Etiquetas

miércoles, 27 de marzo de 2013

Este jueves un relato: Con…jugando palabras


 Me sumo a esta convocatoria, para jugar con las palabras.
Me sumo con este método surrealista. Se tiene un texto logrado o fallido, que no importe perder, que no sea hoja de un libro, podría ser una fotocopia y se  recortan las palabras. Luego las palabras se mezclan y se  sacan al azar, anotándolas a medida que salen, subrayando las combinaciones interesantes. He hecho un poco de trampa, cambiando el orden casual, en estos ejemplos. He agregado algún párrafo para expresar la idea que me sugiere.  


La clave del futuro 

Puede- vivir- durante- siglos- pero- parece- la- más joven-
Después de- una época de- oscurantismo- ha redescubierto- los principios de- la ciencia-
Podrá- hacer- fortuna- reactivando- relojes- de precisión-
Escribe- el libro- tecnología- al alcance de todos-
Los secretos- de ella- están en el pasado- revelados por un oportuno raconto-

Ocupante de este- castillo- se dedica- a escribir- ensayo sobre la época- y a la ciencia-
“Antes- era más fácil- aquí como en el todo el mundo- escasean- los materiales necesarios- sin embargo- queda algo- para- una tarea sin pausa-
Vuelven en avión- para asociarse al- plan- una diseñadora- de primer nivel- ingeniero y otros-“

Logró- reunir a- los científicos- a los cuales- se les garantizó- libertad de investigación- se verifica en- los más modernos laboratorios- mezclaran- fórmula-
Allí en el castillo- carecen- de diversión- pero se les prepara- una sorpresa- estrella internacional- pasión de todos-
Ella será La clave del futuro-

Su apariencia juvenil tal vez se debe a esa fórmula, tal vez sus especiales conocimientos. Despertaba pasiones los científicos, por razones que siguen estando en secreto. Tal vez puedan averiguarlos quienes la conozcan.

La saga

El comienzo- de- la saga- es en los comienzos del siglo 21- cuando una nave radiocontrolada en- Vuelo de entrenamiento- encuentra- el lugar- que encierra los secretos- que serán claves para la exploración espacial.
Se ubica- lejos de- área central- lo que implica enviar exploradores  un lugar que es frío, además de remoto- por lo que deberán correr por la nieve-

La escritura- origen desconocido- tiene- Acertijos y códigos- a descifrar-
Los criptógrafos encargados pueden- informar detalladamente- que- todos los resultados- confirman- los- significados- detrás- signos-
La escritura- tiene- datos- para diseñar- una- cápsula- electrónica- que- implantada- permite- estado inducido- de una clase de-
Los voluntarios entran en una clase- sexto sentido- con la visión de lo que llaman- La musa-
Tiene- influencia- sobre inspiración- para hacer diseños- de una- nave- innovaciones- técnicas- aumentar- la velocidad- y precisión-

El mundo no es suficiente- existe en ellos- necesidad aventurarse- en el- sistema solar- antes que todos-

Alguien advirtió peligro- demuestra- no es- imposible- cierto efecto secundario-  que- despierte- personalidad conflictiva en alguno de ellos. Si sucede ese- otro yo- no se detendrá ante nada-


Faltaría desarrollar más los textos, es algo que todavía no he logrado. Claro que si a alguien le sirve, puede usarlos como inspiración.

domingo, 24 de marzo de 2013

Superhéroes argentinos: Sónoman


 Sónoman es un Superhéroe argentino creado por Oswal. En 1965 Oswal se incorporó al equipo de Anteojito, conocida revista infantil, que había comenzado el año anterior. Sin entusiasmo creó a Sonoman, El hombre del Poder-Músico-Mental. Tan ágil como un felino, tan potente como   rinoceronte y más rápido que el sonido para combatir al mal. A pesar de que Oswal no le gustaba la clasificación del personaje como superhéroe, sin embargo se trata de un superhéroe, por su origen y sus poderes.



Origen

León Hamilton III es un millonario que vive en su mansión. Es 
culto, le gusta la música y es científico. Entra en contacto con el planeta Sono, donde le otorgan poderes que lo convierten en Sonoman, secreto que guarda el mayordomo Jasper, quien trabajó para su padre y su abuelo (Referencia a Batman y el mayordomo Alfred).

Poderes

Puede controlar el sonido. Puede convertirse en una onda sonora, desplazándose a alta velocidad, y volver a materializarse, precedido por unos arpegios. Puede lanzar una onda sonora, que eleva la temperatura. Con los vibrasónicos,  aumenta su fuerza, en tal forma pude golpear con la potencia equivalente a tres rinocerontes atacando.
Puede cambiar de su identidad de héroe a la de León Hamilton, para volver a ser Sónoma. Algo que se dejó un poco de lado en algunas historietas, donde se ve al personaje, durmiendo como Sónoman.
Entrena sus poderes en el gimnasio sónico mental, supervisado por el profesor Zork, quien es el que describe los poderes a los lectores.



Enemigos

Por supuesto, un superhéroe tiene enemigos.

Condesa Dómina: Mujer muy alta y delgada, Oswald la describe como una  mujer flaca, exótica, alta,  que acentúa con un peinado y zapatos de tacos altos.Manos largas, con uñas tipo de gato aclara que no es fea. Oswal remarca que no es fea, que su cuerpo es atractivo.
Tiene el poder de manipular el agua, dándole la forma de un objeto, como una guitarra, volviendo a ser agua a su voluntad, o un bloque de hielo. Incluso paralizar lluvias y agitar el mar. Su debilidad es necesitar concentración. Usa su poder en El valor de Chingololo, atrapando al guitarrista del título para atraer a Sónoman, que queda atrapado en un bloque de hielo. El final es un poco absurdo, Chigololo canta mal para desconcentrar a la condesa, que se rinde por no soportarlo más.

Bagalini: El talentoso violinista Johan Bagalini (Referencia a Paganini), quien fue acusado de obtener su talento, con un pacto diabólico. Jura venganza, que será llevada a cabo por un descendiente.  Muchos años después su bisnieto lo intentará. Un misterioso desconocido le deja un paquete con una cuerda, que paraliza a quien lo escucha. Pero será detenido por Sónoman, quien es justamente El hombre del poder músico mental, y es un aficionado a la música. En otra historia, menos lograda, el villano Siniestro le proveerá de dos cuerdas, una tercera que absorbe el sonido de Sónoman y una cuarta que paraliza. Pero Sónoman lo desafía a tocar tan bien como él. El final...en fin...

Capitán Pesadilla: 
Atormenta con pesadillas a una joven llamada Palabritas. De esto se entera la periodista Oriente Lin, amiga del héroe (otro recurso de comic: una periodista amiga de un superhéroe), quien se enfrenta a él para terminar con las pesadillas.


La fórmula mágica 

Ha habido historias logradas, como en la que Sónoman enfrenta a unos extraterrestres, cuya nave está oculta en el Río de la Plata. En la que enfrenta a unos insectos mutados por la radiación. Como Odisea en el espacio, donde el  personaje vuelve al planeta Sono para renovar sus poderes. Y hay incluso una historia inspirada en un cuento de Borges.

El Profesor Habemus busca en las estrellas, la clave que Tzinacan, el mago azteca del cuento La escritura del dios, busca en los jaguares. Cuando la encuentra, piensa que su poder es demasiado para un mortal. Y hace algo drástico, que le impide hablar, para no pronunciar las palabras. Pero lo sabe Doctor Sombra, quien fue el único que le creyó. Envía a sus esbirros Muertelenta y Galeracruel. Habemus tira la fórmula por la ventana, que cae en el auto de un grupo de rock. Son defendidos por Sónoman. Pero cometen la torpeza de dejar el papel en el auto, que es robado. El auto se desmaterializa, una muestra del poder de la fórmula.
Entonces empiezan aparecer alteraciones en el mundo, como debilitamiento de la capa de ozono.

Ha habido un intento de hacer una serie animada, que quedó trunca.
A pesar de que Oswal no se tomaba en serio a su personaje, tanto que llegó a darle Sonotutú (burlona referencia al Batmobile), sería recomendable conseguir la compilación de Ediciones de la Flor.
Soda Stereo homenajea al personaje en Confort y música para volar. El video tiene unas imágenes, aunque es más para escuchar que para ver.

jueves, 21 de marzo de 2013

Este jueves un relato: Jefe no voy porque tengo una fiesta


Parecía que no iba participar de esta convocatoria, pero a último momento decidí que cierto texto, que tenía inconcluso, podía reescribirse para la ocasión. No me ofendo si dicen que no les gusta.

Héctor llamó a su jefe y le dijo que no iba a ir porque tenía una fiesta descontrolada, con excesos y todo.
En circunstancias normales, le hubiera costado una advertencia de despido. Pero no eran circunstancias normales.

Había comenzado unas semanas atrás.
Hector llevaba varios años como locutor en un exitoso programa de radio, hasta que alguien se dio cuenta de que escribía sus propios guiones en los separadores que hacía. Y que eran mejores que los del trío de guionistas responsables de los radioteatros humorísticos. Se le permitió hacer pequeñas ficciones, con su compañera de andanzas radiofónicas. Y tenía la oportunidad de destacarse más. Pero no se le ocurría nada. La desesperación lo llevo a leer sobre las musas. En un libro encontró un conjuro que podía ser útil.
- Canta, diosa, la cólera de Aquiles de Peleo…
Nada.
- Canta, diosa, la cólera de Aquiles de Peleo…
Nada pasó, salvo que Vanina, la locutora con el cual trabajaba irrumpió diciendo:
- Ya te oí, no soy sorda.
- Yo llamaba a una musa.
- Y soy yo. ¿Cómo no reconoces a una musa?
- Sin ofender, las musas tienen otro aspecto, algo así como…
Y por un momento, la locutora adquirió una apariencia mitológica. Como sabe un lector asiduo de mitos, las deidades disimulan su apariencia cuando se mezclan con los mortales. Héctor se convenció de que ella era una musa. Después de todo, había escrito un par de guiones con ella como protagonista. Bueno, era mejor de lo que esperaba. Así que le pidió ayuda. Pero resultó que a nivel mundial, las musas habían decidido una suspensión de inspiración. A Héctor le fue difícil de creer. Había películas, de terror, basadas en comics. Pero la locutora-musa le contestó que eran remakes, precuelas, no había nuevas ideas.

Héctor le pidió que colaborara con él, podía haber una excepción.
- No, estás loco. ¿Sabes lo que le pasó a la última musa que rompió con la suspensión de inspiración?
- ¿La hicieron prisionera en el Cáucaso como a Prometeo ¿ (mito de)
- Peor. Las nueve hermanas la asignaron a un escritor de aforismos.
- ¡Eso es terrible! –Pausa- ¿Y que puedo hacer?
- Llamá a los brownies.
Según el libro, eran una clase de duendes marrones,  que Stevenson había entrenado para que los inspiraran, le contaran historias, como El Dr. Jeckill y Mr. Hyde.
Funcionó por un tiempo, pero eran revoltosos, muy propensos a ofenderse, y muy de irse de fiestas con mujeres feéricas, hadas, sílfides, elfas, etc. y la locutora musa evitaba encontrarse con ellos.
Él trabajo de Héctor como guionista se fue resintiendo, hasta que repentinamente empezó a  escribir. Su compañera de andanzas radiofónicas le dijo que las musas habían vuelto a inspirar. Y celebrarlo en fiestas, donde algunos mortales eran invitados. Héctor estaba invitado y no quedaría bien que faltara. Sería considerado una ofensa.

Fue por eso que dijo a su jefe, con tanta sinceridad que iba a faltar. Y fue por eso que su razón fue aceptada. Estas fiestas se estaban celebrando en todo el mundo.

Quienes frecuentan el blog tal vez se den cuenta de que la locutora no es otra que Vanina Parejas, y que el locutor es Héctor Park, que hacían una interesante dupla en Cual es?, Rock & Pop, donde hacían aperturas de ficción muy imaginativas, algunas protagonizadas por Vanina. Ambos están en Vorterix, actualmente. Me anticipo a aclarar que este relato está basado en circunstanciales reales, con el agregado de imaginación, un texto a medio hacer y escritura automática. Y que no soy Héctor Park.

sábado, 16 de marzo de 2013

Música con principios: El Otro Yo

Relanzo una sección, que estaba en el blog anterior, dedicada a música con declaración de principios.
El Otro Yo es un grupo de rock independiente, liderado por los hermanos Cristián Aldana (voz y guitarra) y María Fernada Aldana (voz, bajo y teclados, en el principio de grupo).
La música es un tema que plantea la visión del grupo sobre la música masiva, o cierto tipo de música masiva.




Luego como extra, un tema cantado por María Fernanda Aldana, quien tiene el nivel para haber remplazado a Lara Pedrosa en No lo soporto.
Pero eso habría significado la disolución de este grupo. Y este grupo suena bien. Agregado extra del video: los paisajes.





jueves, 14 de marzo de 2013

Este jueves un relato: Manos



Me sumo a la consigna, con cierto pequeño dibujo propio, con personajes que ya conocen.

El dibujante y guionista no siempre fue destacado y admirado en el mundo de los comics. Tampoco era visitado por una mujer felina, que se convirtió en su fuente de inspiración.
Alguna vez tuvo el trabajo de ayudante, tenía que completar el trabajo de otros, cuando había poco tiempo. O completar rasgos dibujando lo que el dibujante principal no dominaba bien como las manos de los personajes.
Era algo que le disgustaba hacer, preferiría dibujar personajes femeninos, salvo por las manos.
Y fue entonces cuando escritores, guionistas, dibujantes, todos los relacionados con lo creativo, empezaron a tener pesadillas. Eran pesadillas muy intensas, resultó que un ser mítico había sido atrapado, o su poder había sido usurpado, cuando se robaron ciertos objetos  que eran sus atributos.
El historietista no fue la excepción, soñaba con una ciudad envuelta en nieblas, donde sobrevivir hacía necesario astucia, esquivar peligros, enfrentar seres surrealistas.

En uno de esos sueños, estaba frente a un corredor, donde en la penumbra había unas mujeres altas, esbeltas. Pero algo le hizo sentir inquietud. Una luz se prendió por un momento y pudo verlas. Sí, eran altas, eran esbeltas, vestidas por un uniforme, que podría ser de vigilancia, muy corto, además eran exuberantes. Sus manos terminaban en garras. Pero lo más inquietantes eran sus rostros. Mejor no pensar en eso.
Fueron inquietantes para un incauto, el tiempo que estuvo vivo. Y eran inquietantes para ellas mismas. Cada una evitaba mirar a las demás a la cara. Preferirían las penumbras.

Y entonces lo vieron. Lo señalaron a él, a su block de hojas y se señalaron hacia ellas. Fingiendo no tener temor, se acercó hacia ellas.
No se equivocaba, querían que las dibujara. No fue difícil hacer un boceto de ellas. No era la primera vez que hacía modelo vivo. Y además eran muy parecidas. Pero querían algo más. Le fue definiendo detalles, dibujando caras de mujeres atractivas, aunque atemorizantes.
Le fue dibujando caras de mujeres, improvisando o recordando algunas de las modelos que había dibujado, personalmente o por fotos de revistas. Fue pintando los dibujos. Una le alcanzó agua y fue dando sombras. Ellas empezaron a transformarse, pareciendo a los dibujos. Por un momento, quedaron congeladas. Y entonces comprendió del todo lo que tenía que hacer. Hizo unos cambios rápidos, suavizó sus expresiones. E hizo otro cambio.
Cuando despertaron, descubrieron que no podían atacarlo, sus manos eran suaves. Y tenían caras atractivas, eran más parecidas a damiselas en peligro que mujeres siniestras. Se habían vuelto temerosas.
Y algo las hizo huir.
Era una mujer felina que llegó. Él llegó a verla. Y antes de despertar, ella llegó a verlo. Era tan real como él.
Cuando despertó, descubrió que podía dibujar manos con una facilidad sorprendente. Pero no compensó la sensación de haber perdido algo. Ni siquiera el final de las pesadillas, que nadie relacionó con el robo de ciertos objetos de un museo.
Una noche, se durmió sobre el tablero. Algo lo hizo despertar.
Frente a él, estaba la mujer que había visto en el sueño. Ella era real.
Fue el primer encuentro.


lunes, 11 de marzo de 2013

No lo soporto: dos temas, dos estados de ánimo

Se dice que las experiencias personales influyen decisivamente en la obra de un escritor, músico, etc.
Yo sospecho que algo de eso hay en las letras de Universo, el disco más reciente de No lo soporto. Si es así, hay diferencias en las inspiraciones de Naila, la cantante, y su hermana Lucía, la baterista.
Esta letra es de Naila, también la música.

Si querés

    Si querés saber de mí otra vez de mí
    No te vayas cuando estoy mal, soy igual

   Si querés besarme otra vez más
   Alejate de mí y verás que volverás
  Volverás otra vez más
   Desentiérrame si quieres verme bien
   Bordarías el amor en mi piel
   Para volver a despertarnos

  Si querés saber de mí otra vez de mí
  Si tu parte débil no mostrás, cambiarás
  Si querés besarme otra vez más
  Deja tu presencia fantasmal para amar

 Desentiérrame si quieres verme bien
  Bordarías el amor en mi piel
  Para volver a despertar

  Desentiérrame si quieres verme bien
 Bordarías el amor en mi piel
 Para volver a despertarnos




La letra de Lucía parece más optimista, también la música.


Hey

   Se besan al despertar
   Su piel aún roza la de ella
   Sus miedos se mezclarán
    Su piel aún roza la de ella
     Hey, hey, hey
    Hey, hey, hey


    Hey, hey, hey
    Se desnudarán
     Hey, hey, hey
     Se alejarán
      Hey, hey, hey
      Desconocerán

     Se esperan al despertar
    No imaginan el mañana
    Sus miedos se mezclarán
   No imaginan el pasado

   Hey, hey, hey
   Se desnudarán
   Hey, hey, hey
   Se alejarán
   Hey, hey, hey
   Desconocerán




¿Que tal? El tema de Lucía me suena más optimista que el de Naila, ambos me gustán. Revelan que tienen talento para componer.
Aunque se extraña a Lara Pedrosa, el bajo sonaba mejor, no es mala idea la incorporación de la nueva tecladista.

Posdata de 29/2/16: Entrada con música recuperada.
Esta entrada tiene el propósito de difundir la música de No lo soporto.

viernes, 8 de marzo de 2013

Enigma con Mara Laira 2 de 2


La vez pasada se planteó un enigma, que tiene como protagonista a Mara Laira, cuando estuvo de vacaciones, en sus merecidas vacaciones, como uno de sus fanáticos comentó. Ahora llega la solución.

Mara Laira:- Hola, soy Mara Laira. Seguramente recuerdan que, en mis vacaciones, me  encontré con un improvisado club de tenis de mesa. Y decidí que podría ser la campeona.
Para hacerlo, tenía que enfrentar al campeón, que era hábil, y a su hermano, que no lo era tanto. Tenía que ganar dos partidos de tres. Sólo podía elegir el orden.

Opción A
1. Partido con el campeón.
2. Partido con el hermano no tan hábil.
3. Partido con el campeón.


Opción B
1. Partido con el hermano no tan hábil.
2. Partido con el campeón.
3. Partido con el hermano no tan hábil.

Hay un detalle importante, es que tenía que ganar dos partidos consecutivos.

¿Cuál opción me convenía  más para tener más probabilidades de ganar?

Esta es la solución.

Analicemos la opción aparentemente conveniente.

Opción B
1. Partido con el hermano no tan hábil.
2. Partido con el campeón.
3. Partido con el hermano no tan hábil.

Si elegía esta opción, tenía una sola oportunidad de ganar al campeón. Perder convertiría en inútil un triunfo en el primer partido con el hermano menos hábil.

Analicemos la otra opción.
Opción A
1. Partido con el campeón.
2. Partido con el hermano no tan hábil.
3. Partido con el campeón.

Podía perder el primer partido, pero tenía la oportunidad de enfrentar al hermano menos hábil. Para tener una segunda oportunidad con el campeón. Podía haber perdido con el campeón, pero me quedaba una oportunidad en el tercer partido. Además de tener la ventaja de aprender de la derrota.


Demiurgo: - Muy bien planteado. ¿Cómo te fue al final?
Mara Laira: - Gané. Y el premio fue unas cajas de alfajores, que les lleve a mis amigos. Una caja es para vos. Espero que te gusten.
Demiurgo: - Gracias.
Mara Laira: - De nada. ¿Me vas a necesitar?
Demiurgo:- Por ahora, no. Aprovecha para visitar a tus amigos. Y prepárate para Es cierto aunque parezca irreal o algo por el estilo.

Me gustaron.
Noto que Mara Laira es muy popular, ha sido calificada como mi fiel ayudante, me han recomendado que le hable con sutileza, gusta su nombre, y han calificado sus vacaciones como merecidas. Aprovecho para preguntarles: ¿Qué es lo que les agrada de mi fiel colaboradora? 

miércoles, 6 de marzo de 2013

Este jueves un relato: el viento trae relatos



Mientras llega la solución del enigma pasado, me sumo a la convocatoria, con un relato escrito con escritura automático, o casi, relato que he titulado…
                                                                                                                                             

La fuga de Daídalos


Demasiado lejos queda su pálido y mortal rostro, y demasiado remotas las nieves de su pecho letal como para que mis ojos puedan contemplarlos jamás. Pero hay veces en que me llega su susurro, como un helado viento de ultratumba, debilitado después de atravesar los golfos que separan a los mundos, y que ha surgido sobre los últimos horizontes de desiertos rodeados de hielo. Y me habla en un idioma que nunca he oído, pero que siempre he conocido; y me habla de cosas mortales y de cosas maravillosas, fuera del alcance de los deseos estáticos del amor. (…)
Pero al oír su susurro lejano y poco frecuente, me imagino una visión de vastas auroras, sobre continentes más grandes que el mundo, y mares demasiado extensos para las quillas de las empresas humanas. Y a veces balbuceo los lazos extraños que nos trae, si bien nadie los recibirá con agrado, y nadie creerá en ellos, o los escuchará. Y en algún amanecer de los años desesperados, me adelantaré y seguiré hasta donde me llama, para buscar el beatífico nado de sus distancias nevadas, para perecer entre sus inescrutables horizontes.


La Musa De Hyperbórea, 1934
Hyperbórea
Clark Ashton Smith

Como contarían las historias, Daídalos el inventor llegó a Creta, donde Minos tenía el poder. Daídalos fue recibido como el gran inventor que era, colmado de honores y vigilado estrechamente, con el pretexto de protegerlo de sus enemigos.
Construyó un  laberinto donde fue encerrado un minotauro. En eso no mienten las leyendas. Salvo en el detalle que Daídalos lo construyó con un diseño matemático, con un orden desconocido para los demás. Una precaución, en que caso de ser encerrado en su  propio laberinto, podría escapar sin demasiada dificultad. Sólo le reveló ese secreto a Ariadna, hija de Minos, que usó ese secreto para ayudar a Teseo, héroe que mató al minotauro, como cuentan las historias.
Daídalos fue vigilado más estrechamente, cuando su situación se hizo más incómoda.

Pero en el pasado…
Había encontrado herida a una mujer de belleza poco común, una mujer que pertenecía a una raza ancestral, una raza alada, la estirpe de las sirenas. Que en historias distorsionadas, en algunos idiomas futuros, se afirmarían que eran mujeres acuáticas. Esta mujer estaba emparentada con Partenope, la más célebre de las sirenas.

Fue entonces, cuando Daídalos fue visitado por la mujer alada y el hijo de ambos, Ikaros, que también tenía alas. Muy diferente a lo que cuentan las historias. La mujer llevó volando a Daídalos, acompañada por Ícaro.
Pero la vigilancia era muy estrecha. Y Minos era muy influyente. Los fugitivos aéreos fueron perseguidos por aves de bronce, que pronto serían exterminadas, demasiado tarde para los fugitivos.
Ícaro guió a un grupo de sirenas, que se sumaron, para enfrentar a las aves de bronce. La lucha fue cruel. Las aves de bronce podían desprenderse de parte de su plumaje de metal, convertido en armas arrojadiza letales. Hubo gritos de dolor.
 Hasta que Ikaros se separó del grupo, para que las heridas fueran rescatadas por las ilesas.
Daídalos fue llevada a una isla secreta, por lo menos en ese entonces.
Y ahí las historias se vuelven confusas. Probablemente, el inventor vivió hasta edad avanzada, construyendo a autómatas que defendieron la isla de las  sirenas.
Ikaros nunca fue encontrado. Puede suponerse que murió enfrentando a las aves de bronce. Puede suponerse que cayó al mar, donde se ahogó, llevándose consigo a sus enemigos. La raza que solía dejarse llevar por el viento, estaría segura un poco más.
Esta es la historia que más se parece a la verdad, historia que la musa de Hiperborea reveló al algún selecto grupo de narradores.




viernes, 1 de marzo de 2013

Enigma con Mara Laira 1 de 2


En esta sección, planteo un enigma a resolver. Este no tiene nada de matemático, solamente lógica. Y tiene a Mara Laira como protagonista.

Mara Laira:-... Laira. Ustedes me conocerán por Es cierto aunque  parezca irreal y por algunos relatos de los jueves. Tal vez sepan que volví recientemente de mis vacaciones. 
Me encontré con un improvisado club de tenis de mesa. Y decidí que podría ser la campeona.
Me dieron la esa oportunidad, pero tenía que enfrentar al campeón, que era hábil, y a su hermano, que no lo era tanto. Tenía que ganar dos partidos de tres. Sólo podía elegir el orden.

Opción A
1. Partido con el campeón.
2. Partido con el hermano no tan hábil.
3. Partido con el campeón.


Opción B
1. Partido con el hermano no tan hábil.
2. Partido con el campeón.
3. Partido con el hermano no tan hábil.

Hay un detalle importante, es que tenía que ganar dos partidos consecutivos.

¿Cuál opción me convenía  más para tener más probabilidades de ganar?

El Demiurgo sabe la respuesta y va a revelarla en una semana o un poco más.

En una o más semana, la resolución. Para dar igualdad de oportunidades, no publicaré inmediatamente los comentarios con la respuesta correcta.