Etiquetas

viernes, 12 de agosto de 2016

Este jueves, un relato: Egipto



Esta vez el tema lo propone Ainoa, en su primer jueves como anfitriona. El tema es Egipto. Trataré de escribir algo, sobre una vaga idea que tengo.

Un lugar llamado Luxor

El interés por la historia antigua le había sido despertado por películas de aventuras. Un interés que lo había llevado a estudiar arduamente, por lo cual tuvo que renunciar a tener una activa vida social. Lo que acentuó su problema para comunicarse con las mujeres, su no destacada habilidad para seducirlas.
Y lo que consiguió fue un aburrido, monótono trabajo en un museo.
- ¿Cuáles son tus planes?- le preguntó un colega más afortunado, que escribía libros de éxito masivo y era perseguido por las mujeres que leían sus libros.
- Ir a casa a ver sobre el antiguo Egipto.
- ¿Por qué mejor no vas a este lugar?- contestó su colega, mostrando una tarjeta.
- Uno de esos lugares nocturnos.
- Y con cierto toque que te recomiendo descubrir en persona.

Entre los asistentes de Luxor había otros historiadores, arqueólogos, incluso una convención de matemáticos topologos.
Pero estaba concentrado viendo a ese striptease de momia, a esa mujer librándose lentamente de esas vendas.
- Fascinante.
- Y todavía falta Dolores- dijo un topologo-
Doleres era una mujer alta, con la piel que pudo haber tenido una mujer egipcia.
La fascinación por su exuberante belleza competía con la admiración por el detalle de la ropa, de la cual se fue despojando. Hasta que quedar vestida solo con los adornos. Ella lo miró. Y le arrojó el velo, que había conservado.
- ¿Sabe lo que significa?- le preguntó el topologo- Es una invitación a su camarín.

O más bien una habitación ambientada.
- Una interesante reconstrucción.
- Me fascina el antiguo Egipto.
- Lo note en esas pulseras, en tus collares, de cobre. Algo muy usado en…
- Seguí hablado- dijo Dolores en un tono notablemente sugestivo.

Era su turno de ser el historiador afortunado.


Más relatos sobre Egipto en Hidden Words



31 comentarios:

  1. Una entrada publicada después varios intentos fallidos, por culpa de la falla en Actualizar del panel de escritura.

    ResponderEliminar
  2. Lograste desconcertarme con el nombre de Luxor, muy agudo.
    Me gustó tu relato. mucho.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue entre lo que busqué el nombre que me pareció más adecuado.
      Gracias.
      Besos.

      Eliminar
  3. Espero que el historiador, después de ese encuentro, haya podido ser más feliz jeje.
    Me alegra que consiguieras publicar, pese a las dificultades primeras.
    P.d
    se ve que en el apuro, se te olvido una palabra "activa VIDA social"
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue molesto y no quisiera correr el riesgo de que se borre todo si intento corregir.
      Es probable que lo sea. Y una vez más, me gusta tu jejeje.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Muy bueno Demiurgo. Pero no nos dejes sin una segunda parte, todo sugiere que este estudioso de la vida en Egipto encontró el camino para dejar de ser un solitario.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creí que estaba claro el final. ¿Alguna sugerencia?
      Gracias por el comentario.

      Eliminar
  5. La suerte le cambio esa noche. Muy bien llevado el tema.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué interesante y sugerente! Me ha gustado el relato, me ha dejado con ganas de más. Enhorabuena para el historiador.

    ¡Un abrazo!

    Bye!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me han comentado eso de que querer saber. Y eso que para mí la historia está contada. ¿Alguna sugerencia?
      Que bien que te gustó. Y de acuerdo con que bien por el historiador.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Qué bueno tu relato, y qué gran ocurrencia la que has tenido, Demiurgo, me gustó muchísimo tu planteamiento y tengo que confesarte que, cuanto más lo leo, más me gusta y nuevas sensaciones tengo de lo que has escrito.

    Suerte tuvo el historiador y me quedaste con ganas de más, ojala escribieras segunda parte.

    Besos especiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sos la primera que menciona el deseo de una segunda parte. Aunque creo que la historia terminada. Salvo que haya algo para escribir, que no sé que pueda ser.
      Pero gracias por tu comentario tan elogioso, que te guste el planteo. Y que lo hayas vuelto a leer, encontrando más sensaciones.
      Besos especiales.

      Eliminar
  8. Muy sugestivo, me recuerdan algunas historias nocturnas de amigos que no son ni topólogos, ni arqueólogos ni historiadores, pero si muy afortunados jaja.
    Me sumo al pedido de segunda parte.

    Abrazo!

    PD: escribilo en Word y después lo copias al blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue lo que hago escribir en word, pero cuando se me olvidaba un detalle, como las etiquetas, como subir la imagen, era problemático.

      Parece que estás más informado que yo de historias nocturnas y personajes afortunados. No tengo la menor idea de como podría ser la segunda parte. Así que acepto sugerencias.

      Saludos.

      Eliminar
  9. Hay que mirar más allá del horizonte de arena... Y pasan estás cosas... tal vez por el influjo de las Perseidas... ¿Quién dijo que no?

    Un besazo muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta eso que planteas. Y que pasen esas cosas.
      Un gran beso, especialmente enviado.

      Eliminar
  10. Primero, agradecerte por la invitación para participar en este tema de Egipto.
    Lo leí tarde y es imposible que me diera tiempo, sobre todo porque en verano tengo muy poco acceso a internet.
    Lo primero que se me ocurrió fue hacer lo que me dijo un escritor hace algún tiempo sobre un sueño que tuve muy curioso, me dijo que debería convertirlo en cuento o relato, pero nunca me decidí. Ahora hubiera sido una buena oportunidad, pero bueno, quizá algún día me ponga con ello.
    Me gusta la imagen que elegiste, el faraón Seti y la diosa Hathor, esta diosa que fue vinculada con el amor y la sensualidad y encaja perfectamente en tu relato.
    Me encantó.
    Muchas gracias otra vez, cuando pueda leeré el resto de relatos de esta semana.
    Muchos abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hubiera sido interesante un relato tuyo, pero se entiende.
      Despertaste mi curiosidad con ese sueño que tuviste. Son una fuente de inspiración.
      No la elegí, sino la anfitriona de esta semana. Que bueno esa información que me das. Me gusta que haya quedado acorde.
      Gracias por tu comentario.
      Muchos abrazos.

      Eliminar
  11. Me has sorprendido gratamente con este relato con sus puntos de humor y muy sugerente en las descripciones. Apuesto a que el protagonista volverá a Luxor.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No había notado los puntos de humor que mencionás. Suele pasar que algunos lectores notan algo que yo no noto de mis relatos.
      Seguro que volverá.
      Que bien que te guste.
      Un beso,.

      Eliminar
  12. Buenos días, Demiurgo:
    He disfrutado de tu relato con la misma emoción que la que sentiría al contemplar cómo se desprende de sus vendajes una sugerente momia egipcia .
    Gracias, Demiurgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas días, Nino.
      Me gusta eso que decís, que lo disfrutaste tanto como si lo hubieras visto.
      Parece que algo hice bien al escribir este relato.

      Saludos.

      Eliminar
  13. Al final se ha girado la cara de la fortuna... quién sabe qué le espera con Dolores?

    Me gustó tu relato, ligeramente distinto a lo que venías escribiendo.

    Un besote Demi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen resumen. Seguro que algo muy intenso.
      A veces pasa.
      Que bien que te haya gustado.
      Un especial beso.

      Eliminar
  14. Bien ahí!! Aunque el disfrute del relato sería pleno si pasás la dirección de Luxor!
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pasaré cuando la conozca.
      Gracias por el comentario.

      Eliminar
  15. Salve Demiurgo! El relato muestra una gran capacidad para dejar todo sobreentendido pero al mismo tiempo me deja preguntando si no se escapa algo inmanente. Para finalizar, no es necesario segunda parte cuando existe un final feliz. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias.
      Interesante analisis. ¿Que se será aquello que se escapa?
      Lo que sí estoy seguro de que hay un final feliz.
      Gracias por el comentario.

      Eliminar
  16. Me ha llamado la atención este relato por el tema de Egipto y he encontrado un argumento muy singular. Resulta que este historiador va precisamente a un lugar ambientado en Egipto y al final resulta que su propia afición, que le estaba haciendo tener una vida aburrida, le da una recompensa, mira por donde. Me ha gustado este trabajo.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  17. Que bien. Leiste un relato más y te gustó.
    Ese es un buen resumen, muy bueno. Encontró una mujer que compartía esa afición en un lugar inesperado. Creo que es un giro argumental.
    Que bien.
    Saludos.

    ResponderEliminar