Etiquetas

viernes, 11 de julio de 2014

Este jueves, un relato: Reinas de grito- una película reseñada por Mara Laira



Hola, soy Mara Laira. Sé que me conocen. Voy reseñarles una película clase B, y no tengo humor para contar las palabras que necesito.

El ataque de los donguis.


La película empieza con una escena nocturna, una plaza en oscuridad, no muy recomendable. Un hombre malhumorado y una mujer llamada Virginia. Hay una escena sensual. Pero aparecen unos monstruos, cuya animación costó gran parte del presupuesto, unos seres transparentes. La mujer se desmaya, luego de pegar un grito.
El hombre la carga en brazos…y la arroja entre los monstruos. Quedándose para verla siendo devorada.
Luego se presenta en un monologo, como el ingeniero Wilcock.
Cuenta su trabajo en las construcciones de hoteles, que nunca se muestran,  por eso del presupuesto. Balzac, otro ingeniero, le habla de información que se difunde en ciertos círculos. Se ha descubierto una nueva clase de animal, un ser transparente  que devora todo lo que se encuentra.
A Wilcock le resultan queribles. Especialmente, luego de deshacerse de Virginia, de quien quería despedirse definitivamente. Comienza a usarlos para deshacerse de las mujeres a quien seduce. Mujeres que son testigos de sus acciones delictivas.
Hay una investigadora que tiene visiones, interpretada por Neve Colombini, quien también interpreta a esas víctimas.
Pero antes de que se terminara la filmación, hubo que remplazarla. Ha habido rumores extraños, leyendas urbanas sobre un misterioso incidente en un hotel. En la actualidad no se ha vuelto a saber de Neve Colombini.
El guión improvisado muestra a un hombre siguiendo a una mujer en un día de lluvia, hacia un café. La mujer grita algo incomprensible, mientras sufre una transformación, que la convierte en una típica reina del grito.
(En incidente similar, fue encontrada Regina Clámor, la remplazante)
Ha heredado la maldición de ver lo extraño. Compensada por la belleza que ha adquirido.
Maldición que no la salva de caer en las garras de Wilcock y sus monstruos. Está la escena en que trata de huir, se tropieza. Es llevada a una habitación, donde su vestido se desgarra. (Descuidos de escenografía, no había presupuesto para repetir tomas).
Ella lucha con un celular, para llamar, cuya señal se corta. Pero logra huir. Perseguida  por los donguis, trepa por un andamio. El ingeniero también, para arrojarla a los donguis. Pero el andamio tiembla, por culpa de él, por haberlo saboteado, por diversión y es quien cae entre los monstruos. Y es devorado.
Ella espera que llegue el día, para poder bajar. Obviamente, la película termina con uno de sus gritos.

Obviamente la película es clase B. Tiene problemas de continuidad, con cambios abruptos de guión, de elenco. Y de continuidad, hay escenas que empiezan con una Neve y terminan con Regina.
Los Donguis, el cuento que se adaptó muy libremente, tiene un final abierto, que no gustó a los productores. El villano tiene el apellido de su autor, en recuerdo al esfuerzo que llevó escribir un final.
¿La recomiendo? Sí. Así pueden pagarle a una locutora por usar, sin permiso, audios de su programa de radio. La locutora soy yo.

44 comentarios:

  1. POR EL PRESUPUESTO CON SEGURIDAD ES ARGENTINA JAJA.....NO TE HACÍA CRÍTICA DE CINE MARA, ME GUSTA ESO... BUENO, ME SALIÓ TODO CON MAYÚSCULA, PERO NOTE ESTOY GRITANDO... SALU2 A AMBOS....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podría ser, podría ser. ¿No la hacías crítica? Le gusta el cine, el cine de género por lo menos.
      Espera que te quiere contestar.
      Mara Laira: Ya sé que no que me estás gritando. Me quedó claro.

      Saludos de mi parte y de Mara.

      Eliminar
  2. Te diré que si la emprolijamos apenas un poquito quizás podamos confeccionar un film de los que suelen encantar al público adolescentes poco exigente jejeje. Muy buena y productiva tu propuesta para este jueves, Demiurgo.
    =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debo reconocer que yo vería esta película.
      Creo el público poco exigente la vería incluso sin improlijar.
      Que bueno que gustó.

      Eliminar
  3. Menos mal que él se cae del andamio, ahora puedo dormir tranquila (Mira tú si me lo encontraba y me seducía)
    Me encantó el detalle de la falta de presupuesto para reemplazar el vestido, es sencillo pero a mí me gustan esas pinceladas, tienen su encanto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sí, era un peligro.
      Eso está inspirado en el estereotipo de las reinas del grito. Sí, tenés razón. Le dan algo extra a las historias.
      Me gusta eso de recibir un comentario de una musa, aunque sea confusa.
      Sería bueno que volvieras con tus posteos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Pagado con su misma moneda. Qué horror, seducir a las mujeres y luego librarse de ellas de esta manera tan cruel. Desde Lugo da para mucho esa película, tal vez más adelante, cuando los presupuestos crezcan.
    Me gustó tu historia tan original
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era un personaje nada recomendable. Que tal vez disfrutaba más de esa crueldad. Sí, sería interesante de ver.
      Gracias. Aunque debo reconocer que está basada en el cuento Los Donguis. Ese detalle es real.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola Demiurgo: acabo de publicar mi trabajo y te envio mi link para que me enlaces. Graciais anticipadas.
    http//:msalaportagmail.com blogspot.es

    ResponderEliminar
  6. Menos mal que al final prueba de su propia medicina. Una manera muy cruel de acabar con las mujeres que seduce, cobarde, dejándoles a otros la faena sucia.
    Se salvó la chica y me gustó ese final.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un recurso que puede ser interesante. Muy cruel.
      Los guionistas te lo agradecerían. Pensar ese final fue todo un desafío.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Me ha parecido maravillosa la originalidad de esta película-relato. Que el ingenio del creador/a (mientras no haya sido devorado/a) permanezca vivo y con nosotros muchos años. Así podremos seguir disfrutando.
    La pena, que otra clase de donguis, en mi vida real, me impidan, por el momento acercarme más a los blog.
    Pero una cosa doy por sentado. desde el 2007 estoy aquí. Yo no seoy de los que se van de un día para otro; de modo que vendré todas las veces que logre evitar a mis donguis...

    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como contesté en un comentario anterior, está basada en un cuento.
      Que lástima, tu blog es muy interesante. Espero que puedas esquivarlos.
      Saludos!

      Eliminar
  8. Si el final es feliz, mejor que mejor, porque chico que matanza, Que no falten los gritos.
    Besos buen conductor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces es lo que pasa antes del final feliz, en algunas películas.
      Gracias. Besos.

      Eliminar
  9. Me recuerda a alguna película que he visto, jeje. Un buen dato para los procudtores es que los monstruos sean transparentes, lo que implica un ahorro razonable. Tal como la cuentas si que apetece verla.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser. Y es posible que yo también la haya visto.
      No había pensado lo del ahorro para los efectos. Estaba en el cuento Los donguis. Pero podría ser.
      Y yo también, me gustaría verla.
      Saludos.

      Eliminar
  10. La veía con mucho gusto, es una buena propuesta, por demás interesante, que quede claro, así, tal cual, con su final abierto, eso hace que no salga de tu mente, le das vueltas y vueltas a los posibles, su no continuidad, su escaso pesupuesto, aunque esas cosas favorecen, porque muestran estratégicamente un cuerpo perfecto o por lo menos yo no he visto que se lo apliquen a una persona con un poquito de sobrepeso. Pero como siempre lo hago, llevando de compañía a uno de esos amigos fuertes (aparentemente), que al final terminan gritando en toda la película y yo, dando saltitos en el asiento, porque todo te esperas que venga de alguna escena, peor no de un hombretón que se refugia en su asiento y cada vez se ve más pequeñito.
    Todo termina siempre en una indecisión mía, o veo el resto de la película e intento no asustarme con los gritos de mi compañero y amigo, o cojo el tazón de palomitas, me acomodo en mi asiento y me divierto con los brinquitos y manoteos de quien se supone me haría fuerte en los momentos de terror.
    Creo que mi comentario ha quedado un poco fuera de lugar, pero todo esto es sólo para decirte que me ha gustado.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante planteo. Puede que el final abierto haya sido pensado para una posible secuela. Es cierto, ese es estereotipo, algo que funciona muy bien.
      Que interesante anecdota que contas. Da para que lo subas a tu blog.
      No quedó fuera, es muy interesante.
      Abrazos.

      Eliminar
  11. Y gracias por le hospedaje, fue una buena propuesta la tuya.

    ResponderEliminar
  12. Que comilones esos donguis. Deben ser gorditos. :))

    Qué original el relato.

    Un abrazo, señor Creadorganizador.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez o tal tengan una digestión muy rápida.
      Que bien que te gustó. Aunque tal vez me haya basado en alguna película o algo que he leído. De hecho, existe el cuento al que se alude.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Un ser transparente que devora todo lo que se encuentra...

    La peli puede ser de clase B pero esta metáfora es de CLASE A.

    Aplicable a mil monstruos cotidianos y actuales.

    Ultimamente he visto pelis de clase A que me parecieron de Z.

    Besos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser. Algunas ficciones esconden metáforas.
      Interesante observación. Clase Z es una variante de clase B.
      Que gusto recibir tus comentarios.
      Besos!!!!!!

      Eliminar
  14. Esperando el estreno para verla, los donguis :), me encanto el relato, aplaudo el final, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que gustó. Coincido.
      Gracias por tu interés. Que bueno que te gustó.

      Eliminar
  15. Un constructor de hoteles, el protagonista no podía acabar bien. Ya sabrás que en España, los constructores han hecho mucho daño al país... entiendo que el galán no lograría mantener su condición de personaje intocable por ser un machista esmerado y muy cuidadoso jaja
    También me gustó esta película, Mara. Te confieso que me gustan más leerlas que verlas...

    un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mara Laira:- Interesante el dato que aportas. El cuento en que se basó la película presenta al personaje como asesino no sólo de mujeres, sino también planeando la muerte del hermano de una de sus víctimas. Idea que se descartó en la adaptación. El guión original incluía una pelea en un puente colgante, que terminaba con la caída del ingeniero. Pero se desechó por cuestiones de presupuesto.
      Gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Muy buena tu reseña-relato Mara Laira. Ser devorado y más que eso se merecía Wilcock por cometer feminicidios.
    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Es de estas películas que las explicaciones en su campaña de promoción son tan amplias, detalladas y entretenidas, que te preguntas si la película será mejor y uno prefiere quedarse con la precisa crónica, para evitar decepciones.
    Buen guión.
    Abrazos y gracias por la dedicación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante idea. Es que esas películas que mencionás empiezan con un planteo interesante, pero luego la trama se desinfla, pierde eficacia.
      Gracias por tu interesante comentario.
      Abrazos.

      Eliminar
  18. Ha sido muy interesante leerte, me gusta hacerlo :)

    Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Sos bienvenida a seguir haciendolo.
      Mil besos.

      Eliminar
  19. voy a comentarte este jueves tuyo con algo que creo que conocerás:
    busca por acá, por el internete, la maldición de la película PSICOSIS... verás que está cargada de ...etec,....
    y es que en cierta manera..ah, no, debido a la imagen que has puesto en este texto, es por lo que decido hacerte el comentario así, instigándote a que busques la maldición de PSICOSIS.
    medio beso, demiurgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿En serio es por la imagen de este texto? Dicho de paso, me pertenece.
      No, no encontré nada de eso. De hecho, la tuya es la primera mención que conozco. Sí, encontré sobre Poltergeists.
      Eso de la maldiciones. Aun suponiendo que sean reales, el mecanismo de maldición incluye una ofensa, de la cual surge la maldición como revancha.
      Gracias por el comentario.

      Eliminar
  20. Ah! pues yo vería la película, los defectos a veces se tornan agradables porque ves el esfuerzo, el dinero lo es todo pero pasar un momento entretenido no tiene precio. Por cierto Mara, debería reseñas mas películas de este estilo.
    Excelente.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también vería esta película. Esos detalles a veces se vuelven aciertos involuntarios, para que pasen un momento entretenido quienes la ven.

      Mara Laira: Demiurgo, me toca contestar a mí.
      Judith, coincido con vos. Tal vez podría hacerlo, lo de reseñar más películas de este estilo. De hecho, suelo reseñar películas de tu reto con El Demiurgo.
      Besos.

      Eliminar
  21. Leí el relato "inocentemente" y me pareció una historia absolutamente independiente. Con lo cual, se me hace difícil relacionarla con algún pedido o promesa que hayas hecho. Esto es muy bueno, ya que la unidad y coherencia del tema no necesitaba de nada más que tu imaginación.
    Comoquiera que sea, voy a continuar sugiriendo, ya que los resultados parecen ser muy beneficiosos.
    Un fuerte abrazo, Demiurgo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien que te gustó. Tu opinión es autorizada. Me refiero a una de tus entradas.

      http://humbertodib.blogspot.com.ar/2014/03/en-souffrance.html

      Por esta vez parece que resultó.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. hola, gracias, por los comentarios. Cómo es la dinámica?, hay que escribir en el mismo día?, sólo para saber la próxima, saludos

      Eliminar
    3. Se trata de lo siguiente. Se propone un tema un sábado o un domingo y hay tiempo para escribir hasta el día viernes de la siguiente semana, aunque se suele cerrar el tema de la semana el día siguiente el sábado.
      Generalmente se pide que los adherentes publiquen el jueves, o un día antes o un día después. Aunque suele darse quienes publican antes, el anfitrión de turno comienza a subir los enlaces un miercoles.
      Espero no haberte complicado.
      El tema de esta semana ya se lanzó ayer domingo.

      http://blogdemjmoreno.blogspot.com.es/2014/07/este-jueves-un-relato-la-maquina-del.html

      El tema es La máquina del tiempo.
      Hay tiempo para publicar hasta el viernes. Y tal vez hasta el sábado, antes de que la anfitriona de turno cierre el tema.

      Eliminar