Etiquetas

miércoles, 5 de junio de 2013

Este jueves un relato: una leyenda urbana

Este es mi intento de sumarme a la convocatoria juevera de Judith, en su blog Dark Light. Pueden considerarlo como algo de mi invención.



La verdadera historia de una aparición nocturna

Mi nombre no importante, tal vez nunca pase a la historia. Podría clasificarme como un Guardián Exterior, vigilando en espejos misteriosos, que ciertos seres no entren en este mundo. La mayor parte es rutina, tanto que a veces no pasa nada, parece que hasta que esos seres se olvidan de quienes los vigilamos. En esos momentos, salgo de la mansión y tomo unos días de descanso.
Me enteré casualmente de una aparición nocturna cerca.
Un grupo de varones, muy ignorantes de lo paranormal, de lo oculto fue a caminar alrededor de un lago, donde había rumores sobre una misteriosa mujer. Era de noche hacía frío y con esa actitud que tienen los escépticos a medias, se hicieron bromas saliendo desde atrás para asustarse entre sí, fingiendo ser una aparición.
Bromas que cesaron cuando alguien sintió la delicada presión de una suave mano de mujer. Huyendo asustados, se encontraron repentinamente con una joven mujer vestida de camisón. A pesar de su aspecto sombrío y tal vez descuidado, era atractiva. Temblando, la grabaron en video y fotografiaron. Testimonios borrosos que salieron en cierto programa de televisión, como pruebas de lo extraño que era.
Adiós mis días de descanso. Tenía que intervenir la situación era peor de lo que pensaba. Fui al lugar. Me llevó tiempo encontrarla. Creo que se sorprendió al ver que yo no huía. Y pude hablar con ella, supo que yo conocía seres realmente atemorizantes. Ella necesitaba que alguien la escuchara.
Estaba muy ofendida. Quienes solían encontrarse con ella, solían huir despavoridos, algo ofensivo para una mujer atractiva. Y sin saludarla. Doble ofensa. Y además eso de llamarla La Llorona. Pude transmitir sus exigencias, que convendría cumplir, sino querían verla enojada y realmente atemorizante. Los últimos que la vieron volvieron a encontrarse con ella y a fotografiarla y grabarla en video, con mejor eficacia. Hubo quienes se dedicaron a inventarla un nombre más halagador. Y ciertas influencias convirtieron una prueba de sonido de un grupo dark, en un recital exclusivo para dos personas. Una dama fantasmal y un habitual y anónimo testigo de lo extraño. Algo a favor de mi interrumpido descanso.

Basado en una historia vista en Internet. Esperaba escribir algo más oscuro, pero la musa de Hyperborea no estuvo tan colaboradora o yo no supe escucharla.

56 comentarios:

  1. Me recordaste una charla que siempre teníamos con mi padre, el decía que no hay que asustarse de las apariciones, fantasmas o como quieras llamarle, todo lo contrario, porque nada pueden hacerte, solo quizás a veces juegan o simplemente piden ayuda, para terminar algo inconcluso. Siempre le creí, y no porque fuera mi padre, en cierta manera lo creo. Como a tu personaje, “Guardián exterior”, que me gusta y parece ser necesario.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy de acuerdo. Podrían ser seres incomprendidos por quienes huyen ante su presencia, sin razón cuando su aspecto es melancolico, no atemorizante. Tal vez sea el caso de la dama fantasmal de mi relato, tal vez quería ver un recital. O tal vez eso fue parte del desagravio. Queda para la duda.
      Y lo de exterior se aclara en el anterior relato del personaje, por estar muy abajo en una jerarquía secreta, cuya función se menciona también en ese relato anterior.

      Eliminar
  2. ¿Más oscuro?, a mí me ha parecido en su justa medida de oscuridad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario. Si es así, la musa de Hyperborea colaboró conmigo.

      Eliminar
  3. A mi me gustó tu historia, además ¿que culpa tenía la mujer de que huyeran de ella? Tiene mucho de intriga y me gustó también lo del Guardián Exterior. Mis saludos y respeto por tus buenas intervenciones.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concuerdo, a lo mejor era una mujer tímida, por eso de tocar suavemente a uno con la mano. Y no ayuda esa costumbre de huir que parecían tener los que la veían. Tal vez el personaje narrador la creyó afin a él, al considerarse olvidado aun por seres extraños y realmente atemorizantes.

      Eliminar
  4. Te podría contar alguna cosa sobre una aparición, real y cercana, demasiado cercana (lo cual me impide hablar sobre ella). Tu relato me ha recordado el asunto, y digo recordado porque de eso hace ya muchos años.

    La realidad es mucho más extraña de lo que solemos pensar sobre ella, multitud de dimensiones conviven y en ocasiones, se cruzan. De hecho, cada una de esas dimensiones de la existencia posee su propia ley para organizar lo que vendría a ser su "materia", siendo el hilo conductor entre ellas, a modo de hilo de Ariadna, la conciencia.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso sí me sorprende, porque la historia la tomé de algo de Internet, completándola con mi imaginación, con interpretación personal. Es como para tomar en serio lo de la musa de Hyperborea.
      Comparto eso de la realidad es más extraña de lo que se cree comunmente. Aun para el pensamiento científico. Me gustó lo del hilo de Ariadna.

      Eliminar
  5. La historia ha estado bien, y la tonalidad también es la adecuada. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Me ah gustado mucho y me ha mantenido muy atenta :) Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Muy interesante, una leyenda urbana muy bien relatada y casi te diría que me convenció, es creíble,


    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que parezca creible algo imaginado es un triunfo.
      Gracias.

      Eliminar
  8. Me atraen las historias de fantasmas muchas veces siento que hay algo que me acompaña, una no presencia tranquilizadora.

    Me ha gustado tu bien relatada leyenda.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es interesante conocer los comentarios de los que aquí comentan.
      Gracias por el comentario.

      Eliminar
  9. Como lo dijera Poe, ¨más hermosa y más sufriente, más interesante para incluirla en una historia.¨

    Así me pareció esta mujer. Buen tino, narrador.


    Le mando un beso.


    SIL

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gran idea de Poe, me gusta esa frase. Me halaga que la apliques a este relato. Y encima me digas narrador.
      Un beso.

      Eliminar
  10. Nos movemos por impulsos y ante una presencia extraña nos da por correr pero no debemos tener miedo, a mi me gustan este tipo de temas aunque yo en persona nunca haya vivido nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien planteado, y también suele considerarse extraño a lo que es distinto a lo habitual, a quienes se visten en forma no convencional para distinguirse, para tener un grupo de pertenencia.

      Eliminar
  11. El temor ante lo desconocido y/o para normal logra abrir puertas inesperadas, rincones oscuros de nuestro propio subconsciente que no sabíamos, quizás, que teníamos en nuestro haber. Es probable que el miedo nos haga volver ciegos y nos haga salir huyendo, cuando quizás, eso que nos espanta no viene a hacernos daños, sino que, en cambio, necesita de nuestra ayuda. Me vino a la memoria Sexto Sentido. Brillante película que le da otro giro de tuerca a lo terrorífico, presentándolo con un cariz distinto al que usualmente vemos por ahí. En tu relato, es novedosa la figura de este guardián que se encarga de otorgarle a la llorona una salida muy original a su lamento: un grupo dark! ejjeje...seguro que serán muy exitosos!

    Un abrazo juevero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También la vi, gran película. Aunque creo que no la recordé para escribir. Me pregunto si el grupo supo a quien tenían como público exclusivo o si pensaron que era como un fan más.
      A lo mejor lo segundo es lo que la dama nocturna deseaba. Fue una idea de último momento. Si es lo primero, el grupo dark tal vez la consideres una musa inspiradora de sus canciones.
      La figura del guardián, casual, está inspirada en ciertos personajes que suelen ser clasificados como detectives de lo oculto.

      Eliminar
  12. Los dos sabemos que ésta historia se merece un desarrollo mucho más amplio...

    Saludos compañero Demiurgo

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez tengas razón, colega demiurgo.
      ¿Alguna sugerencia?

      Eliminar
    2. ¿Sugerencias? No creo que hagan falta, ya está todo dicho en el planteo de la historia; tal vez desarrollando un poco más cada aspecto (más descripción, o más 'atmósfera' para las situaciones, extendiendo un poco algunos pasajes) se logre a lo que me refiero.

      Pero, ojo, lo mío es sólo una idea, no estás obligado a hacer nada de todo ésto. SI para vos el texto está bien así como lo publicaste, bienvenido sea.

      Saludos demiurgos,

      J.

      Eliminar
  13. Precioso tu relato, muy ameno.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Un relato que da para una buena tertulia, creo que sentimos demasiado miedo a lo que no podemos explicar, siempre he creido que si nosotros estamos aqui...Porque no puede ser posible que los otros esten cerca. Hay mundo para todas las dimensiones !
    Besos agradecidos por tu buen relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien planteado tu comentario. Un error que cometen algunas historias es que el encuentro con lo extraño puede sucederle a cualquiera. Puede ser que haya distintas dimensiones separadas de esta, que sea lugar para lo extraño. Pero, como dice algun comentario anterior, tal vez se crucen en algunas circunstancias excepcionales.
      Gracias por tu agradecimiento por el relato.

      Eliminar
  15. Eso sí es conectar. Buenísimo, me ha encantado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. La llorona! Dicen que en el parque Rivera, acá en Montevideo, vaga por las noches y solloza, porque no encuentra a sus hijos. Te diré... jamás se me ocurriría pasar por allí en la noche! Creo en las apariciones, no dudo de que existan, tengo alguna experiencia al respecto, y no estaba sola por suerte, por lo que por lo menos uno, puede dar fe de que no es cosa mía. Me ha gustado el personaje de tu historia: Guardián Exterior, sería interesante conocerle alguna más de sus historias!
    Besos:
    Gaby*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me base en algo que vi en Internet, del programa Voces anonimas, con una interpretación personal, sólo que parecía muy joven. Interesante lo que decís.
      No sos la primera a la que le gusta este personaje, del que me han pedido más historias. Tal vez las haya, si tengo inspiración. Este personaje ha visto seres más extraños, por eso no tuvo problemas en encontrarse con la aparición.

      Eliminar
  17. Eres un (si se me permite) desmitificador!!! jeje Pobre Llorona no le gusta su fama, creo escucharla. ..mis hijos, dónde están mis hijoooos.
    Excelente aporte, muy interesante el planteo, le encuentro mucho sarcasmo a ciertas partes. Un abrazo Demiurgo y seguimos la lectura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo diría que soy un modificador más que un desmitificador.
      Parece que esa leyenda urbana es más conocida de lo que suponía. Al parecer no la conocía del todo. ¿A quien le puede gustar que la fama incluya imagen mal tomada por uno temerosos? ¿A que mujer le gustaría producir espanto en lugar de atracción?
      Lo del sarcasmo te lo agradezco.

      Eliminar
  18. Esas presencias existen, están ahí por alguna razón... se te va acumulando el trabajo demi, ya tienes varias interesantes historias para continuar!
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien planteado, si hay una razón dificilmente sea para que alguien salga corriendo espantado, con una grabación malograda por un pulso tembloroso.
      Justamente estaba pensando en eso, tengo las historias de del Viajero Interdimensional y Atalanta, que no sé si mandar de regreso a La Zona Iconoclasta. Tengo la de la mujer felina y el historietista, personajes sin nombre. Y tengo la segunda con este personaje que gustó. Y además estoy debiendole una fanfiction a mi primer seguidora.

      Eliminar
    2. Yo personalmente, espero a la mujer felina y la de esta semana... son las que más me gustan :)
      Un beso, Demi y gracias por tus comentarios!!

      Eliminar
  19. Me gusta la fantasmal historia de esa joven que lo único que quería era ser escuchada. Muchas personas provocan también ese sentimiento de rechazo en los demás a pesar de sus esfuerzos porque no sea así.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que tuve esa impresión cuando conocí algo de esta leyenda. Bien planteado tu comentario.

      Eliminar
  20. Lloronas hay en todas partes, al menos los escasos parajes que conozco. Y tal vez se trate de personajes como el narrado. Incomprendidos más que incomprensibles.
    Vertiginoso relato, aunque no lo parezca.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien planteado, no lo había pensado. Que interesante dato.
      Me sorprende lo que han encontrado en mi relato, mis interesante lectores. Oscuridad, sarcasmo y ahora, vertiginosidad. Gracias por el comentario.

      Eliminar
  21. Hay mucho de realidad en esa fantasía y ese el el meollo de esa brillante narración.
    Enhorabuena.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿En serio hay mucho de realidad? Sería algo sorprendente.
      Me sorprende que te haya parecido brillante y lo agradezco.

      Eliminar
  22. Lo que se desconoce asusta, es lo que le ocurria a esta atractiva mujer, una vez contada su historia todo cambia. Buena leyenda.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que quería mostrar en mi relato. Me gusta que te haya gustado.
      Un abrazo.

      Eliminar
  23. A mi me ha gustado, en el tono oscuro exacto que tiene. Sos especialista en la materia, y lo has hecho muy bien, al menos no me voy muerta de miedo!!! ;)
    un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por lo del tono exacto y por lo de especialista en el tema.

      Eliminar
  24. Nunca se sabe la verdad de estas apariciones. De darse se dan, pueden estar en el cerebro o tal vez no. El caso es que son una incógnita, y aunque siento curiosidad, no me gustaría estar en el lugar donde se aparecen.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es por eso quien aceptar encontrarse con la aparición es alguien que sabe de encuentros con lo extraño.
      Un abrazo.

      Eliminar
  25. Me ha gustado mucho tu relato sobre la llorona, pobrecita!.Opino como los demás que es muy interesante el personaje del Guardián Exterior vigilando que no venga nadie del otro lado del espejo. Muy bueno también el final, la pequeña fiestecita entre los dos que no sabemos muy bien cómo termina ¿tal vez pueda haber empezado una historia de amor entre el guardián y la llorona?...
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue la misma impresión que me dio, al conocer la leyenda en que me basé. Es curioso que me gustó este personaje.
      Tal vez, después de todo, son dos seres solitarios.
      Un beso.

      Eliminar
  26. Pues te quedó muy bien este relato de apariciones. ¿Por qué nos gustará y al mismo tiempo nos aterra este tipo de leyendas? Muy bueno. Felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que buena pregunta.
      Gracias por tu comentario.
      Felicidades.

      Eliminar
  27. Oscura, a pesar del blanco fantasmal de la aparicion. Me gusta "la llorona" me gusta que alguien escuche su queja... a saber poque se quedo vagando por el lago.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez era eso lo que buscaba, que alguien la escuchara.
      Y se necesito un entendido en lo oscuro y fantasmal.
      Gracias.

      Eliminar