Y sí, el final, me ha dejado impactada pues no me esperaba esa salida :-)
    ¿Una secretaria? Buena idea.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Surgió de un texto empezado, que tuvo origen en algún metodo surrealista.
      Es halagador que digas que lo vizualizaste, con ese detalle que no había imaginado.
      Y que te haya impactado esta salida.

      Un gran beso.

      Eliminar
  22. Detective en el mundo onírico y virtual, pues no es mala opción la que te queda, como siempre muy bueno, aunque a veces me pierdo por tus mundos, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podrían haber ciertas ventajas en esa opción.
      A pesar de perderte a veces crees que es muy bueno lo que escribo. Gracias por eso.
      Besos.

      Eliminar
  23. Al final esta mezcla de temas te ha venido bien para armar tu trama cibernética, disparatada, que me recuerda a un sueño cuando estás a punto de despertar. Gracias por participar. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una de las tramas me fue especialmente útil, las otras me inspiraron unos detalles interesantes.
      Me gusta lo de que recuerdo un sueño cuando se está a punto de despertar. Me gusta que mi relato parezca eso.
      Fue interesante desafío.
      Un beso.

      Eliminar
  24. Como siempre, tremendamente imaginativo. Detective virtual en misiones virtuales, saliendo al ciberespacio a ejercer su profesión detectivesca. Me ha gustado y opino, junto al resto de compañeros, que puestos a elegir, la secretaria que no sea virtual, sino muy real y cercana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy teniendo problemas con el blog. ¿Me pasa a mí o es algo general?

      Que bien.
      LO reseñaste bien. Hay opinión compartida. El detalle es que el personaje está en la realidad virtual. Pero podría ser que una mujer real se conecte para estar en contacto con el detective virtual.
      Saludos.

      Eliminar
  25. La verdad es que eres único para llevar este tipo de temas, y se nota la soltura, pero... ¿por qué buscas una secretaria y no un secretario? Hasta en los temas virtuales parece que las chicas son las perfectas para cumplir con el papel de secretarias, no por nada si no que, las mujeres también queremos ser jefas, jejeje Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias.
      Interesante pregunta. El personaje pretende ser un detective del policial negro. Y esos detectives suelen tener una oficina con secretaria.
      En el relato también está Gaia Gaiger, una mujer que parece tener un alto puesto, es una jefa.

      Un beso.

      Eliminar
  26. me gustó la historia, como cambia de realidades abruptamente pero manteniendo una correlación en el relato.
    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue un efecto buscado, para que hubiera una sorpresa.
      Que bien que te haya gustado por eso.
      Saludos.

      Eliminar
  27. Interesante, se puede llegar a desarrollar la idea de mezclar un policial con ciencia ficción. Podrías plantear un desarrollo (segunda parte) de la historia.
    Por otro lado, la parte del empleo me recordó un poco al primer episodio de Futurama. Aunque claro, Fry era repartidor. Y eso es algo por lo que Matt Groening merece crédito, lo de detective da para más... así que espero segunda parte jaja

    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto. No otra cosa es Blade Runner.
      También podría desarrollar algún otro personaje de este entorno. Pero podría contar más de este personaje.
      Creo que he visto algo de lo que Matt Groening usó para inspirarse, en Futurama.
      Podría ser si la inspiración llega por ese lado.
      Saludos.

      Eliminar

  28. Alusiones a Blade Runner, por supuesto.
    Pero el broche final es genial.
    De golpe te lo cargaste todo: Bang
    y con sólo un disparo fuera magia, y boom : materialidad y prosaica realidad.
    Una secretaria...


    Besos, Demiurgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que cultura en ficción.
      Que bien.
      No fue con un disparo, fueron diez y no funcionaron. Sí funcionó usar el propio cuchillo en su contra.
      Parece que lo de la secretaria llamó la atención.
      Besos.

      Eliminar