Etiquetas

miércoles, 16 de enero de 2013

Este jueves un relato: El árbol del ahorcado


Luego de tomarme un periodo de pausa de las convocatorias jueveras, para hacer un resumen de lo mejor de año, vuelvo con los relatos de esta semana, cuyo tema es terrorífico.

La historia es imprecisa, se fue distorsionando de generación en generación, convirtiéndose en leyenda. Pero sucedió. Hace algún tiempo, hubo un nombre que fue conocido como Sísifo. Era conocido por seducir bellas mujeres, con total éxito. Y por su cultura, que incluía secretos.
Era tolerado hasta que intervino para defender a unos sospechosos de un crimen que no habían cometido. Les dio la oportunidad de escapar, lo que le costó ser rodeado por  una turba violenta. Él se defendió ferocidad y destreza, que algunos lo lamentaron. Y otros no tuvieron esa oportunidad.
Como represalia, lo ahorcaron después de muerto, y lo dejaron colgado en un árbol tenebroso.



Esa noche, se escucharon extraños lamentos, se escuchaban como femeninos, pero muy inquietantes. Algunos creyeron reconocer palabras en latín.
Al día siguiente, el cuerpo no fue encontrado. A partir de entonces, hubo muertes violentas. Se encontraron cuerpos, cuyas heridas parecían hechas por  objetos filosos.
Las noches fueron temidas. Hubo más muertes violentas. Algunos sobrevivieron lo suficiente, contaron que escucharon voces de mujeres llenas de ira, aunque extrañamente agradables.
El misterio fue resuelto por un tal Ulises, tan parecido a Sísifo, que sospechaban que era uno de sus hijos.
En unas ruinas lóbregas, tuvo un encuentro con mujeres misteriosas, cuyas ropas recordaban los peplos de la antigua Roma.  Bellas a lo siniestro, Tenían una piel de un color muy exótico, cada una de ellas armada con una hoz de oro.
Les habló y una de ellas le contesto en  latín.

Eran strigis, se alimentaban de sangre, eran más violentas que las mujeres vampiros de leyendas más recientes. En la antigua Roma, las temían pero habían sabido tratar con ellas. Sísifo también. Habían quedado tan impresionadas con la amabilidad con que las trató, que prometieron no atacar a ningún ser humano, mientras él estuviera vivo. Con su muerte, se había terminado el pacto. Fueron ellas quienes se encargaron de descolgarlo y de enterrarlo con honores. Ulises negoció con ellas, para renovar el pacto. A partir de entonces, tuvieron disponibles vasijas, llenas de sangre de ganado. Ellas aceptaron, a cambio de que Sísifo fuera reivindicado.

51 comentarios:

  1. Sísifo acaba de ser muy bien reivindicado en tu entrada. perfecta.

    ResponderEliminar
  2. Un sabor a leyenda clásica, Sísifo, Ulises, ¿Circe? Todo mezclado y bien condimentado con gotas vampíricas. Buenas chicas las strigis, al final se contentan con sangre de ganado, muy bien logrado astuto Ulises, astuto Demiurgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, me gustan los mitos. Y quería que los personajes tuvieran nombres. Y recordé estos dos personajes. Sísifo, el astuto que engañó a la muerte, más de una vez. Y Ulises, su presunto hijo, que hizo una visita al Hades y llamó la atención de Circe, tal vez más peligrosa que esta chicas. Lo de la hoz de oro tambien es algo mitico.
      Que se hayan conformado con sangre de ganado es merito de estos Sisifo y Ulises.

      Eliminar
  3. Ah, es que las mujeres, vampiras o no, somos muy vengativas, pero sobre todo con las de nuestro propio sexo...

    Rienda suelta a la venganza, suena bien, eh?
    Damas malévolas o féminas justicieras?

    Muy bueno, mi enhorabuena!

    Besito y café.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poco de las dos cosas, sucede que tal vez no eran indiferentes a Sísifo, muy seductor de bellas mujeres. Parece que no se limitaba a las humanas.

      Eliminar
  4. UFFF!!! Terrorífico relato.
    Me gustó.
    Gracias por tu visita y dejar tu huella.
    Un beso y buen día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. agradezco ese UFFF!!!
      Significa que logré la atmosfera que no sabía si iba a tener.
      Gracias.

      Eliminar
  5. La leyenda de las leyenda, que cuentan historias tan terribles como apasionadas.
    Esas mujeres me gustan por el honor que luchan aunque parezca terrible.

    Abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aportaste una visión de mi propio relato, que no había pensado. Si tienen honor, es algo a favor de ellas, aunque sean violentas.
      Que buen comentario.

      Eliminar
  6. Bueno, las leyendas dan para multiples interpretaciones, y Sisifo se presta ha muchas leyendas, las vampiras juegan a vengarse, qué es lo que deben hacer, asi que todo en su sitio.
    Saludos querido amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cierta forma, todo en su sitio. Parece ser que Sísifo era importante para ellas. ¿De que manera? Es una buena pregunta.

      Eliminar
  7. A pesar de ser personajes míticos, aquí parecen como en una historia de comics entre heroes y heroinas, con todo lo bueno y lo malo que ello conlleva. Una buena mezcla en esta historia del árbol del ahorcado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No niego haber influencias de los comics. Y no ninguna contradición con los mitos, siendo una influencia de los comics, incluso con villanos como Circe, Eris (la discordia), Fobos, Deimos, y el mismo Ares. En esta historia, creo que hay grises, las strigis son peligrosas. No está claro que se hayan limitado a atacar a quienes mataron a Sisifo.
      Muy buen comentario.
      Gracias y un abrazo.

      Eliminar
  8. Hay historias que tienen ingredientes varios, los suficientes para echar miedito. Pero un pacto es un pacto, sangre mediante, lo importante es que finalmente fue cumplido. Me ha gustado ese toque de ficción que le das al relato, otorgándole una perspectiva totalmente diferente y personal, de la que vengo leyendo. Muy bueno!
    Besos!
    Gaby*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Es un logro de de causar miedito. Pero hay un pacto que se cumple y se renueva, porque las mujeres terrorificas tienen palabra.
      Besos.

      Eliminar
  9. Muy interesante historia me ha gustado

    ResponderEliminar
  10. En toda trama de malos y buenos, siempre hay matices por los que los gestos nobles logran destacar a los personajes íntegros de los más mezquinos. Estas terroríficas strigis al menos demostraron ser agradecidas, jjeeje.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es curioso que siendo terrorificas, son muy admiradas por los lectores. Que encuentran rasgos positivos.

      Eliminar
  11. Un relato que tiene un mix de leyenda con mística y mitología.
    Me gustó que las mujeres cobraran venganza y como lo contás
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Empezando con las strigis, es una historia con rasgos mitologicos. No son muy mencionadas, así que podía inventar bastante. Es curioso como despertaron simpatias y adhesiones.

      Eliminar

  12. Vengar la muerte de Sísifo con otras muertes, es amor más allá de la muerte. O quizá, locura de amor, porque el hecho de matar a otros, no te devuelva a tu amado. La realidad, en ocasiones, supera la ficción de algún relato.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es significativo como Sísifo despertó tantas pasiones entre ellas. Amor y locura pueden ser una buena definición de esta historia. Tal vez superen esa tragedia con Ulises.
      Interesante planteo.

      Eliminar
  13. Menuda historia, si que da un pelin de repeluz. Noches sangrientas por esas vapiresas, vengativas o justicieras. Una locura colectiva me pareció.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por lo primero, ese efecto es el que buscaba. Una buena definición, locura de un lado y locura del otro. Por suerte, el mediador tuvo un sucesor, que detuvo toda esa locura.

      Eliminar
  14. Sísifo con su encanto sujetó a las mujeres de la hoz de oro. Una vez muerto, comenzaron las matanzas hasta que Ulises, al parecer hijo de Sísifo las convenció para dejar las matanzas y saciar su sed de sangre con sangre de ganado. Ingredientes míticos para una historia de seducción, de amor de venganzas y compromisos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es todo un mérito haberlas sujetado. Igual el de su posible hijo. Buena definición.

      Eliminar
  15. Vaya leyenda más siniestra, pobre Sísifo, menos mal que se renovó el pacto, sinó acaban con la humanidad.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No con la humanidad, tal vez sí con los habitantes del lugar. Por suerte, Sísifo tuvo un sucesor, para negociar con ellas.
      Lo siniestro es un efecto que buscaba.

      Eliminar
  16. Hola !!
    Una leyenda muy mística y sobrenatural, quizás veamos al pobre Sísfilo deambulando por la alcoba de alguna dama infiel que cae a sus encantos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracia por tu comentario. Me gusta tener nuevos lectores. Como me gustó tu relato.
      Es notable como este relato despertó tantas emociones, tanta adhesión a un personaje como Sísifo, incluso admiración mujeres bellas y letales. Puede ser que haya pasado algo como lo que mencionás. Que haya habido damas infieles interesadas en él. Ese puede haber sido el origen de Ulises.
      Y parece ser que estas feminas nocturna también cayeron ante su seducción.

      Eliminar
  17. igual que tracy , creo que sísifo fue reivindicado con tus palabras... sin dudas jeje...

    un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hay quienes coincidieron en eso. Gracias por el comentario.

      Eliminar
  18. De miedo y de malos buenos. Es la ventaja de negociar con strigis inteligentes.
    Ameno y la sangre repartida con delicadeza.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo menos de malos con ciertos principios. Y las strigis son inteligentes o enamoradas, como sugirieron algunos comentarios.

      Eliminar
  19. crees en las casualidades casuales, crees que las casualidades se dan por..., crees que no existe la casualidad?, en fin, preguntas que apuntan hacia lo inexplicable o hacia lo explicable...
    y te comienzo así el relato por que en el libro que ando leyendo me paré justamente en una parte que trata a cerca de unas mujeres sitas en un vergel en medio del desierto, sitas en el año 1180 y tantos, cuando la toma de hatim por saladino...ando leyendo que eran mujeres que se alimentaban de sangre de niños para permanecer eternamente jóvenes...
    y joderse, que yo haya parado en esa parte y que luego lea precisamente tu texto,,,¿acaso no es cosa de brujas?
    medio beso, demiurgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En parte se puede explicar por cierta fascinación por vampiros y seres similares, sobre todo si se trata de bellas mujeres. Tuve en cuenta lo poco que encontré sobre las strigis, definidas como mujeres vampiras, aunque relacionadas con el buho en lugar de murcielagos, o como brujas. Por eso lo de la hoz de oro. Y tal vez más brutales. Aunque pueden negociar si hay alguien habil enfrente.
      Lo que hayas leido los textos muy próximos es una notable...¿Casualidad?

      Eliminar
    2. Y anoche estuve viendo Underworld la rebelión de los licans. Para agregar a las casualidades.

      Eliminar
  20. Sisifo es un personaje de la serie Lost Canvas de Saint Seiya, no crei que volveria a escuchar su nombre fuera de la serie en mencion.

    Por cierto, has continuado con la lectura del manga de Claymore?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que un nombre mítico, de ahí lo saque. Seguro que en la serie hicieron lo mismo, tal como tomaron otros nombre e historias de la mitologia griega. Es una gran fuente de inspiración, para Dc y Marvel, por ejemplo.
      Tendria que retomar la lectura.

      Eliminar
  21. Muy acorde al tema, terrorífico. Un relato con varios elementos bien conjugados, buena habilidad para darle un ritmo sostenido y de ágil lectura (lo que se agradece). Muy buen aporte, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, quería que fuera terrorifico. Me costo pensarlo. Luego la primera escritura fue rápida, sin pensar. Y vino lo dificil corregir, eliminar parrafos, para no excederme en la extensión. También eliminar algunas precisiones, para dar lugar a diversas interpretaciones. Incluso corregir algunos detalles. Parece que dio resultado.

      Eliminar
  22. Yendo a mi que campo, veo otra demostración que las situaciones solo se resuelven mediante negociaciones y parece que Ulises era un grande en la materia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese podria ser un resumen, mejor que llevarse por la ira, que puede traer un desastre al desatar la ira de alguien más peligroso. Sí, Ulises parece ser un negociador con astucia, no es casual su nombre. Tal vez haya aprendido algo de Sísifo. Y tal vez las feminas nocturnas lo hayan escuchado por su parecido físico a aquel que tan habilmente atrajo su atención.
      Gracias por el comentario.

      Eliminar
  23. Pues yo me he quedado impresionada de tu imaginación y todos los condimentos de que dispones. Ni una línea, podría escribir, ni hablar de hacer un pacto.... En fin, a tono con la propuesta, espeluznante e inquietante, espero los dioses te premien evitando que ninguna de esas mujeres se crucen en tu camino. (aunque he oído que las hay peores... :)
    un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias, mi imaginación ha tenido la ayuda de mis lecturas, sobre algunos mitos, leyendas y de como conseguir una atmosfera de terror. Ya que ese era el tema. Si es por elegir prefiero cruzarme con una sílfide. Puede ser que hayas peores, estas pueden ser atraídas por alguien especial y respetan los pactos.
      Gracias por tu comentario. Tu relato me gustó.

      Eliminar
  24. soy el comentario 48??! se está disparando tu blog amigo!

    cuando leía el cuento pensé que la historia iba por le lado de los animales, alguno con garra... pero no, se fue a lo mitológico...

    felicitaciones entonces por todo... salu2

    ResponderEliminar
  25. Bueno, tené en cuenta que contestó los comentarios uno por uno. Así que serían la mitad. Aun así son bastantes. Suelen tener bastante comentarios las entradas relacionadas con estas convocatorias.
    Y parece que lo mitológico gustó.
    Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  26. Revisando, veo que no hice mi comentario.
    El temor a la noche, el amor y el desencanto. No pocos elementos que suman a esta vuelta en la historia de Sísifo. Me gustan las alegorías, las que están o las que imagino. Y el relato es fértil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal haya temas recurrentes en los relatos que escribo para los jueves. Este tal vez hubiera ido para el encuentro juevero que propuse. ¿Puede enamorarse una tenebrosa y sexy mujer nocturna? La interpretaciones que hicieron otros comentaristas parecen indicar que sí. Están bien las alegorias que imaginas. Los lectores aportan mucho a un relato, lo completan.
      Gracias.

      Eliminar